Rodríguez Larreta rechazó la reforma judicial que impulsa el Gobierno: “Requiere un consenso mucho más amplio”

POLÍTICA Por Gustavo Alzirac
El jefe de Gobierno porteño criticó que el oficialismo haya "apurado" el trámite en el Senado y pidió más tiempo para debatir el proyecto
GURYNLDE5ZEANOWJOWQAWIH54E

En medio de una escalada discursiva entre el oficialismo y la oposición, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró este lunes que la reforma judicial que impulsa Alberto Fernández “requiere un consenso mucho más amplio”.

En sintonía con lo acordado por la plana mayor de Juntos por el Cambio –que tras un Zoom profundizó sus críticas al proyecto–, el alcalde porteño señaló que “un tema tan trascendental para nuestro país” exige un profundo proceso de diálogo “que incluya a todos los partidos políticos, las organizaciones sociales, los expertos en el tema y a toda la sociedad”.

En esa línea, lamentó que, a pesar de que este tipo de acuerdo “lleva tiempo”, el Senado haya decidido avanzar igual “apurando” el tratamiento del proyecto. “No es la forma. Se requiere más tiempo para debatirlo”, dijo a través de las redes sociales.

Si bien coincidió en la necesidad de mejorar la Justicia para que sea más “cercana y transparente” y para que resuelva los casos “en tiempos razonables”, el jefe de Gobierno argumentó que este objetivo solo se logrará tras una amplio debate que genere los consensos necesarios.

Y agregó: “Tenemos que seguir trabajando para lograr el postergado traspaso de las competencias a la Ciudad de Buenos Aires. Siempre he defendido y seguiré defendiendo la plena autonomía de la Ciudad”.

A pesar de no haber perdido su impronta moderada, las declaraciones de Rodríguez Larreta tienen un fuerte impacto político dado que se trata del dirigente con mejor imagen de la oposición y también porque no suele posicionarse públicamente en confrontación con el gobierno nacional.

“Desde que arrancó la pandemia Horacio marcó posición en todos los temas importantes, en las cuestiones que sacaron a la gente a la calle: liberación de presos, expropiación de Vicentín y reforma judicial”, explicaron a Infobae fuentes cercanas al alcalde.

Sin embargo, su postura se enmarca en un escenario de tensión entre la Casa Rosada y el macrismo que alcanzó un pico este fin de semana cuando el presidente Alberto Fernández aseguró que a la Argentina “le fue mejor con el coronavirus que con el gobierno de Macri”.

Los dichos del mandatario desencadenaron una rápida condena por parte de las principales figuras de Juntos por el Cambio, que lo acusaron de fomentar la grieta y de hablar de forma irresponsable.

No obstante, Alberto Fernández redobló la apuesta y aseguró que al inicio de la pandemia Macri le sugirió que debía dejar que “se murieran los que tuvieran que morirse”. El ex presidente negó haber dicho eso.

“Algunos me recomendaban que la economía no se frene y que deje frenada la sociedad, que se caigan los que se tengan que caer, que se enfermen los que se tengan que enfermar y que se mueran los que se tengan que morir. Yo preferí preservar la vida de la gente, la salud de los argentinos, antes que ganar un peso más en la economía”, sostuvo Fernández durante la inauguración de una estación de trenes en Pilar.

Este lunes, tras una reunión de la que participaron tanto Rodríguez Larreta como Mauricio Macri, Juntos por el Cambio adelantó que tampoco participará de la reunión de la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo que analizará el decreto de necesidad y urgencia (DNU) que define como “servicios públicos esenciales” los de telefonía celular, televisión paga e internet.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar