La reemplazante de Ameri en Diputados dijo que el escándalo erótico era previsible

POLÍTICA Por Gustavo Alzirac
Alcira Figueroa se refirió a las denuncias por acoso sexual y mal trato hacia mujeres que recaen sobre Juan Ameri: “No nos extrañó lo que sucedió, pero fue vergonzoso y doloroso”
JL44YCFV4NE2NIU5QK3G2OAZLY

Denuncias de acoso y mal trato hacia mujeres compañeras de militancia recaen sobre Juan Ameri luego de su salida del Congreso de la Nación tras haber protagonizado un escándalo de alto contenido erótico. Alcira Figueroa, quien ocupará su banca, aseguró que lo sucedido era previsible: “No nos extrañó, pero fue vergonzoso y doloroso”.

Figueroa es antropóloga, representante de la Comisión de Familiares de Detenidos-Desaparecidos de Orán, localidad de donde es oriunda, e integrante del INTA, además de defensora de la ley de aborto legal. Pese a su curriculum vitae, por cuestiones de la “vieja política”, ocupó el cuarto lugar de la lista de diputados nacionales por Salta en las elecciones legislativas de 2017, detrás de Ameri.

Tuvo que volverse viral la escena del diputado besando los pechos de su mujer mientras transcurría la sesión del último jueves para que Figueroa pueda ingresar al Congreso Nacional. Tras el repudio del oficialismo y la oposición, y las presiones dentro del propio bloque del Frente de Todos, Ameri presentó la renuncia que sería aceptada en la madrugada del viernes. Ahora su lugar será ocupado por Alcira Figueroa.

“Lo que ocurrió era predecible”, expresó la dirigente salteña este domingo en declaraciones al canal América. Según comentó, en el mes de enero hubo presión de un grupo de mujeres, militantes del Frente de Todos en Salta, que se oponían a que Ameri continúe como legislador nacional. “Hubo un reclamo de algunas mujeres del espacio, jóvenes, con quienes tuvo una mala conducta; hubo denuncias por acoso sexual”, por lo que el escándalo erótico “no nos extrañó”. No obstante, remarcó que “fue escandaloso, vergonzoso y doloroso”.

“Cuando algunas compañeras expresaron lo que había pasado con él en redes sociales, nosotros como parte del Partido de la Victoria hablamos con nuestras autoridades porque no estábamos de acuerdo que asuma y nos dijeron que no había una denuncia formal, y que no había pruebas contundentes, con lo cual tenía que asumir”, reveló Figueroa sobre el respaldo con el que contaba Ameri al que calificó como “vicios y prácticas de la vieja política”.

“Esto es una muestra de lo que es Salta, no puedo opinar lo que pasa en otras provincias, pero en Jujuy pasa algo parecido. Puedo decir que este hecho de tener un personaje en una lista se repite en muchos lados y después tenemos que sufrir estas situaciones que impactan en toda la sociedad. Estos son vicios y practicas de la vieja política, de la política tradicional, que lleva muchos años, donde la lista se conforma en una mesa chica de dos o tres personas por el dinero y el poder”, denunció.

Por este tipo de diferencias, Figueroa y su espacio se alejaron del partido “pero no renunciamos a la militancia, tenemos convicciones”. “Queremos un país diferente, más igualitario, inclusivo y participativo”, defendió la dirigente salteña quien aseguró que sintió “una profunda desilusión” en su momento “pero no bajé los brazos”.

Por último, destacó el avance del feminismo que permitió que las mujeres puedan “ir ocupando espacios de decisión". ”Quiero valorizar el trabajo de las mujeres en las calles que nos ha ido empoderando", remarcó Alcira Figueroa.

El jueves pasado, en medio del escándalo y mientras Sergio Massa y Máximo Kirchner presionaban para lograr la renuncia de Ameri, el oficialismo salió a instalar en redes sociales el hashtag #AlciraAlCongreso, en alusión a la dirigente salteña que finalmente terminará ocupando la banca que dejó el protagonista del escándalo erótico.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar