La Corte, el nuevo fetiche de Cristina Kirchner

OPINIÓN Por Daniel Bilotta
Es difícil que el criterio que adopte hoy con el per saltum de los tres jueces modifique el lugar que ocupa en el imaginario oficialista. La máxima autoridad del único de los tres poderes donde la influencia de la vicepresidente todavía es resistida.
03-corte-cari

Al kirchnerismo le resulta increíble que el titular de la Corte haya convocado a una reunión extraordinaria para tratar esos casos valiéndose de una de las pocas facultades delegadas en él por el resto del cuerpo 

Un detalle importante para comprender el mensaje de Alberto Fernández a Carlos Rosenkrantz. Al kirchnerismo le resulta increíble que el titular de la Corte haya convocado a una reunión extraordinaria para tratar esos casos valiéndose de una de las pocas facultades delegadas en él por el resto del cuerpo.

Sospecha de otra decisión colegiada, la figura que utiliza la Corte para disfrazar las serias disidencias internas sobre las que maniobra una aparente mayoría integrada por Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda. La misma que con el voto de Elena Higton de Nolasco desplazó a Ricardo Lorenzetti de la presidencia el año pasado. Lo que tal vez confiera otro sentido a la pregunta retórica del presidente: qué está buscando Rosenkrantz.

El mandato del titular de la Corte vence un mes antes de las elecciones de 2021. Esa mayoría promueve una alternativa distinta a quienes ya ejercieron la conducción. La supuesta incapacidad de incidir en ese proceso es la cuestión latente que inquieta al oficialismo.

Sobre todo, por la asociación que efectúa de Rosatti y Maqueda con el peronismo que el 20 de diciembre renueva autoridades del PJ nacional. Los gobernadores pretenden que sea presidido por Fernández. Una forma indirecta de rechazar la estrategia de Cristina frente a la crisis económica. Concentrar poder en ella y en La Cámpora.

Sergio Uñac (San Juan), Juan Manzur (Tucumán), Gustavo Bordet (Entre Ríos) y Omar Perotti (Santa Fe) se proponen "echarle llave al partido" con un candidato que desaliente a Cristina a pensar en otro. El problema es que su prioridad no coincide con la de sus aliados en esta iniciativa.

Los gobernadores pretenden evitar que la vicepresidente les dispute poder con las PASO. El peronismo porteño, el Movimiento Evita e intendentes de la Primera Sección precisan que Fernández los habilite a competir con el kirchnerismo, una amenaza a su supervivencia.

Cristina hurga en esas diferencias. Consintió los cambios al Presupuesto para duplicar a San Juan el monto de obras públicas. Uñac cree que debería resarcirse al resto de las provincias por los fondos que recibirá la de Buenos Aires por la quita del 1,2 por ciento de coparticipación a la ciudad.

Sergio Massa llega disminuido al debate por el PJ. No controla el municipio de Tigre, protegido por Cristina desde que el intendente Julio Zamora dialoga con Axel Kicillof. Tal vez sea una aprehensión maternal. Máximo recela del gobernador y ella de la relación que su hijo tiene con el titular de la Cámara de Diputados.

Le atribuye a él y a un grupo de intendentes de la región Sur y Oeste del conurbano haber agitado el reclamo salarial de un sector de la policía bonaerense. Massa no está dispuesto a perder influencia. Organizó la resistencia presentada a la purga con la que Sergio Berni intentó fortalecer a los jefes de esa fuerza, Daniel García y José Figini. Resultó un operativo de alcance limitado.

Aunque efectivos a su mando rodearon la Quinta de OIivos, Hugo Gabriel Natiello sigue al frente de la Superintendencia de Seguridad Amba Norte I (Escobar, San Isidro, Vicente López, Tigre y Moreno) y Walter Jaquet de la Amba Sur II (Almirante Brown, Lomas de Zamora Esteban Echeverría y Ezeiza).

Verónica Magario fracasó en ese cometido. Las gestiones de la vicegobernadora no impidieron que Claudio Echeverry sea desplazado de la Amba Oeste. Comprende a Merlo, General Rodríguez y Hurlingham. Pero también a La Matanza, Morón e Ituzaingó, donde impactó fuerte esa protesta.

Los 7500 millones de pesos que ingresarán esta semana a la Tesorería bonaerense desataron el malestar entre los intendentes y Kicillof por el control de esos fondos, correspondientes al plan de Seguridad anunciado por el gobierno nacional a principios de mes.

Esos recursos no serán administrados por Berni, protagonista de un hecho inédito. Por primera vez un ministro supera al gobernador en la expectativa de la opinión pública. Pero también al hijo de la vicepresidente que desea hacerse fuerte en la Provincia.

Un conflicto adicional en el kirchnerismo que proyecta su tensión sobre el que mantienen Cristina y los intendentes por el control del conurbano. Los alcaldes están convencidos de que la situación económica provocará un desgaste en la vicepresidente. Confían en volverse imprescindibles en esa situación y con eso destrabar su reelección.

Es una diferencia con el enfoque de Cristina. Les recomendó elegir sucesor antes que lo haga ella. El fenómeno de las usurpaciones aporta un paisaje estremecedor a esta puja. El juzgado de Garantías N° 1 de Moreno ordenó el 24 de septiembre la detención de Celeste González Rodríguez y Emilene Pezo González por la toma de cuatro hectáreas en Cuartel V y Trujillo a fines de agosto.

De nacionalidad paraguaya, reivindican su pertenencia a la gestión de la intendente Mariel Fernández, dirigente del Movimiento Evita. El municipio de Moreno tomó parte activa en la denuncia judicial. Las González incitaron a los ocupantes a enfrentar a la policía durante la ocupación.

Andrés "El Cuervo" Larroque encuentra dificultades para cumplir la orden que tiene. Organizar el desalojo de la toma de Guernica esta semana. Son mayoría los que exigen un estímulo económico para abandonar el predio. También los que no tienen residencia en Presidente Perón. Blanca Cantero es cuestionada por el resto de los intendentes de la Tercera Sección.

La región donde se definen las elecciones presidenciales es un agujero negro en el universo de Juntos por el Cambio. Mauricio Macri comisionó allí a Miguel Ángel Pichetto. Horacio Rodríguez Larreta duda entre María Eugenia Vidal y Diego Santilli para competir por la gobernación. Para eso, alguno de los dos deberá encabezar la lista de diputados nacionales el año que viene.

Pero antes el jefe del gobierno porteño deberá llegar a un acuerdo con Néstor Grindetti, Jorge Macri, Julio Garro, y Diego Valenzuela. Los intendentes de Lanús, Vicente López, La Plata y Tres de Febrero reclaman ser reconocidos por retener sus Municipios ante la derrota de Macri y Vidal. El problema es que Macri desea ser candidato a gobernador. Grindetti está dispuesto a respaldarlo. A menos que sus posibilidades sean menores a las de Vidal o de Santilli.

La conversación del oficialismo está enfocada en el presente. Cristina accedió a que el Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap) sea transferido del ministerio de Vivienda al de Desarrollo Social. La gestión de Daniel Arroyo es una de las más criticadas por la vicepresidente.

Fernanda Miño seguirá siendo la titular del Renabap. Responde a Juan Grabois, el dirigente cartonero que hace un mes alentó las usurpaciones. Una contradicción menor comparada con la de Martín Guzmán y Fernanda Raverta. En el presupuesto 2021 no hay partidas asignadas al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Casi 9 millones de personas recibieron hasta ahora sus tres cuotas.

La posibilidad de pagar una cuarta antes de fin de año pone al Gobierno en una disyuntiva, resumida con dramatismo por una fuente de la Jefatura del Gabinete. "Hay que elegir qué se complica: el presupuesto o el conurbano" 

Daniel Bilotta para La Nación 

Te puede interesar