Se terminó el sueño "castrista" de Grabois

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
La Policía entró al campo de los Etchevehere y comienza el desalojo de la ocupación. Pasadas las 15 ingresaron Fuerzas Especiales de La Paz, la Policía de Entre Ríos y el Centro de Operaciones de Emergencia. Dolores Etchevehere, que se encuentra dentro del casco, se resiste a acatar el fallo que la obliga a dejar el lugar
4UZOHXHIABCLNCZCZTY32OYU4Y

Las imágenes de incidentes que se vivieron esta mañana en Guernica podrían trasladarse esta tarde a Entre Ríos. Es que luego del fallo judicial que ordenó el desalojo del campo “Casa Nueva”, ocupado ilegalmente por Dolores Etchevehere y militantes que responden a Juan Grabois, efectivos de la Policía de la provincia llegaron al lugar y armaron un doble cordón para avanzar con el operativo.

Pasadas las 14, un grupo de efectivos abrió una tranquera y permitió el ingreso de una camioneta policial que se estacionó a pocos metros de la entrada. Detrás del vehículo se sumaron más policías que también se detuvieron en el lugar. Fue recién después de las 15 cuando ingresaron siete camionetas con efectivos de las Fuerzas Especiales de La Paz, la Policía de Entre Ríos y el Centro de Operaciones de Emergencia. Fuentes policiales le confirmaron a Infobae que el operativo podría finalizar por la noche o incluso en la madrugada.

La demora se generaría porque las autoridades judiciales “deben notificar a los presentes, controlar si no hay cosas rotas, comparar todas las cosas que los Etchevehere consignaron que existen en el casco con la realidad. También el conteo de animales y otros elementos”.

 
Y agregaron: “Si se niegan, se los debe esposar a cada uno y sacarlos por la fuerza”.

     La Policía de Entre Ríos ingresó después de las 15Si bien la gobernación pretende un procedimiento pacífico, Dolores Etchevehere se resiste a cumplir con la decisión judicial. “No voy a salir, me van a tener que sacar muerta”, aseguró.

A las 13.30, una primera delegación de policías llegó al predio con la notificación formal de la decisión adoptada por la jueza del Tribunal de Juicios y Apelaciones de Paraná, Carolina Castagno. Minutos más tarde, empezaron a organizar el operativo para ingresar al predio en caso de que no haya una salida voluntaria y pacífica de los actuales ocupantes.

 
 
A pocos metros del ingreso se encuentra Luis Etchevehere junto a su mamá y a otros integrantes de la familia y a la presidente del PRO, Patricia Bullrich, quien esta mañana celebró lo dispuesto por el Poder Judicial.


 
La decisión judicial

La titular del Tribunal de Juicio y Apelaciones de Paraná, Carolina Castagno, desestimó el planteo de Dolores Etchevehere y ordenó hoy el desalojo de la estancia Casa Nueva, ocupada por militantes de Juan Grabois. Durante una larga exposición, la magistrada defendió el derecho a la propiedad privada, calificó la ocupación como un accionar “inconsulto y clandestino” y avaló el reclamo de los hermanos Luis Miguel, Juan Diego y Arturo Sebastián Etchevehere, y su madre, Leonor Barbero Marcial.

 
Según la jueza Castagno, en base a las pruebas recolectadas, tanto Dolores Etchevehere como el resto de los ocupantes “invadieron el terreno” ubicado en la provincia de Entre Ríos y ordenó la “restitución inmediata” vía un “desalojo pacífico”.

Así, la Justicia avaló la presentación que realizó tanto la fiscalía a cargo de Oscar Sobko y Mónica Carmona, como la querella del abogado Rubén Pagliotto, quienes aseguraron que la propiedad de la estancia es de Las Margaritas SA. La firma ganadera es la histórica empresa de la familia Etchevehere, que tiene como presidenta y accionista mayoritaria a la madre de los hermanos en conflicto.

 
Emoción y festejo

Alas 11 de la mañana, los hermanos varones Etchevehere junto a su madre Leonor y la jefa del PRO Patricia Bullrich se fundieron un golpe de puño tras escuchar desde sus celulares que la jueza Carolina Castagno desestimó el planteo de Dolores, su hermana, y ordenó hoy el desalojo de la estancia Casa Nueva. En medio de gritos de festejo, Luis Miguel, el ex ministro macrista de Agroindustria, se levantó de su reposera visiblemente emocionado hasta las lágrimas y comenzó a abrazar a todas las personas que se acercaron a felicitarlo. De fondo, un grupo de peones gritó: “Viva la propiedad privada” y luego entonaron el himno nacional entre aplausos y golpes a elementos metálicos.



 

“Hoy es un gran día, triunfó la justicia y lo que nosotros sostuvimos. Ahora esperamos que de la misma forma que nosotros habíamos aceptado el primer fallo del otro lado hagan lo mismo y salgan de manera pacífica”, explicó Luis Miguel Etchevehere aún emocionado minutos después de oír la resolución frente a los medios.

“Me van a tener que sacar muerta”

Dolores Etchevehere, la mujer que ocupó el campo familiar y permitió el ingreso de militantes que responden a Juan Grabois, adelantó que no acatará el fallo que la ordenó a dejar el inmueble. En un audio al que accedió este medio, aseguró: “No voy a salir de acá, me van a tener que sacar muerta”.

“Una vez más la Justicia de Entre Ríos falló a favor de los poderosos, a favor de los corruptos. Esto es un ejemplo de lo que yo viví estos 11 años de calvario. Siempre, cada vez que yo trato de ejercer mis derechos hereditarios, mis derechos naturales, siempre la Justicia de Entre Ríos favorece a los corruptos y acepta sus órdenes”, aseguró la mujer luego de que la Justicia le ordenara restituir la posesión del campo familiar a su mamá y a su hermano Luis.

Fuente: Infobae

Te puede interesar