¿Se abre el diálogo?: Juntos por el Cambio planteó condiciones para debatir un acuerdo con el Gobierno nacional

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
En medio de las internas en el frente, dos referentes del espacio coincidieron en la postura que adoptará la oposición tras el llamado impulsado por Cristina Kirchner.
Juntos-por-el-Cambio-1

Desde que culminó la presidencia de Mauricio Macri y su posterior alejamiento de la política nacional, Juntos por el Cambio carece de una figura de liderazgo. En los últimos días, a poco menos de un año de las elecciones legislativas, desde el frente opositor reavivaron los debates internos. Esta vez el punto en discordia fue la respuesta al llamado de unidad que impulsó la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Luego de la carta abierta de la ex presidenta, las voces opositoras se hicieron eco de las palabras y esbozaron sus lecturas al respecto. Esto desató un sinfín de posturas dentro de un frente que disputa el liderazgo político en su interior, sobre todo en el llamado al diálogo que planteó la vicepresidenta. El diputado Mario Negri y el auditor general de la Nación, Miguel Ángel Pichetto, coincidieron en este punto.

«El que debe convocar a un acuerdo es el Presidente, no la vicepresidenta. Es poco serio como se maneja esto. El que gobierna tiene que proponer una agenda de diálogo. Lo que no podemos es someter a los argentinos a una nueva frustración», expresó Mario Negri. Además, el jefe de la bancada opositora en la Cámara Baja subrayó que la agenda del gobierno «es la de la vicepresidenta» y pidió que el Ejecutivo termine con el «chantaje institucional».

Debatir una agenda compartida

Según planteó Negri, para abrir el diálogo entre las partes «debe haber normalidad institucional, equilibrio, independencia de la Justicia y, a partir de esto, sí, el Gobierno debe explicar cuál es la agenda de problemas estructurales que todos debemos enfrentar mancomunadamente». Por otro lado, Miguel Ángel Pichetto coincidió con el diputado y adelantó que la oposición respalda la idea de abrir el diálogo si se contempla el debate de temas que consideran esenciales.

«Es posible si el diálogo fuera sincero, si se abriera un marco razonable y responsable para enfocar los problemas del país y poner una agenda constructiva para reducir el gasto público, avanzar en el orden fiscal, reestablecer el valor de la propiedad como señal a empresas», detalló el excandidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio.

Con información de www.elintransigente.com

Te puede interesar