El Congreso cierra el año con el tratamiento de leyes de fuerte impacto social y económico

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
La despenalización del aborto y la Plan de los 1.000 días se define en el Senado, mientras que en Diputados se apresta a sancionar una nueva fórmula jubilatoria para incrementar las jubilaciones desde el 2021.

El Congreso nacional cierra el 2020 con el tratamiento de proyectos leyes que ya poseen media sanción y que tendrán un profundo impacto social y económico en la Argentina del próximo año.

En el Senado la discusión del proyecto de legalización del aborto llamada Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), junto con la iniciativa para acompañar los primeros meses de los niños -conocida como el Plan de los 1.000 Días- cerrarán el año parlamentario con una sesión que comenzará a media tarde del martes 29 de diciembre y que se extendería hasta el día siguiente.

Ambos proyectos ya obtuvieron sanción de Diputados y, si el Senado los aprueba sin cambios, serán convertidos en ley antes de que finalice el año.

El Plan de los 1.000 Días, para la atención y el cuidado de la salud durante el embarazo y la primera Infancia, fue dictaminado esta semana y obtendrá el aval de la Cámara alta ya que, durante su discusión en comisiones, obtuvo el apoyo de todos los bloques parlamentarios.

El proyecto establece una nueva asignación por Cuidado de Salud Integral, que consiste en el pago de una Asignación Universal por Hijo (AUH) a concretarse una vez por año para ayudar al cuidado de cada niño o niña menor de tres años. Al mismo tiempo, extiende la Asignación Universal por Embarazo (AUE), que pasará de tener seis mensualidades a nueve, para abarcar la totalidad de la gestación.

En tanto, el proyecto para legalizar el aborto en la Argentina cuenta casi con tantos apoyos como rechazos en el Senado, por lo que la definición se conocerá ese mismo día durante el debate.

La ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, Estela Díaz, consideró que “hay un contexto propicio para que el aborto sea ley” y aseguró que si hay posibles modificaciones para complementar o revisar, puede adoptarse en la reglamentación de la ley.

Los conteos de votos extraoficiales apuntan a que la legalización del aborto tendría 34 votos a favor y 34 en contra. Hay tres senadores que no definieron su postura: Lucila Crexell, Stella Maris Olalla y Oscar Castillo. Asimismo, se espera saber qué pasará con Carlos Menem, quien preveía votar en contra, pero en estos días se encuentra internado.

Las últimas leyes de la Cámara de Diputados

El oficialismo de la Cámara de Diputados aspira a convertir en ley el martes, con el respaldo de bloques provinciales, el proyecto de movilidad jubilatoria, por el cual las jubilaciones se ajustarán en forma trimestral con una fórmula que combina en un 50% la recaudación de la Anses y en otro 50% la variación salarial.

En la sesión del martes, los diputados también buscarán aprobar además el proyecto que autoriza al Presidente de la Nación para ausentarse del país durante el año 2021 y el que aprueba el acuerdo entre Argentina y Qatar para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal en materia de la renta y patrimonio.

El proyecto de movilidad jubilatoria, que ya tiene sanción del Senado, será debatido el martes -a partir de las 11- en una sesión especial, la última del año, que se realizará bajo la movilidad presencial con las excepciones de conexión remota para aquellos diputados que integran grupos de riesgo, ya sea por cuestiones de edad o de salud.

La iniciativa recibió dictamen el miércoles pasado en el marco de un plenario de las comisiones de Previsión y Seguridad Social, que preside Marcelo Casaretto; y de Presupuesto, a cargo de Carlos Heller; ambos del Frente de Todos.

El plenario de comisiones avaló el texto por el cual las jubilaciones se ajustarán con una fórmula que combina en un 50% la recaudación de la Anses y en otro 50% la variación salarial, surgida de la que resulte más alta entre las medidas por el Indec y por el Ministerio de Trabajo, en base a al índice de Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte).

La fórmula, que surgió de una propuesta elaborada en base al trabajo de una comisión mixta que el Poder Ejecutivo envió al Senado, comenzará a utilizarse desde 2021, cuando venza el actual período de emergencia en la materia. El nuevo índice está basado en la fórmula aplicada desde 2009 por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, que luego el expresidente Mauricio Macri dejó sin efecto y estableció su propio esquema jubilatorio que, según los análisis, habría perjudicado los haberes del sector pasivo.

En su paso por el Senado y a sugerencia del Frente de Todos, se le introdujeron cambios sustanciales para que, entre otros aspectos, los aumentos previsionales sean trimestrales, con lo cual habrá cuatro incrementos por año. El proyecto original establecía que los cambios en la fórmula de movilidad se iban a producir cada seis meses. Esa modificación fue adoptada para "empalmar" los meses de "enero, febrero y marzo", que estaban "afuera" de la actualización, porque la fórmula del anterior Gobierno de Mauricio Macri se aprobó en diciembre de 2017, pero empezó a regir en marzo de 2018.

Con información de www.ambito.com

Te puede interesar