La Asociación Internacional de Transporte Aéreo le pidió al Gobierno que autorice los vuelos: “Nos preocupa que Argentina se convierta en otra Venezuela”

ECONOMÍA Por Gustavo Alzirac
IATA volvió a solicitar que no haya más postergaciones en la fecha de reapertura para las operaciones, suspendidas desde fines de marzo
6RL7HXVSPZBGTB6NKCPI6QJ4OE

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) volvió a pedir al Gobierno argentino que no haya más postergaciones en la fecha de reapertura para la operación de los vuelos comerciales, que están suspendidos desde fines de marzo por la pandemia de coronavirus. También solicitó ayuda financiera y asistencia para las líneas aéreas.

Según un comunicado de IATA, la Argentina es el mayor mercado de la región donde la aviación sigue suspendida. “La industria ya no puede aceptar más aplazamientos de las fechas de reapertura. Necesita que se aclare cuanto antes cuándo pueden reanudarse los vuelos, especialmente porque ya están en vigor todos los protocolos de bioseguridad”, señaló la organización.

“Desde el punto de vista de la industria, nos preocupa que el país se convierta en otra Venezuela, que a lo largo de los años ha pasado de ser uno de los mercados clave de la aviación en el continente a tener ahora una conectividad internacional muy limitada”, dijo Peter Cerdá, vicepresidente regional para las Américas de IATA.

“Latam Argentina ha cesado sus operaciones y tres aerolíneas internacionales –Air New Zealand, Emirates y Qatar Airways– han anunciado que no reanudarán sus vuelos a la Argentina, lo que afectará negativamente a la conectividad del país una vez que se reabran las fronteras”, detalló IATA.

Según la asociación global que agrupa a las principales aerolíneas del mundo, el hecho de que varias empresas internacionales ya hayan tomado la decisión de no regresar una vez que se levanten las restricciones muestra la falta de confianza en el mercado.

Durante varios meses, el sector aerocomercial tuvo el horizonte puesto en septiembre como la fecha de largada para los vuelos regulares en la Argentina. Una resolución de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), publicada a fines de abril, había autorizado a las líneas a vender pasajes para volar a partir del 1º de septiembre.

Sin embargo, durante el mes pasado, mientras los números de casos de coronavirus crecieron en todo el país, desde el Gobierno fueron extendiendo esos plazos y aún no confirmaron una nueva fecha. Mientras tanto, se autorizó un cronograma limitado de vuelos especiales al exterior, pero no para vuelos de cabotaje.

La semana pasada, el ministro de Turismo Matías Lammens explicó que la expectativa era retomar los vuelos en octubre para volver a volar dentro del país. Uno de los posibles conflictos es que gobernadores de las distintas provincias no están aún dispuestos a recibir vuelos de otras zonas del país mientras los contagios sigan en aumento.

Según las últimas cifras publicadas por IATA, las aerolíneas con base en la región están mostrando las consecuencias del continuo cierre en muchos países. La demanda en julio cayó un 95%, en comparación con el mismo mes del año pasado, frente a una caída del 96,6% en junio. La capacidad (kilómetros de asientos disponibles) cayó un 92,6% y el factor de ocupación se hundió 27,1 puntos porcentuales hasta el 58,4%, el más alto entre las regiones.

Según el organismo, la crisis de COVID-19 es particularmente difícil para las aerolíneas con sede en la región debido a las “estrictas medidas de cierre”. En julio, el mercado de carga aérea de América Latina fue más pequeño que el mercado africano por primera vez desde 1990, año en que IATA comenzó a realizar estas estadísticas.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar