Para Martín Redrado, la situación actual del dólar “no es sostenible”

ECONOMÍA Por David FRENKEL
El expresidente del BCRA dijo que a la entidad sólo le quedan USD 8.000 de reservas netas y no puede aguantar el ritmo de ventas de lo que va de septiembre. Qué sugiere como alternativa
PIPR5JC3IZGJHAVBYW4XQI6EHQ

El ex presidente del Banco Central, Martín Redrado, dijo en declaraciones radiales que el ritmo de venta de dólares que la entidad viene sosteniendo desde principios de septiembre no es sostenible y sugirió unificar el tipo de cambio acelerando por un lado la devaluación del dólar oficial y por el otro haciendo bajar la cotización de los dólares “alternativos”, como el dólar “Contado con Liquidación” y el “Dólar Bolsa” utilizando los bonos que la autoridad monetaria tendrá en su poder a partir del lunes, resultado del canje de deuda.

El economista y autor de un reciente libro que ya va por la segunda edición, descartó la alternativa de desdoblar el mercado cambiario porque dijo que complicaría enormemente la situación de muchas empresas endeudadas en dólares que, al tener que pagar vencimientos e intereses a un tipo de cambio “financiero”, verían que de golpe sus deudas aumentan 50% o más.

Además, señaló que en el equipo económico hay dos visiones opuestas sobre el mantenimiento del “dólar-ahorro”, apuntando a las diferencias existentes entre el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el actual titular del Central, Miguel Pesce, quien fue vicepresidente de la entidad durante la gestión de Redrado.
El autor de “Argentina primero" dijo que el problema “más grave y urgente” del gobierno es cómo enfrenta la tensión cambiaria. Al respecto, recordó que más de cuatro millones de personas compraron “dólar-ahorro” (la cuota de hasta USD 200 mensuales al tipo oficial, más el pago de 30% de impuesto) y que lo que ocurrió en los primeros 11 días de septiembre “no es sostenible” porque el nivel de reservas “es exiguo, quedan sólo 8.000 millones de reservas netas".

La clave, señaló, es ampliar la oferta de divisas. Y para eso sugirió que el Banco Central utilice la posibilidad que tiene a partir del lunes próximo de disponer de nuevos bonos (por unos USD 8.000 millones) para “generar un horizonte de mediano plazo". Redrado dijo que si el Central vende bonos en el mercado secundario, puede hacer bajar la cotización de los dólares “alternativos”, y a su vez acelerar el ritmo de aumento del dólar oficial, de modo que converjan a una cotización única.

El economista rechazó la posibilidad de suprimir la cuota actual de venta del “dólar-ahorro” y también un eventual desdoblamiento cambiario en un dólar “comercial”, para operaciones de comercio exterior, y otro financiero, para el resto de la demanda de divisas, pues dijo que muchas empresas argentinas que se endeudaron en dólares para financiar proyectos de inversión quedarían en una posición muy comprometida, pues los pagos de capital y el servicio de esa deuda en pesos aumentaría 50% o más.

También criticó el actual sistema cambiario. "Hay que eliminar este regalo de poder comprar dólares a 101 pesos (el valor del dólar oficial más 30 % de impuesto “PAIS”) y vender a 125 o 130″, señaló, “Hay que generar políticas públicas que aumenten la oferta de dólares, no que repriman la demanda”.

Depende

Consultado sobre cuál sería la cotización futura del dólar, Redrado dijo que eso “depende de lo que haga el gobierno". Una primera cuestión, apuntó, es si logra reducir la brecha cambiaria, otra el presupuesto que presentará la semana próxima. “La clave es es cómo financiar la diferencia entre ingresos y egresos; si seguimos financiando con emisión monetaria, la tensión cambiaria va a incrementarse", explicó.

Redrado dijo que prefería no hacer pronósticos sobre el futuro valor del dólar, pero enfatizó que “si el gobierno sigue emitiendo pesos, aumentará la presión cambiaria”. También señaló la importancia de la futura negociación con el Fondo Monetario Internacional, al que sugirió ir con un plan concreto para evitar la imposición de un clásico programa “de ajuste” del FMI.

El economista, cuyo libro plantea una “revolución exportadora” y una profunda reforma tributaria, dijo que la Argentina necesita una hoja de ruta, “Hace falta un plan para atender la falta recurrente de dólares en la Argentina”, insistió en un pasaje en el que sugirió que el gobierno deje de aplicar “parches”.

“A algunos no les gusta hablar de plan -dijo, en obvia alusión al presidente Alberto Fernández, quien tiempo atrás declaró al periódico británico Financial Times que no cree en los planes económicos- entonces hablemos de proyectos, por ejemplo, como duplicar las exportaciones, qué hacemos en materia de innovación, cómo incentivamos la investigación y desarrollo en las empresas para generar valor agregdo, qué hacemos en infraestructura".

Para eso, dijo, hace falta una “visión integradora” y dio como ejemplos históricos los casos del ministro de Economía Juan Vital Sourroille, cuando en 1985, durante el gobierno de Alfonsin, lanzó el Plan Austral; Domingo Cavallo, cuando en 1991, durante el gobierno de Menem, lanzó el plan de Convertibilidad; y Roberto Lavagna, a partir de 2002, primero en el gobierno de Duhalde y luego, hasta fines de 2005, en el gobierno de Néstor Kirchner.

Dadas esas referencias y consultado sobre si ahora había “equipo económico”, Redrado dijo que sí lo hay, pero con dos visiones distintas sobre la cuestión del dólar. Sin mencionarlos, se refirió a la posición del actual titular del Central, Miguel Pesce, de restringir aún más o eliminar la venta del “dólar-ahorro”, y la del ministro de Economía, quien cree que una medida así impulsaría el valor de los dólares “alternativos”, cuestión sobre la que -recordó- el propio presidente Alberto Fernández había hablado semanas atrás, cuando se mostró abierto a la posibilidad de restringir o eliminar el “dólar-ahorro" pero fue disuadido de la idea por el ministerio de Economía, que en la misma jornada emitió un comunicado afirmando que ese canal se mantendría inalterado y la venta de dólares amainaría a partir de la concreción del canje de deuda. Cosa que, sin embargo, hasta ahora no ocurrió.

Fuente: Infobae

Te puede interesar