Con el plan de vacunación y el regreso a las clases presenciales en la agenda, Alberto Fernández se reunirá con los gobernadores del norte del país

POLÍTICA Por Joaquín Mugica Díaz*
El Presidente encabezará hoy un encuentro en La Rioja con 10 mandatarios provinciales. Ayer visitó las zonas afectadas por el sismo en San Juan y fue parte de la reunión del gabinete federal en Chilecito
DFPOMKW22FCQDL4JV2PE25J3DM

El presidente Alberto Fernández encabezará este miércoles una reunión con 10 gobernadores del norte argentino. El encuentro será en Chilecito, La Rioja, a las 9:30 de la mañana y se tratarán varios temas de la agenda política. El jefe de Estado pretenden hacer hincapié en dos temas puntuales: el plan de vacunación y el regreso a las clases presenciales.

Del encuentro formarán parte los mandatarios Ricardo Quintela (La Rioja), Jorge Capitanich (Chaco), Gustavo Valdés (Corrientes), Gerardo Morales (Jujuy), Raúl Jalil (Catamarca), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Juan Manzur (Tucumán), Gustavo Saenz (Salta), Gildo Insfrán (Formosa) y Oscar Herrera Ahuad (Misiones).

El último sábado llegaron al país 300.000 dosis del segundo componente de la vacuna Sputnik V, que se les aplicará al personal sanitario que ya fue vacunado con la primera dosis. El Gobierno espera la llegada de 5.000.000 de dosis más antes de que finalice enero y 14.700.000 más en febrero. Por eso el Presidente quiere saber con exactitud cómo están preparadas las provincias para intensificar el plan de vacunación en los próximos meses.

Las vacunas de AstraZeneca comenzarán a llegar en marzo al país y todos los meses siguientes, hasta julio, habrá un conteiner nuevo. En marzo llegarán 1.191.000 dosis, en abril 4.635.500, en mayo 4.635.500, en junio 3.451.000 y en julio 8.518.000. El total es de 22.431.000. Mientras tanto el Gobierno gestiona con otros laboratorios. Cada conteiner será repartido en forma equitativa en las provincias, que deberán tener el armado logístico listo para vacunar a la mayor parte de su población entre marzo y julio.

En lo que respecta al regreso de las clases presenciales, el Presidente ya dejó en claro que su voluntad es que marzo los chicos vuelvan a las aulas. Una postura diferente a la que tuvo durante todo el 2020, en el que prefirió, en base a recomendaciones de los epidemiólogos, no abrir las puertas de las escuelas para no aumentar la circulación del virus.

Si bien el escenario sanitario volvió a complicarse por el aumento de casos, la cantidad de internados en terapia intensiva no está en los niveles del peor momento de la pandemia. El Presidente sabe que no hay posibilidad de tomar medidas restrictivas que la sociedad acepte y que, en su mayoría, los padres quieren que sus hijos vuelvan al colegio. Es impensado un año más de clases a través de videoconferencias.

Fernández pondrá el tema sobre la mesa y escuchará a los gobernadores que, en su mayoría, pretenden adoptar un esquema de presencialidad mixta. Es decir, que la mitad de los chicos de un aula sigan las clases en forma presencial y la otra mitad a través de internet. Cada avance o retroceso dependerá del escenario sanitario que haya en el momento del comienzo de las clases.

“El dictado de clases es para mi un aspecto prioritario en este año. Hay razones de desarrollo de los chicos que así lo exigen. Pero también hay razones de desarrollo social que lo hacen imperativo. Perder un año de educación y conocimiento es muy grave para cualquier sociedad y eso es algo que no nos podemos permitir”, sostuvo el Presidente durante el fin de semana.

Fernández también tiene en su lista de temas la construcción del gasoducto del norte, la recuperación de las líneas férreas y el corredor bioceánico.

En paralelo, los gobernadores llevarán sus propios temas a la Asamblea de Gobernadores del Consejo Regional del Norte Grande, como se denomina, formalmente, al encuentro. Quieren hacer énfasis en la necesidad de equiparar el precio del combustible, de acuerdo a la asimetría que existe entre el AMBA y el resto de las provincias. Buscan que se corrija la asimetría con precios equivalentes a las condiciones particulares del norte argentino respecto del resto del país.

Además, trabajarán en la propuesta ya anunciada de tarifas energéticas diferenciales dadas las altas temperaturas del norte grande, tal como tienen las provincias patagónicas respecto al gas por las bajas temperaturas en invierno. “Nos corresponde un gran componente de subsidios específicos para las provincias, que somos las que soportamos el déficit operativo de las empresas públicas con el tesoro provincial”, explicó el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, que es el presidente de la Asamblea.

Otro de los temas a tratar es el sistema de subsidios al transporte público de pasajeros. Los gobernadores quieren una política tarifaria más equitativa porque sostienen que el 80% del total está concentrado en el AMBA y solo el 20% en el resto del país. “Nuestros usuarios merecen una política tarifaria de carácter diferencial, en virtud del ingreso per cápita existente, del promedio salarial y del ingreso disponible”, indicó el mandatario chaqueño, que se convirtió en el portavoz de los gobernadores del norte.

La hidrovía Paraná-Paraguay, la refinanciación de plazos de vencimiento de los fondos fiduciarios para el desarrollo provincial y los derechos de exportación, especialmente los del carbón, el extracto de quebracho y la fibra de algodón, son también temas que quieren plantear en el encuentro

Los gobernadores tienen como intención mantener una agenda de los temas más importantes de la región que, al mismo tiempo, puedan estar en la agenda nacional que tiene Fernández. Entre los temas a tratar estarán los subsidios a la energía, el transporte y los planes de viviendas. El objetivo es impulsar en conjunto el desarrollo económico, social y productivo de la región.

* Para www.infobae.com

Te puede interesar