Tarifas: Aranguren pidió que Guzmán no le tenga miedo a Cristina Kirchner

ECONOMÍA Por Agencia de Noticias del Interior
El ex ministro de Macri alertó sobre el aumento del déficit fiscal, el deterioro de los servicios y el riesgo de pasar de exportar a importar energía. Un estudio dice que el nivel general de tarifas cayó 25% en un año y 43% desde abril de 2019, cuando empezó el congelamiento

El ex ministro de Energía del gobierno de Mauricio Macri, Juan José Aranguren, dijo en declaraciones radiales que el congelamiento de las tarifas de electricidad y gas hasta marzo de 2021 provocará “un deterioro en la calidad del servicio” y definió la política del actual gobierno de postergar el congelamiento tarifario “es más de lo mismo” que ya hicieron los gobiernos kirchneristas-

Tanto el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien hace una semana dijo que “veía lejos” un ajuste tarifario, como el secretario de Energía, Darío Martínez, quien aseguró que las tarifas quedarán congeladas hasta marzo del 2021 y antes aún, el interventor del Ente Regulador del Gas, Federico Bernal, habían anticipado una nueva postergación de la salida del congelamiento de las tarifas de luz y gas, iniciado en abril de 2019, durante el gobierno de Macri.

Martínez había dicho que el gobierno trabaja en tarifas “que se puedan pagar” y que “no impliquen que la gente deje de consumir otros bienes y servicios”. Al respecto, Aranguren dijo que esa política de procastinación solo agravará los problemas.

“La verdad es incómoda. Un gobernante tiene que gobernar con la verdad y no hay que vender espejitos de colores a los que lo eligieron”, dijo el ex funcionario y ex ejecutivo de Shell Argentina.

Sin miedo

Además, en referencia a las palabras de la vicepresidente Cristina Kirchner -quien en un acto el viernes, delante del presidente Alberto Fernández y los miembros del gabinete, dijo que los ministros y ministras que “tienen miedo” era mejor que “se busquen otro laburo”- Aranguren dijo que “espero que el ministro de Economía, Martín Guzmán, no tenga miedo para decir que congelar las tarifas va a aumentar el déficit fiscal”.

“Si uno quiere regalar la energía, eso lleva a que pasemos a ser de exportadores de energía a importadores. Si como consecuencia de su decisión de política energética pasamos a importar la energía, vamos a tener que pagar en una moneda dura lo que en Argentina podríamos producir en pesos. El Gobernante tiene que decir las cosas como son y explicarlas y subsidiar a aquellos que lo necesitan, como empezó a hacer la gestión anterior con la Tarifa Social, que también se puede mejorar”, insistió Araranguren.

La política del congelamiento “ya la vimos”, dijo Aranguren, quien adelantó que “el verano y el invierno van a ser difíciles; habría que esperar ver como se recupera el aparato productivo después de la pandemia, cuán duro realmente es el próximo invierno y si hay poca oferta de gas”.

El nivel de las tarifas

Un reciente “Boletín de Precios y Tarifas Públicas” publicado por la Universidad de La Plata, actualizado a octubre, dijo que en términos reales (esto es, teniendo en cuenta la inflación) el nivel general de las tarifas públicas entre ese mes de 2019 y de 2020 cayó 25% y que la caída fue del 43% respecto de abril de 2019, cuando se inició el congelamiento.

El estudio, que lleva la firma de los economistas Walter Cont, Fernando Navajas, Francisco Pizzi y Alberto Porto, señala que todas las tarifas (luz, gas, transporte, telecomunicaciones) “exhiben un comportamiento similar de profundo deterioro en valores reales entre 2001 y 2015, recuperación entre 2016 y 2019 y disminución nuevamente en 2020.

En términos de niveles históricos, dice, los niveles de tarifas de 2019, luego del ajuste, son similares a los de 2005 e inferiores a los de 2001 entre un 19 y un 36% y los de este año son similares a los de 2007, hacia el final del gobierno de Néstor Kirchner, e inferiores entre un 24 y 40% a los de 2001.

“Los precios –dice el Boletín- experimentan un fuerte incremento hasta marzo/abril de 2019 cuando se modificó la dirección. El grupo que experimentó en mayor incremento es el de menores ingresos (que es el que tuvo las mayores disminuciones en el periodo anterior), seguido del nivel general para grupo de ingresos medios y finalmente el menor aumento correspondió para los consumidores de mayores ingresos. Si el nivel general para el grupo de menores ingresos se calcula considerando la tarifa social el ajuste es el menor”.

El trabajo considera todo tipo de tarifas, desde luz y gas hasta transporte de cargas por camión y ferrocarril y de transporte y telecomunicaciones, aunque para evitar distorsiones en el índice general, desde febrero se dejaron de considerar las tarifas aéreas, debido a la suspensión de vuelos debido a la pandemia y la cuarentena.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar