El Cullen se quedó sin camas en la terapia no covid

SALUD Por Agencia de Noticias del Interior
El Director Poletti pide bajar la circulación de gente en Santa Fe. "Si no tomamos una medida ahora en 14 días podemos tener serios problemas de camas", advirtió
0028448137

En la madrugada de este domingo un herido de arma blanca que llegó al hospital Cullen desde Santo Tomé tuvo que ser derivado al hospital Iturraspe porque no quedaban camas críticas en la terapia intensiva no covid. El director del hospital, Juan Pablo Poletti, dijo  que lo que sucedió es que "hubo un sábado normal" con muchos accidentados y heridos en hechos policiales y pidió tomar medidas para reducir la circulación de personas en la ciudad debido al crecimiento que tuvo la curva de contagios de Covid-19.

"Lo que está completo son las camas críticas no covid. Lo que hicimos es lo que se hace normalmente en un sistema de salud. Habíamos tenido un sábado muy agotador en el Cullen con cinco heridos de armas de fuego, cuatro heridos de arma blanca y doce accidentados, doce cirugías en quirófano lo que hizo que prácticamente haya una atrás de otra. Eso determinó que cuando ingresó este herido y el Iturraspe tenía cama disponible, se lo derivó porque no estaba tan cargado como el nuestro", explicó.

Poletti explicó que cuando en un sistema de salud se cuenta con dos hospitales de tercer nivel y uno tiene agotamiento de camas se producen derivaciones. "Más allá que tenemos seis camas libres para covid, lo que tratamos es no usar esas camas críticas para otra cosa. Lo que tuvimos fue muy parecido a un sábado normal. En la ciudad de Santa Fe la circulación continúa, algo que no debería pasar. Eso termina haciendo que utilicemos camas covid con patologías no covid y eso es lo que no queremos. Por eso derivamos al hospital Iturraspe que todavía tenía camas no covid libres", argumentó.

El Cullen cuenta actualmente con 16 pacientes covid internados, de los cuales 12 están en área no crítica, cuatro en área crítica y hay un quinto sospechoso.

Una buena noticia es que este martes se van a aumentar las camas críticas que serán destinadas a pacientes covid de ser necesario. "Vamos a inaugurar una gran obra que hizo la Sociedad de Beneficencia que nos permite aumentar las camas. Eso fue consensuado con el Ministerio de Salud y la Sociedad de Beneficencia porque eran para la sala de cardiología y lo vamos a utilizar para Coronaria y la Unidad Coronaria va a quedar libre para terapia", dijo Poletti.

Luego amplió: "Eso nos va a sumar 12 camas críticas más de las cuales cuatro van a ser respiradas. Con eso vamos a tener de 34 camas respiradas y vamos a tener un total de 42 camas críticas. Nosotros al hospital lo tenemos diagramado en covid y no covid. En el caso que sea necesario todo va a ser covid y lo no covid irá para otro hospital o para un sanatorio privado".

"Pero, en principio –aclaró–, hoy tenemos 11 camas críticas covid y nos están alcanzando bien. Pero uno tiene que tener un plan para que si esto desborda no empezar a improvisar en el medio de la pandemia que es cuando se cometen los errores. Por eso ya tenemos articulado el plan de adónde mandaríamos lo no covid en el caso que necesitáramos toda la terapia para covid".

Pasando en limpio, hoy en el Cullen hay 19 camas en terapia no covid y 11 camas covid críticas. Las no covid tienen 100 por ciento de ocupación y para Poletti la explicación es que "en la ciudad sigue la circulación normal". Por eso "sigue habiendo accidentados, accidentes de motos con camión, motos con auto, camión con camión, accidentes con fracturas, heridos de arma de fuego, herido de arma blanca. Todo eso ocupa camas de terapia, más las patologías propias de la ciudadanía como los ACV, infartos".

"Cuando nosotros tuvimos la cuarentena estricta, en marzo y abril, llegamos a tener 40 por ciento de ocupación en terapia porque no había circulación y eso hacía que no había accidentados, no había heridos. En esta etapa creemos que reducir la circulación va a ser necesario porque si sigue así, entre lo no covid y lo covid, no hay camas ni hospital que aguante", advirtió.

Luego expuso: "A nivel covid lo de hoy no es grave, pero tenemos que tener la perspectiva de que los cambios que hagamos ahora los vamos a ver a los 14 días. Si esperamos que a los 14 días esté todo explotado, cuando hagamos los cambios vamos a tener que esperar 14 días para ver los resultados y esos 14 días es donde vamos a tener serios problemas de camas".

"Tenemos que ver la película de qué pasaría en 14 días –continuó– si hoy no hacemos los cambios. Los resultados de anoche fueron mejores que los del jueves porque hubo menos contagios, pero cuando uno ve la curva y ve la circulación de la gente en la calle y ve la cantidad de hisopados que se están haciendo, uno que está en salud debe pensar obligadamente, más allá de entender la parte económica, la social y la anímica, que tenemos que cuidar a nuestros profesionales de la salud, a los enfermeros, a los mucamos y la única manera de hacerlo es que no se sature el sistema de salud. Si eso no sucede nos vamos a enfermar todos".

"Hoy no es grave, pero perspectivamente estoy preocupado porque si no hacemos un cambio en la ciudad de Santa Fe va a seguir habiendo mucha gente en la calle y la curva de contagios está subiendo muy rápido", aseguró.

Por último señaló: "Hay que reducir la circulación de gente en la ciudad de Santa Fe. Eso lo digo en función de la realidad del sistema sanitario del centro norte provincial, que no es igual que la del sur. Rosario tiene muchísimos hospitales y sanatorios, mientras que nosotros además de la estadística municipal de la ciudad de Santa Fe recibimos de todo el centro norte provincial. Todos los críticos que no van a ser soportados en Esperanza, Santa Rosa de Calchines, Helvecia, Cayastá, entre otras localidades van a venir al Cullen y al Iturraspe. Si no tomamos todos los casos en una medida global vamos a estar complicados".

Fuente: Uno Santa Fe

Te puede interesar