Guzman juega al corto plazo: financia déficit con deuda, en lugar de emisión monetaria

ECONOMÍA Por Estefanía POZZO
El resultado de la licitación eleva el porcentaje de rollover de octubre al 246% en el mes. Esto le permitió al Tesoro devolverle $100.000 millones al Central
0038191129

El resultado de la licitación de ayer dejó dos señales importantes, una para el Gobierno y otra para el mercado: los inversores prefieren los instrumentos atados a la cotización del dólar o aquellos en pesos a muy corto plazo; y el abultado resultado obtenido servirá para que el Tesoro reduzca su dependencia financiera del Banco Central. Con los cinco títulos licitados ayer, el Ministerio de Economía recibió efectivo por $254.671 millones, monto más que suficiente para hacerle frente a los vencimientos por $108.700 millones de esta semana.
En total, Economía recibió 1912 ofertas por toda la canasta de títulos. De las colocaciones en moneda local, los dos instrumentos más demandados fueron la Lecer con vencimiento el 4 de diciembre, por la que buscaba $20.000 millones pero terminó adjudicando $57.459 millones a una TNA de 1%; y la Lede que vence el 30 de diciembre, por la que había licitado $20.000 millones y terminó adjudicando títulos por $51.355 millones con una TNA de 35%. Entre ambas Letras, el Gobierno recibió efectivo por $108.814 millones, es decir el 42% del total recaudado. Mucho menor éxito tuvieron el Boncer 1,1% y el Bono Tasa Badlar más 100 puntos básicos, ambos con vencimiento en 2021, por los que Economía adjudicó $8.660 millones y recaudó efectivo por $9.836 millones.


Desde la mesa de un banco le dijeron a Ámbito que el porcentaje alcanzado entre la Lede y la Lecer se debe a que permiten administrar la liquidez de corto plazo con mejores rendimientos que otras opciones. “Si la inflación de octubre se ubicara en 2,9% (apenas 0,1pp más que septiembre y es un cálculo conservador) el rendimiento anualizado es 34,8%. Si a eso se le suma un punto por encima del CER, el inversor se lleva 35,8%. El plazo fijo a 30 días paga 34%, entonces se está convalidando una tasa por encima de los depósitos que se le pagan a los minoristas y a los mayoristas”, explicaron.

La estrella de la colocación, sin embargo, fue el Bono del Tesoro Vinculado al Dólar con vencimiento el 29 de abril de 2022. Los inversores entraron en pesos a un tipo de cambio de $78,2067 (A 3500 de ayer) y vieron convalidado un rendimiento semestral anualizado de 0,1%. La Secretaría de Finanzas -a cargo de Diego Bastourre- terminó adjudicando el equivalente de u$s1660 millones y embolsando efectivo por $129.804 millones, casi el 51% de la colocación.

La señal al mercado vino en un comunicado que llegó en conjunto con el resultado de la licitación. El equipo financiero informó que, por los montos conseguidos, el Tesoro devolverá $100.000 millones que el Banco Central le giró como Adelantos Transitorios. “Se reducirá la asistencia monetaria brindada por el BCRA en el marco de la pandemia, avanzando hacia una composición de financiamiento consistente con los objetivos de convergencia y estabilidad macroeconómica”, dijo la Secretaría de Finanzas. En total, durante octubre las devoluciones llegan a los $136.000 millones.

Finanzas resaltó también el “sostenido y creciente nivel de refinanciamiento de los instrumentos de deuda pública”. “En octubre, la Secretaría de Finanzas obtuvo fondos por $420.583 millones, que permiten finalizar el mes con un financiamiento neto positivo aproximado de $250.000 millones, lo que representa un ratio de rollover del 246%, el mayor del año”, describieron. Esto es lo que brindó la espalda necesaria para reducir la asistencia monetaria.

La lectura en el mercado, coincidieron varios analistas, es positiva aunque enciende algunas señales de alarma por el riesgo de vincular el dólar con la deuda pública. Federico Furiase, director de EcoGo, le dijo a Ámbito que “el mercado se tiró de panza a la licitación dólar linked en este contexto de brecha cambiaria y expectativas de devaluación”. “Esto es importante desde el punto de vista macro porque frente a los altos vencimientos de pesos de muy corto plazo que hay, el mercado estaba demandando un activo atado al movimiento del dólar oficial”, consideró. “De los vencimientos de pesos que hay en noviembre y diciembre, con esta colocación dólar linked y CER logran pasar para 2021 y 2022 el 33% de los vencimientos de pesos y eso es menor presión potencial sobre el CCL. Ese es el puente financiero que brinda esta colocación”, reflexionó.

El riesgo, siempre según el economista, es que no se aproveche el puente financiero y la colocación termine saliendo “más caro” a futuro. “Esto es solo un puente financiero, porque es patear para adelante colocando un instrumento atado a la evolución del dólar oficial cuando hay una brecha cambiaria arriba del 100%. Lo importante es que el Gobierno aproveche este puente financiero que da la colocación dólar linked para hacer una consolidación fiscal y monetaria creíble que permita descomprimir definitivamente la brecha, porque sino el costo de la colocación atada al dólar puede terminar siendo cara más adelante”, analizó.

Fuente: Ámbito

Te puede interesar