Ir a la playa en pandemia: qué se podrá hacer en Mar del Plata y cómo funcionarán los balnearios

CIUDADANOS Por Mauricio LUNA
Los paradores deberán respetar una capacidad máxima en carpas y sombrillas. Será obligatorio el uso de barbijo en zonas comunes, también el distanciamiento, y estará prohibida la ingesta de alcohol
D2IRLWOCGVA3JKI5SHRCHQ3DHY

Mar del Plata pertenece al grupo de ciudades turísticas argentinas que vivirá la temporada de verano de 2021 con un sinfín de particularidades. Y en un escenario en el que año tras año se propicia el descanso, el ocio y la diversión para los turistas, serán estos quienes deberán adaptarse a una serie de cambios que se distinguirán -principalmente- en la playa.

“Situaciones que no son habituales. Situaciones que no son normales”, expresó una de las máximas autoridades del gobierno marplatense a Infobae previo al desarrollo de la temporada. La lupa estará puesta en el aforo de los lugares y en el respeto de las normas. Y si bien la playa es extensa y sobrará espacio para cada turista, habrá un control estricto en el ingreso a los balnearios y en algunas costumbres que no estarán permitidas.

Los agentes de control marcarán una importante presencia en las zonas comunes, con operativos destacados en las playas públicas. En primer lugar, como ocurrió en el verano de 2019, cerciorarán que los turistas no ingresen con bebidas alcohólicas. “Se les dará la posibilidad de regresar y dejarlas, no habrá un secuestro automático de las bebidas”, explicaron desde el municipio.

También exigirán el uso obligatorio del tapabocas en cada ingreso. El mismo podrá retirarse únicamente cuando la persona esté instalada en la playa. “Será un verano distinto. Los turistas tendrán que respetar el distanciamiento, haremos hincapié en ello. Y sugeriremos que no compartan el mate o la misma bebida. No tiene carácter punitivo, lo pediremos para que se cuiden y evitar esa vía de contagio”, indicaron desde el Ejecutivo local.


Otro de los puntos clave será la ubicación de los turistas sobre la arena. En este punto se observará que la distancia mínima entre sombrillas y reposeras cumpla con los dos metros de separación establecidos.
Para favorecer esta distancia entre los individuos, las autoridades de General Pueyrredón acordaron con la Cámara de Balnearios, Restaurantes y Afines el desmonte de cientos de carpas y sombrillas con el objetivo de liberar más de 15.000 metros cuadrados de espacio.

El acuerdo fue firmado por el Ente Municipal de Turismo y los concesionarios nucleados en la cámara, para unidades turísticas situadas en las zonas de La Perla, Torreón del Monje, Playa Varese y Playa Grande. En total fueron retiraron más de 900 espacios de sombra.

Precios, comodidades y nuevas medidas de los balnearios

El reacondicionamiento de cada balneario ubicado a lo largo de la costa marplatense no solo se circunscribe al retiro de las estructuras de carpas. Por disposición municipal y provincial también deberán acatar una serie de medidas inquebrantables.

Infobae hizo un relevamiento que incluyó a tres conocidos paradores de la ciudad: Balneario 12, Marbella y Alicante. Todos ofrecen servicios de carpas, vestuarios, comidas y bebidas, estacionamiento y pileta.

Balneario 12, ubicado en Punta Mogotes, alquila sus carpas a $3.000 por jornada. Al igual que en el resto de los paradores, sólo permitirán seis personas por unidad. El estacionamiento cuesta $500 por día. El lugar no ofrece sombrillas y sí pileta, en la cual se contemplará la capacidad de la misma para su uso.

Alicante está instalado en la zona de La Perla. Aquí el servicio de carpa tiene un valor de $3.500 por día y las sombrillas cuestan $2.900. “El uso de la pileta va a tener un sistema de turnos”, explican desde el lugar. Lo mismo sucederá en el resto de los balnearios, en donde en muchos casos utilizarán WhatsApp como método de reserva y a través de la plataforma un código QR para el ingreso.


En Marbella, tradicional balneario de las playas del sur, ofrecen un servicio de carpas de 3x2 y 4x3. Esto se traduce en pagar dos días y disfrutar tres ($9.200) o abonar tres días y poder utilizarla durante cuatro jornadas ($13.920). Ambas propuestas incluyen estacionamiento.

A pesar de la disparidad en los precios y las propuestas que cada balneario entrega, todos comparten un proceder y una serie de ítems a respetar. Lo primordial es el uso de barbijo, indispensable en todos los espacios comunes. En cuanto a la utilización de baños o vestuarios, estarán habilitados pero se vigilará -al igual que en las piletas- el aforo.

La zona de las duchas permanecerá cerrada durante toda la temporada. Sin embargo, muchos balnearios incluyeron en la parte exterior duchas para quitarse la arena luego del día de playa. Al final de cada jornada, los paradores desinfectarán las mesas, sillas, reposeras y sombrillas. Por la mañana, previo al arribo de los turistas, repetirán el procedimiento.

Fuente: Infobae

Te puede interesar