El doctor de Trump confirma que el presidente ya no es contagioso

INTERNACIONALES Por Antonia LABORDE
Antes de conocer el último parte médico, el presidente estadounidense ya había agendado tres mítines para la próxima semana
D5ETT5BV35HLNGPKDO5IN5JBBE

El parte médico publicado la noche de este sábado asegura que Donald Trump ya no es contagioso. El doctor del presidente estadounidense, Sean Conley, ha asegurado que el republicano cumple con los criterios del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) para poner fin al confinamiento de manera segura y que según los “estándares actualmente reconocidos” ya no se lo considera un riesgo de transmisión para los demás. El mandatario dio positivo de coronavirus hace nueve días y esta mañana realizó su primer acto público con un discurso ante medio millar de seguidores desde el balcón de la Casa Blanca.

 
A tres semanas de las elecciones y antes de que se hiciera público que era seguro que Trump rompiera el aislamiento, el equipo de campaña del republicano ya había agendado tres mítines para la próxima semana: Florida el lunes, Pensilvania el martes e Iowa el miércoles. Los esfuerzos del presidente están puestos en algunos de los territorios claves para ganar las elecciones presidenciales del 3 de noviembre. Desde que se contagiara con el virus que ha provocado la muerte de más de 210.000 personas en Estados Unidos le ha quitado hierro a la enfermedad. A pesar de que dijo haberla “entendido” durante su hospitalización, su llamamiento ha sido a no tenerle miedo y no dejar que determine la vida de los ciudadanos.

El discurso de esta mañana en los jardines de la Casa Blanca duró apenas 18 minutos. La Administración insistió en que no era un acto de campaña en una propiedad federal, sino un mensaje sobre sus esfuerzos para imponer la ley y el orden en el país. Sin embargo, gran parte de los convocados —que no respetaron la distancia social recomendada— pertenecían a un grupo llamado “Blexit”, un movimiento que busca convencer a los afroamericanos y otras minorías de que abandonen el Partido Demócrata y se sumen al Partido Republicano. Tampoco hubo nuevas propuestas y atacó a su rival demócrata en los comicios, el exvicepresidente Joe Biden.

“Me siento muy bien”, afirmó el mandatario desde el balcón y falsamente aseguró que el virus estaba “desapareciendo”. Estados Unidos ha encadenado tres días consecutivos con más de 50.000 casos diarios y en 40 de los 50 Estados, las cifras de contagio son mayores que las de la semana pasada. El evento de esta mañana tuvo lugar a unos metros del Rose Garden, donde hace exactamente dos semanas el presidente celebró el nombramiento de la juez Amy Coney Barrett para integrar el Tribunal Supremo. De los asistentes a ese encuentro, más de una docena han dado positivo y los contagiados vinculados a la Casa Blanca ya superan la treintena.

Fuente: El País

Te puede interesar