Reinfección por COVID-19: ¿alcanzaremos alguna vez la inmunidad colectiva?

CORONAVIRUS Por Belén FILGUEIRA
El primer caso documentado de reinfección por coronavirus, confirmado por científicos de la Universidad de Hong Kong, tiene en vilo al planeta. En exclusiva con Infobae, la opinión de los especialistas sobre las implicaciones potenciales de estos hallazgos
Y6GLCMNQZXFBWYJYJCJFTWB7MQ

Un hombre de Hong Kong que se infectó inicialmente con COVID-19 en abril y se recuperó por completo fue reinfectado más de cuatro meses después de un viaje al extranjero, informó un nuevo estudio realizado por un equipo de la Universidad de Hong Kong y aceptado por la revista médica internacional Clinical Infectious Diseases.

La investigación pretende ser “la primera documentación del mundo” de un paciente que se recuperó de la reinfección del nuevo coronavirus. Los hallazgos indican que la enfermedad, que ha matado a más de 800.000 personas en todo el mundo, podría continuar propagándose entre la población mundial a pesar de la inmunidad colectiva, dijeron. Sin embargo, teniendo en cuenta los millones de personas que han sido infectadas en todo el mundo, “no fue inesperado”.

Sus infecciones fueron claramente causadas por diferentes versiones del coronavirus, aseguró Kelvin Kai-Wang To, microbiólogo clínico de la Universidad de Hong Kong. “Nuestros resultados demuestran que su segunda infección es causada por un nuevo virus que adquirió recientemente, en lugar de una diseminación viral prolongada”.

El hecho de que el hombre no tuviera síntomas la segunda vez sugiere que aunque la exposición previa no previno la reinfección, su sistema inmunológico mantuvo el virus bajo control. “La segunda infección fue completamente asintomática: su respuesta inmune evitó que la enfermedad empeorara”, dijo Akiko Iwasaki, inmunóloga de la Universidad de Yale que no participó en el trabajo, pero revisó el informe a pedido de The New York Times. “No hay necesidad de entrar en pánico por esta noticia. A pesar de que se volvió a infectar este es un buen ejemplo de cómo debería funcionar la inmunidad en una persona”.


Según las autoridades sanitarias de la ciudad, en un primer momento se pensó que el hombre podría ser un “portador persistente” del SARS-CoV-2, coronavirus causante de la pandemia de la COVID-19, y mantener el agente infeccioso en su organismo desde su anterior padecimiento. Sin embargo, los investigadores de la Universidad de Hong Kong aseguran que las secuencias genéticas de las cepas del virus que contrajo el hombre en abril y en agosto son “claramente distintas”.

Se sabe que los coronavirus del resfriado común causan reinfecciones en menos de un año, pero los expertos esperaban que el nuevo coronavirus se comportara más como sus primos SARS y MERS, que parecían producir una protección que duraría unos años. Pero todavía no está claro qué tan común podría ser la reinfección por el nuevo coronavirus, porque pocos investigadores han secuenciado el virus de cada infección.

Consultado por Infobae, el doctor Francisco Nacinovich, jefe de infectología del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires y miembro de la comisión de vacunas de la Sociedad Argentina de Infectología, explicó: “No se sabe el tiempo de protección aunque las reinfecciones parecen improbables dentro de los tres meses. Estamos aprendiendo de la situación, pero esto muestra que existe la posibilidad. Tampoco significa que esto se vaya a extender. Se supone que las vacunas proporcionarán inmunidad, es decir que desarrollarán inmunoglobulinas que podrán proteger la sangre y la vía respiratoria”.

“Tenemos 23 millones de casos documentados hasta ahora, pero el hecho de que uno de ellos en este momento haya sido reinfectado no debería causar una alarma indebida hasta el momento”, sostuvo Jeffrey Shaman, epidemiólogo de la Universidad de Columbia en Nueva York. “Sin embargo, sigue siendo muy, muy preocupante, y esto no hace nada para disipar eso, que podamos estar sujetos a una infección repetida con este virus”, añadió el experto.


El doctor Iwasaki fue más optimista. Señaló que el hombre no tenía anticuerpos después de la primera infección, pero los produjo después de la segunda exposición. “Se espera que la inmunidad se desarrolle con cada exposición a un patógeno exactamente de esta manera. Cuando tienes una segunda exposición al mismo patógeno, debes elevar el anticuerpo, y eso es lo que está sucediendo”, declaró.

La mayoría de las personas que están infectadas con el coronavirus producen anticuerpos detectables que se espera que protejan contra el virus. “Es probable que la mayoría de los pacientes tengan un cóctel de respuestas inmunitarias que se activen en la segunda exposición”, manifestó Brian Wasik, virólogo de la Universidad de Cornell. Y agregó: “Este paciente de Hong Kong también parece haber estado asintomático en la segunda infección, quizás debido a alguna respuesta inmunitaria”.

Sin embargo, los investigadores dijeron que también es posible que en algunas personas, una segunda exposición resulte más grave. “No se puede generalizar todavía, porque todavía existe la posibilidad de que la segunda infección sea peor”, advirtió To.

Para el doctor Edgardo Bottaro, médico infectólogo y coordinador médico de Helios Salud, “el concepto de reinfección debe diferenciarse del de recaída. La última se refiere a la aparición de nuevos síntomas tras haberse curado del primer evento por la misma cepa. Mientras que la reinfección es un nuevo evento producido una cepa de coronavirus diferente”.

Desarrollar la memoria inmunológica no es diferente a “potenciar la memoria de una persona”, según el doctor Michael Mina, inmunólogo de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard. “Es probable que el ataque inicial con el nuevo coronavirus resulte en una ‘inmunidad no esterilizante', pero el virus provocará una respuesta más fuerte con cada exposición. A menudo son estas segundas y terceras exposiciones las que ayudan a solidificar la respuesta de la memoria a largo plazo“, afirmó.


Se han informado casos de personas dadas de alta de hospitales y que dieron positivo nuevamente a la infección por COVID-19 en China continental. Sin embargo, en esos casos no estaba claro si habían contraído el virus nuevamente después de la recuperación completa, como le sucedió al paciente de Hong Kong, o si aún tenían el virus en su cuerpo desde la infección inicial.

El número preliminar de pacientes en China que dieron positivo nuevamente una vez que fueron dados de alta del hospital fue del 5% al 15%, dijo Wang Guiqiang, un especialista en enfermedades infecciosas del grupo de expertos de China para el tratamiento del COVID-19, durante una conferencia de prensa en mayo.

Una explicación fue que el virus todavía existía en los pulmones de los pacientes, pero no se detectó en muestras tomadas de las partes superiores del tracto respiratorio. Otras posibles causas fueron la baja sensibilidad de las pruebas y la inmunidad débil que podría conducir a resultados positivos persistentes, agregó.

Jeffrey Barrett, experto y consultor del Proyecto Genoma COVID-19 en el Instituto Wellcome Sanger de Gran Bretaña, dijo en comentarios enviados por correo electrónico a Reuters que era muy difícil hacer una inferencia sólida a partir de una sola observación. “Dada la cantidad de infecciones globales hasta la fecha, ver un caso de reinfección no es tan sorprendente, incluso si es una ocurrencia muy rara”, admitió.

“El hallazgo no significa que recibir vacunas será inútil”

“El hallazgo no significa que recibir vacunas será inútil. La inmunidad inducida por la vacunación puede ser diferente de la inducida por la infección natural. Necesitaremos esperar los resultados de los ensayos de vacunas para ver si las vacunas son efectivas”, manifestó To.

Consultada por este medio, Gabriela Piovano, infectóloga del hospital Muñiz, sostuvo: “La inmunidad inducida por la infección natural tiene un tiempo y por eso cuando nosotros estimulamos la inmunidad a través de una vacuna, la mayoría de las veces tenemos que aplicar dos o tres dosis y después refuerzos. La idea es que, hay un tiempo en el que la inmunidad perdura (de seis a nueve meses) y si no hay un nuevo estímulo esa inmunidad va a caer. Pero en el modelo teórico queda una memoria, por la cual si vuelve a ingresar ese germen la persona rápidamente genera anticuerpos y no sufre un segundo episodio de enfermedad”.

Las personas que no presentan síntomas pueden transmitir el virus a otras personas, lo que subraya la importancia de las vacunas. “En el caso del hombre -agregó Iwasaki-, la infección natural creó una inmunidad que prevenía la enfermedad, pero no la reinfección. Para proporcionar inmunidad colectiva, se necesita una vacuna potente para inducir la inmunidad que prevenga tanto la reinfección como la enfermedad”.

La epidemióloga de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Maria Van Kerkhove, dijo el lunes que no había necesidad de sacar conclusiones precipitadas en respuesta al caso de Hong Kong. En general, dijeron los expertos, no está claro con qué frecuencia las personas pueden volver a infectarse y qué tan pronto, después de un primer ataque del virus. “Esas siguen siendo preguntas abiertas, porque una persona que exhibe una reinfección leve, claramente documentada como una cepa distinta del virus, no proporciona suficiente evidencia de una forma u otra”, concluyó Shaman.

Con información de Reuters

Te puede interesar