La Argentina demora el ingreso de importaciones brasileñas por USD 100 millones que están frenadas en la frontera

ECONOMÍA Por Gustavo Alzirac
Las automotrices brasileñas se quejaron ante el gobierno de Jair Bolsonaro por los retrasos de los funcionarios argentinos en aprobar las licencias no automáticas
IMPORTACIONES

Hay más de USD 100 millones en importaciones brasileñas a la Argentina que están paradas en la frontera entre ambos países, en virtud de las demoras del Gobierno argentino en permitir su ingreso al país mediante el sistema de licencias no automáticas, según informó el diario O Globo citando fuentes del gobierno de Jair Bolsonaro.

Las primeras quejas por esas demoras se habían producido a comienzos de año, poco después del comienzo del gobierno de Alberto Fernández. En las últimas semanas, la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea), que agrupa a las terminales automotrices brasileñas, se quejó ante el gobierno de su país por “la demora cada vez más frecuente del gobierno argentino para liberar la entrada de importaciones, incumpliendo las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y el acuerdo entre ambos países”, según O Globo.

Según la OMC, el plazo máximo para dar luz verde a las licencias no automáticas es de 60 días. El acuerdo entre ambos gobiernos, que prevé la liberalización total del comercio de vehículos para junio de 2029, establece un límite de diez días. Sin embargo, en los últimos meses, con la economía argentina sumida en una profunda crisis, algunas demoras superaron los 90 días.

“Varios fabricantes de automóviles están en problemas. Entendemos las dificultades en Argentina por la escasez de divisas, pero los acuerdos son acuerdos”, dijo al diario brasileño el presidente de Anfavea, Luis Carlos Moraes.

“Nos preocupa porque este tipo de restricciones perjudican la previsibilidad del sector y la planificación. En el Mercosur, tenemos un sistema productivo integrado,” agregó Morales, quien consideró que la escasez de dólares en la Argentina terminó creando un sistema de comercio administrado.

Según O Globo, a raíz de algunas medidas que causaron controversias en la Argentina, como el intento fallido de expropiar Vicentin y, más recientemente, el anuncio de un congelamiento de tarifas en el sector de las comunicaciones hasta diciembre de 2020, existe preocupación en el gobierno brasileño por una tendencia de la Argentina hacia el proteccionismo comercial.

La publicación menciona también que “algunas automotrices habrían sufrido presiones para obtener la liberación de licencias a cambio de promesas de inversión en Argentina, actitudes que recordaron, según fuentes, los difíciles años de convivencia entre los dos países durante los gobiernos kirchneristas”.

Las exportaciones del sector automotriz representaron el 4,3% del total de las ventas brasileñas en el exterior en 2019. En ese año, las exportaciones al mercado argentino totalizaron 216.554 unidades, por un monto de USD 2.400 millones. En el primer trimestre de 2020 se enviaron 50,777 unidades, lo que representa una caída del 19% en comparación con el mismo período del año pasado.

Consultado sobre el retraso en la habilitación de licencias de importación a los fabricantes brasileños de automóviles, una fuente de la embajada argentina en Brasil dijo a O Globo que a lo largo de este año se aprobaron licencias para importaciones brasileñas por un total de USD 5.000 millones, de los cuales USD 993 no fueron utilizados.

Según ese testimonio, “cerca del 92% de las solicitudes de licencias no automáticas se autorizan en menos de 72 horas, y hay un saldo pendiente por alguna inconsistencia o falta de información”.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar