Funcionario provincial a contramano del mundo

Cuando alguien va en contra de lo que la gran mayoría opina, lo menos que tiene que hacer es tratar de interiorizarse y ver el por qué de tan disímil opinión. Es el caso del titular de Bioquímica de la provincia, Germán Henrich, que está en contra de los testeos masivos
0028752638

“Es falso pensar que si hacemos más testeos nos vamos a salvar o bajar la curva de contagios. Estados Unidos tiene un nivel de análisis altísimo y no pudo contener la pandemia”. Con esa afirmación, el titular de Bioquímica de Santa Fe, Germán Henrich, puso blanco sobre negro en relación una de las tantas teorías divulgadas desde que se expandió el coronavirus. Confirmó que la Nación envió 40.000 test rápidos cuyo resultado se podrá conocer en poco más de media hora.
Según los registros de las autoridades sanitarias de Santa Fe, el ritmo de procesamiento de los análisis de coronavirus en los laboratorios públicos y privados de Santa Fe se incrementó en las últimos días hasta alcanzar casi los 3.500 estudios diarios.
En el laboratorio central de Santa Fe ayer se realizaron 500 análisis, otros 450 en el Hospital Centenario de Rosario, 150 en Granadero Baigorria, 800 en el Cemar, donde el número descendió, porque llegó a procesar casi 1.500 por día.

También analizaron 70 muestras en hospital de Niños zona Norte, aunque dirigidas a pacientes de terapia intensiva. A ellos se sumaron las procesadas en laboratorios privados, donde el promedio diario es de 1.000 en Rosario (13 centros); y otras 500 repartidas en laboratorios de Santa Fe y el norte de la provincia.

Descomprimir   

El funcionario además confirmó que entre mañana y el lunes se va a definir la estrategia para distribuir los 40.000 testeos rápidos que mandó el gobierno nacional, y que ayudará a descomprimir los laboratorios.

Se trata de un hisopado tradicional que se va a realizar en territorio a las personas ambulatorias con síntomas. Los resultados se obtendrán en algo más de 40 minutos, incluida la carga y el procesamiento analítico de los datos del paciente.

 “Se van a distribuir la semana que viene luego de que la Nación decidiera federalizar el recurso. Restan algunas reuniones con Epidemiología para coordinar y definir zonas y barrios, porque se van a aplicar en territorio, la gente no tiene que ir al hospital”, aclaró Henrich.

>> Leer más: En los barrios populares, la mitad de los hisopados ya es positivo

El funcionario fue categórico a la hora de definir la importancia de los testeos en el panorama sanitario actual. “No se puede hacer hincapié solamente en los testeos. Hay que pensarlo al revés. Primero se elaboran estrategias de abordaje, y luego se piensa a quienes testear, cómo y en qué momento”.

Por eso como primer paso valoró el contacto del paciente con el médico. “En esa entrevista se observan los síntomas, se hace la consulta, se charla y, si corresponde, se ordena el test”. Según su mirada, es desacertada la ecuación instalada por los medios en relación la incidencia de los test para aliviar los contagios.

 
 
Los testeos no bajan la curva

“No es que si hacemos más testeos nos salvamos, nos es así. Nos vamos a contagiar menos si seguimos estrictamente con el protocolo de aislamiento. Lo primero es aislarse, y después los equipos de salud analizan la situación epidemiológica”, recalcó.

 Consultado si los test rápidos en territorio ayudarían a descomprimir los laboratorios, insistió: “Hay que tratar este problema sanitario desde otra arista. Estados Unidos tiene una impresionante capacidad de testeo, pero no se salvó de una enorme cantidad de muertes y cadena contagios. Los mismo que cuando se puso como ejemplo Chile. El meollo está en el caso sospechoso, y el aislamiento de los contactos estrechos”.

 Y reiteró las recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación, que “insiste en el trabajo en territorio con casos sospechosos, y contactos estrechos. El éxito es identificar a los contactos de los positivos y aislarlos. Es una tarea de campo muy grande”. El titular de Bioquímica provincial apeló a que la ciudadanía comprenda que “la principal herramienta para bajar la circulación de Covid-19 es que contagiados y contactos estrechos respeten las recomendaciones de aislamiento. Eso tiene que entrar en la cabeza”.

Fuente: La Capital de Rosario

Te puede interesar