El Gobierno recibió con satisfacción el aval científico internacional a la fase 3 de Sputnik V y aguarda que se reactive la provisión de la vacuna

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
Alberto Fernández se enteró el domingo que The Lancet, una de las revistas más prestigiosas del universo médico, iba a publicar el informe técnico sobre el desempeño del producto del Centro Gamaleya
MBOAL2THBZAW3D74EU7UOYUJ7A

Alberto Fernández recibió el domingo durante la tarde la noticia de que The Lancet, una de las revistas más prestigiosas del universo médico, iba a publicar hoy el informe técnico -y positivo- sobre el desempeño en Fase 3 la vacuna rusa Sputnik V del Centro Gamaleya. Se lo informó la encargada de negociar con el Fondo de Inversión de la Federación Rusa, Cecilia Nicolini, y la novedad generó satisfacción en el Gobierno, que ahora aguarda que se reactive la provisión de las dosis para reactivar el plan de vacunación.

Según el Presidente, el aval científico internacional implica dar por terminada toda discusión sobre la efectividad y la calidad de la vacuna rusa para combatir el coronavirus, y permitirá justificar la política que se implementó en medio de la pandemia para la inoculación de la población argentina, según señalaron a Infobae desde Casa Rosada.

Para el Gobierno, ahora, la prioridad es garantizar la llegada de las dosis prometidas por Rusia. “Hay un retraso de dos o tres semanas; estiman que a partir del 15 de febrero podríamos recibir una mayor cantidad de dosis; Puede ser que la semana que viene tengamos alguna otra estimación de vacunación”, aseguró hoy la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, en una entrevista con radio La Red.

De acuerdo el informe técnico que obtuvo con anticipación el Jefe de Estado, y que se publicó en The Lancet a las 9.30, la vacuna Sputnik V tiene una eficacia del 91,6% y no se encontraron efectos adversos graves.

Por otro lado, Alberto Fernández tiene previsto firmar en las próximas horas un acuerdo con Xi Jinping por 30 millones de dosis de la vacuna China contra el COVID-19 de Sinopharm. Esto implicaría el acceso a un lote de vacunas que puede engrosar el plan de vacunación, dilatado por la demora en la llegada de más vacunas desde Rusia.

Ayer, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, detalló que hasta el momento ya fueron aplicadas 370 mil vacunas en todo el país. ”Estamos en el plan de vacunación más importante de nuestra historia y necesitamos el acompañamiento de la gente”, señaló en declaraciones radiales.

Además, el funcionario se ratificó que “hay un problema mundial con la producción de vacunas”. ”Los argentinos saben que hay países que están denunciando a los laboratorios. Nosotros mostramos con transparencia el contrato que habíamos firmado; nos angustiamos cuando los plazos de los contratos se van estirando”, expresó.

Vizzotti, en tanto, descartó eventuales multas o acciones legales contra el Centro Gamaleya por los retrasos en la entrega de las vacunas Sputnik V, al afirmar que los contratos firmados para la adquisición de dosis eximen de reclamos ante los eventuales incumplimientos.

Unas 5 millones de vacunas tendrían que haber llegado a la Argentina. Sin embargo, el acuerdo aún no pudo concretarse.

Según informó Lancet, en el análisis de eficacia intermedio del estudio clínico aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo ensayo, donde se incluyeron datos sobre 19.866 voluntarios en el análisis de eficacia (14.964 de que recibieron la vacuna y 4.902 el placebo), el tratamiento de dos dosis de Sputnik V administrados con 21 días de diferencia demostró una eficacia del 91,6% contra COVID-19.

El cálculo se basó en el análisis de 78 casos confirmados de COVID-19 identificados en el grupo placebo (62 casos) y en el grupo vacuna (16 casos). El inoculante “generó una sólida respuesta inmunitaria humoral y mediada por células”, informaron en un documento al que Infobae accedió en exclusiva. La expectativa era alta, más en la Argentina, en donde Sputnik V es el único inoculante que se aplica hoy en día.

En tanto, ayer partió desde Argentina el segundo embarque del principio activo para fabricar 6 millones de vacunas de Oxford-AstraZeneca hacia México, tras la aprobación de los reguladores del Reino Unido –tal como había adelantado Infobae– y la aprobación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) bajo el uso de emergencia de esta fórmula para su aplicación en la Argentina.

El acuerdo para la producción de la vacuna de Oxford-AztraZeneca implica el suministro de 22,4 millones de dosis de vacunas para Argentina y de 150 millones de dosis para la región.

“Hoy la vacuna contra el COVID-19 es una realidad para Argentina y para la región que integra. Desde el segundo trimestre de 2020, hemos trabajado incansablemente para entender cuál era la mejor alternativa de suministro y poder traer la vacuna de inmediato a nuestro país. Hoy estamos avanzando hacia los pasos finales del proceso de fabricación y suministro, y permitiendo que nuestro país y América Latina tengan una vacuna efectiva, segura, fácil de almacenar (2-8 grados) y tremendamente accesible sin fines de lucro mientras dure la pandemia. El plan de producción está en curso y la vacuna estará disponible durante el primer semestre del año”, aseguró en exclusiva a Infobae Agustín Lamas, presidente de AstraZeneca para el Cono Sur.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar