Comenzó la audiencia judicial que definirá el conflicto de la familia Etchevehere

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
La jueza del Tribunal de Juicios y Apelaciones de Paraná, Carolina Castagno, puede resolver de tres maneras: disponer el desalojo de la estancia Casa Nueva, rechazar la apelación de pleno u ordenar al Juzgado de Garantías de La Paz que revise el rechazo a la cautelar
WB6I53JN6VD4LIGNUZDL6JTAJ4

Tras el rechazo del juez subrogante de La Paz, Raúl Flores, al pedido de desalojo solicitado por la querella y el Ministerio Público Fiscal (MPF), las partes acusadoras apelaron y será la titular del Tribunal de Juicios y Apelaciones de Paraná, Carolina Castagno, la que resolverá hoy el conflicto de la familia Etchevehere.

La audiencia en los Tribunales de calle Laprida al 200 comenzó poco antes de las 9:30. El primero en hablar es el fiscal Oscar Sobko. Con barbijo de manera preventiva, comenzó a exponer la sitaución. A su lado, con máscara, se encuentra la fiscal Mónica Carmona . La jueza Castagno, también con máscara, lo escucha atento. “Vinimos a solicitar el respeto y el cumplimiento del estado de derecho”, le dijo.

Al mismo tiempo, en el ingreso a la ciudad desde Santa Fe, se desarrolla una manifestación de productores rurales. Bajo un gazebo improvisado, los hermanos varones Etchevehere siguen la audincia por YouTube desde su celular.

El abogado del ex ministro Luis Miguel Etchevehere y su familia, Rubén Pagliotto, buscará junto a los fiscales que se disponga directamente el desalojo de Dolores Etchevehere y los militantes del Proyecto Artigas, liderados a nivel nacional por Juan Grabois.

“No vamos a discutir si Dolores es heredera de Don Félix Luis Etchevehere, pero el dueño del campo es una Sociedad Anónima. Ahí está el engaño y el abuso de confianza”, le djio el fiscal Sobko a la jueza. Asimismo, le recordó el motivo de la medida cautelar y le pidió “volver al estado anterior de los hechos”.

“Entendemos que existe un delito y se turbó la posesión pacífica del campo”, añadió Sobko para justificar su posición.

A su turno, la fiscal Bessa refutó los argumentos del juez Flores y dijo que Dolores Etchevehere “no tiene derecho de irrumpir en el predio” y que hizo abuso de la confianza. “No se trata de analizar si es heredera o no. Este es un caso de violencia psicológica”, añadió.

Sin embargo, Castagno cuenta con otros dos escenarios posibles además de disponer el desalojo: rechazar la apelación de pleno u ordenar al Juzgado de Garantías de La Paz que revise el rechazo a la cautelar. Cabe recordar que en este último caso ya no será Flores el que resuelva sino que retomó las actividades el titular natural del Juzgado, Walter Carballo.

La defensa de Dolores Etchevehere, a cargo de Lisandro Mobilia y Daniela Verón, buscarán que Castagno rechace la apelación de la parte acusadora con el objetivo de que se ratifiquen sus derechos sobre parte de la estancia, en sintonía con lo resuelto por Flores.

En caso de que Castagno decida rechazar la apelación y ratifique lo actuado por Flores, la situación puede llegar a estancarse si es que las partes no llegan a un acuerdo.

El pasado domingo por la mañana se realizó una audiencia de conciliación que fracasó ya que la representación de los hermanos Etchevehere se ausentó sin dar aviso al juez Flores argumentando que habían recusado al magistrado. Quizá la salida de Flores permita un eventual espacio de acuerdo, aunque el ex ministro Etchevehere aseguró que no va a “negociar con usurpadores”.

En esa audiencia, a pesar de la ausencia de Pagliotto, los abogados defensores propusieron una serie de medidas tendientes a resolver el conflicto en un punto medio: que se negocie en un lugar dispuesto por el Colegio de Abogados de Entre Ríos (CAER), que la dirección de Catastro Provincial disponga que parte del terreno le corresponde a Dolores y que se dispongan ingresos distintos al predio para que todas las partes puedan hacer valer sus derechos sobre la propiedad.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar