La justicia griega declara que el grupo neonazi Aurora Dorada es una organización criminal

INTERNACIONALES Por Simón DERONDA
La policía lanza gases lacrimógenos contra la multitud que protestaba en Atenas contra el movimiento radical, que llegó a ser tercera fuerza del país
527UDKIIHFBNPPJSN47N6APRGY

El Tribunal de Apelaciones de Atenas ha declarado este miércoles a la cúpula de Aurora Dorada, incluido su líder, Nikolaos Mijaloliakos, culpable de dirigir una organización criminal. Se trata de una decisión que hace historia en Grecia y en el movimiento antifascista, al entender que los crímenes cometidos por los miembros y militantes del partido político neonazi, que llegó a ser tercera fuerza política del país, se realizaron bajo el amparo y órdenes de Aurora Dorada. Mijaloliakos y otros seis líderes de Aurora Dorada fueron declarados culpables de dirección de banda criminal, mientras otras 18 personas lo fueron de pertenencia a dicha organización criminal. Además, Mijaloliakos y los exdiputados de Aurora Dorada Yannis Lagós e Ilias Kasidiaris fueron declarados culpables por posesión de armas.


Miles de personas se han manifestado este miércoles precisamente frente al Tribunal de Apelaciones de Atenas en espera del veredicto. Los manifestantes, que la policía griega ha cifrado en alrededor de 20.000, han acudido a los aledaños del tribunal desde primera hora de la mañana, donde han colocado varios altavoces para reproducir canciones de Pavlos Fyssas, asesinado en 2013 por un militante de Aurora Dorada que confesó durante el proceso.

La multitud que se agolpaba ante el tribunal, entre quienes se encontraba el ex primer ministro Alexis Tsipras, ha celebrado los veredictos. También la madre de Pavlos Fyssas estaba presente en esta movilización, emocionada tras enterarse de la sentencia, según la televisión pública ERT.

Por la céntrica avenida Alexandras se acumulan las pancartas con mensajes como “No son inocentes”, “El fascismo no es una opinión, es un crimen”, “¡Paul está vivo! ¡Condenen a los nazis!” o “El miedo no vencerá”. Todos los grandes partidos políticos están presentes para condenar el fascismo, incluida una representación del partido en el Gobierno, el conservador Nueva Democracia, y los líderes del principal partido de la oposición, el izquierdista Syriza.

Poco después del veredicto, un pequeño grupo de manifestantes lanzó cócteles molotov y la policía antidisturbios, que ha desplegado unos 2.000 agentes en Atenas hoy con vistas al veredicto, respondió lanzando a la multitud gases lacrimógenos, granadas aturdidoras y dispersándola con un gran cañón de agua.

Aurora Dorada llegó a ser la tercera fuerza parlamentaria del país con 18 de los 300 escaños del Parlamento, desde donde denunció que esta investigación es una persecución judicial contra sus miembros. No obstante, en los últimos comicios parlamentarios en Grecia, la formación no consiguió superar el 3% de los votos que necesitaba para obtener representación.

En el Tribunal de Apelaciones, la juez Maria Lepenioti tenía este miércoles varias cosas sobre la mesa: se juzgaba a 68 personas, de las cuales una veintena son exdiputados y directivos del partido, incluido su fundador y jefe Mijaloliakos. Se les acusaba de “liderar una organización criminal” y se enfrentan a penas que oscilan entre cinco y 15 años de prisión.

Además, el tribunal debe pronunciarse sobre tres casos. El primero es el asesinato del rapero Fyssas, con arma blanca el 18 de septiembre de 2013, a la edad de 34 años, delante de una cafetería de su barrio de Keratsini, un suburbio del oeste de Atenas. El asesino que confesó el crimen, Yorgos Roupakias, miembro de Aurora Dorada, fue declarado culpable de todos los cargos y se expone a cadena perpetua.

Los otros dos casos abordan dos “intentos de homicidio” en los que están implicados varios miembros de Aurora Dorada: uno contra pescadores egipcios el 12 de junio de 2012 y el otro contra integrantes del sindicato comunista PAME el 12 de septiembre de 2013. Todos los acusados fueron declarados culpables.

Fuente: El País

Te puede interesar