Santa Fe: más de la mitad de las personas que ingresan a terapia intensiva fallecen

CORONAVIRUS Por Aquiles Noseda
El sistema sanitario sigue tensionado en toda la provincia, pero con el punto rojo en Santa Fe y Rafaela. Espera que la ola llegue a Reconquista
5f6f7b0fabac6_1004x565

A pesar de la reducción de casos diarios de coronavirus informados en los últimos días, desde el Ministerio de Salud de Santa Fe advierten que el sistema sanitario sigue tensionado en toda la provincia de Santa Fe.
Si bien es cierto que la baja en los contagios le dio oxígeno a los efectores del sur provincial, el punto rojo se presenta por estos días en el centro de la bota santafesina.

Rodrigo Mediavilla, director provincial de Salud, graficó que “la ola golpeó fuerte primero a Venado Tuerto, después a Rosario. Hoy, el punto rojo y crítico está en Rafaela y Santa Fe”.

“En venado Tuerto la ocupación hoy es del 70 por ciento y en sala general del 50. Hoy Rosario tiene 23 camas de terapia intensiva libres, cuando hemos tenido noches de una, de dos, de tres camas. Hoy hay una tensa calma con respecto al covid en el sur de Santa Fe”.

Situación diferente en el centro-norte de la provincia, donde la situación “se va enrojeciendo”. Precisó que Rafaela tiene un 80 por ciento de saturación, con un leve descenso, y que la saturación en Santa Fe es del 76 por ciento”.

Aclaró que “el sistema sanitario está tensionado en toda la provincia” e insistió en los puntos críticos actuales: Santa Fe y Rafaela.

En la cartera sanitaria esperan que la ola de contagios y de internaciones, que hoy golpea fuertemente a esta capital, llegue en algún momento a Reconquista. En ese sentido, graficó: “Las estadísticas dicen que va a llegar a Reconquista. Los casos podrían aumentar y el punto rojo se podría mover; eso puede suceder. Esperemos que no”, dijo esperanzado.

A pesar del margen de disponibilidad de camas, Mediavilla insistió que el Ministerio de Salud mantiene sus “estrategias para tener planes de contingencia para que el sistema sanitario pueda seguir respondiendo en caso de llegar a situaciones extremas”

“En Rosario tenemos un descenso de contagios, lo cual nos abre una pequeña brecha de esperanza”, comentó. Igual, prefirió ser cauto y continuar con las medidas de prevención.

Esta semana, la ciudad de Santa Fe superó las cien muertes por coronavirus. El funcionarios señaló que la mortalidad está acercándose al 1,45 por ciento. “Es mayor al número que veníamos manejando e inferior al que se está manejando a nivel nacional, que es superior al 2,5 por ciento. Igualmente, es probable que ese porcentaje aumente en Santa Fe.

Con respecto a la mortalidad en terapia intensiva, el director provincial de Salud explicó que “el porcentaje de sobrevida es de entre el 40 y 50 por ciento”. Se desprende de esos porcentajes de que todos los ingresan a cuidados intensivos, entre el 50 y el 60 por ciento fallecen.

Semanas atrás, Pablo Dusso, presidente del comité de Bioética del Cullen, comentó a UNO Santa Fe que los pacientes con Covid que llegan a necesitar un respirador tienen más de un 50 por ciento de posibilidades de morir". Y añadió: "De los pacientes que llegan a terapia intensiva tenemos cerca de un 70 por ciento que va a necesitar respirador. Hay respiradores para todos, pero ese es el promedio de ocupación de respiradores. Mientras que también hay métodos alternativos para tratar de no llegar al respirador porque cuando el paciente llega ahí ya es más difícil sacarlo".

Destacó que “ninguna persona ha quedado sin atención” en Santa Fe, y añadió: “La gente que falleció fue por complicaciones propias de la enfermedad. El sistema de salud ha respondido. La salud es un derecho y la salud pública dio respuesta a la gente no mutualizada y también a la que tenía obra social”.

Con respecto al personal sanitario, Mediavilla comentó que permanece “en tensión”, y profundizó: “La terapia intensiva siempre es un lugar donde hay mucho stress; sumado la pandemia y a que ocho meses que el personal está al frente de esta situación. La atención es mucha, no solo de intensivistas, sino de enfermeros; kinesiólogos. Es difícil estar trabajando con la muerte. Ojala que está tendencia (a la baja de casos) nos permita un oxígeno”.

Por Aquiles Noseda para Uno Santa Fe

Te puede interesar