"Los bares demostraron ser un lugar de encuentro más seguro que una casa de familia"

Alejandro Pastore, referente del Paseo Pellegrini y secretario de la Cámara Hotelera Gastronómica de Rosario, alertó sobre la posibilidad de cerrar nuevamente locales por el aumento de casos de coronavirus.
0028501340

Alejandro Pastrore, referente del Paseo Pellegrini y secretario de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Rosario (Aehgar), resaltó hoy que los bares "demostraron ser un lugar de encuentro más seguro que una casa de familia" respondiendo a los dichos del gobernador Omar Perotti quien ayer destacó que en caso de mantenerse el aumento de casos de coronavirus, se volverá a la fase 1, al tiempo que destacó que "los primeros que cerrarán serán los últimos que abrieron".

El aumento de casos de coronavirus en Rosario encendió las alertas en el sistema de salud provincial. De aquellas semanas en que registraban pocos positivos de la enfermedad a los datos alarmantes de los últimos días pasó poco tiempo. Tal vez era un escenario poco esperado, pero ocurrió. El sector gastronómico hotelero reabrió sus actividades el pasado 8 de junio cumpliendo los protocolos correspondientes, más allá de algunos excesos por parte de algunos establecimientos que fueron sancionados. Sin embargo, los dichos del gobernador Perotti volvieron a causar incertidumbre y angustia en el sector.

"Sostenemos que más allá de lo que coyunturalmente hagamos en materia económica, los bares y restaurantes han sido un espacio de encuentro social y de vínculos, ajustándose a los protocolos. Desde el 8 de junio, que reiniciamos la actividad en salones, terrazas y veredas, hasta esta parte no tuvimos que lamentar contagios dentro de los bares. Incluso desde esa fecha, y por un tiempo prolongado. la curva de la ciudad había seguido en cero. Eso nos demuestra que la actividad gastronómica bien realizada, ajustándose a los protocolos, nos brinda garantías y nos permite sostener el vínculo social", expresó hoy Pastore en declaraciones al programa Todos en la Ocho, de LT8.

El secretario de Aehgar dijo recibieron comunicaciones de parte de algunos clientes que dieron positivos de la enfermedad pero que se contagiaron en otros ámbitos. Al mismo tiempo, recordó que el secretario de Salud de la provincia, Jorge Prieto, recomendó hacer reuniones en los bares y no en casas porque había un protocolo que se sostenía. "A nosotros nos parece que ese es el mismo argumento por el cual la actividad no debe retroceder. Eso sin analizar cuestiones de perfil económico en las que podría hablar de la situación crítica que vive el sector y lo que podría pasar si cierra el sector".

"No lo decimos nosotros que vayan a un bar -insistió Pastore-, pero las mismas autoridades de Salud lo dicen. Entiendo en que en la medida que la situación se complique, uno analiza restringir otro tipo de actividades. Pero las actividades de encuentro familiar siguieron incluso, luego de la prohibición. Por eso insisto en que esa reuniones se realicen en un bar, donde se acota el tiempo de encuentro, donde se va a higienizar las mesas, nuestras manos, donde nos vamos a desplazar con tapabocas, donde se va a limitar la cantidad de personas y vamos a tener menos chances de contagios. Porque está demostrado que el incremento de la curva se dio por relajar medidas en encuentros familiares y en el trabajo".

El referente del sector gastronómico explicó que no hay datos que afirmen que la actividad en bares y restaurantes implican un mayor riesgo para la población a la hora de los contagios."Al menos estadísticamente estamos en cero casos", recalcó Pastore quien, más allá de admitir que hubo errores y deben corregirse con más controles, reforzó la idea de que "los bares y restaurantes son un espacio de encuentro con un nivel de seguridad más elevado que un domicilio porque la gente se ajusta más a las normativas".

Fuente: La Capital

Te puede interesar