Aumenta la telefonía móvil: el Gobierno autorizará subas de 7,5% para febrero y 2,5% para marzo

ECONOMÍA Por Agencia de Noticias del Interior
Según fuente oficiales, los incrementos estarán condicionados por la devolución de cobros extras que las empresas hubieran realizado en lo que va del año, por fuera de lo comunicado por las autoridades
BKEOMWY6ENHHXLXXLDFAW7L23M

Según le confirmaron a Infobae fuentes oficiales esta viernes, la semana próxima se oficializarían nuevos aumentos en los servicios de telecomunicaciones. Así, las facturas del servicio de telefonía móvil vendrán con un incremento de 7,5% para el mes de febrero y 2,5% para marzo.

La comunicación se haría oficial en los primeros días de la semana que viene y por medio de resolución del Ente Nacional de Telecomunicaciones que se publicará en el Boletín Oficial.

Sin embargo, según pudo saber este medio, hay condiciones para que los incrementos se hagan efectivos de manera oficial para cada una de empresas de un sector que controlan Movistar, Claro y Personal.

En este caso, el “condicionante” –palabra que usan las fuentes oficiales– es que las empresas del mercado devuelvan aumentos que se hubieran realizado de manera indebida en los dos primeros meses del año.

La devolución, detallaron, se tendrá que hacer en la factura de marzo y de esa manera podrán aumentar los porcentajes autorizados. También explicaron que si se emiten nuevas facturas con aumentos, o no se devuelven montos cobrados por fuera de lo autorizado, se evaluarán sanciones a partir del mes de marzo.

Los anuncios de diciembre

A mediados de diciembre pasado, el Gobierno autorizó un aumento de 5% para los servicios de internet, telefonía y televisión que se tenían que hacer efectivos en enero de 2021 y anunció una serie de nuevos planes subsidiados para más de 10 millones de argentinos. Una suerte de Precios Cuidados en versión telco a los que podrán acceder jubilados, desocupados y beneficiarios de AUH y demás planes, entre otros.

Se trató de la reglamentación del polémico decreto 690 de este año que el presidente Alberto Fernández anunció por Twitter en agosto. Allí declaró como servicios públicos en competencia al acceso a Internet, la telefonía móvil y fija, la televisión por cable y la telefonía, tanto fija como celular.

Las quejas del sector privado llegaron de inmediato y se dijo que las subas era insuficientes y que las empresas, en particular las pymes de la industria, estaban en un serio riesgo de subsistencia.

“El sindicato pide 35% y a nosotros el Gobierno nos dan 5 por ciento. No es bueno para los proyectos ni para las inversiones que vienen. La tevé paga no conecta nada, no sé por qué estamos adentro”, aseguró un importante ejecutivo de una empresa de cable que, como muchos consultados por Infobae, eligió el off the record. “¿Cómo van a hacer con los listados de los beneficiarios, quién llevará esas bases de datos, nosotros o el Gobierno? ¿No las van a usar políticamente?”, se preguntó la misma fuente.

Entre los nuevos servicios anunciados, enmarcados como Prestación Básica Universal Obligatoria (PBU), hay planes como telefonía móvil básica con un costo mensual de $150, mientras que existirán dos opciones para paquete de datos, una por $200 por mes y la otra por $18 por día. Para el caso de la telefonía fija, el precio final es de 380 pesos.

Otra de las críticas que llegaron desde el sector privado tuvo que ver con que es casi imposible el control sobre quiénes podrían ser reales beneficiarios y quiénes no. Así, explicaron las empresas y otros especialistas del sector, “casi todos los argentinos están en condiciones de solicitarlos”.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar