El gran problema de los alquileres y los graves problemas que se vienen

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
Nire Roldán, presidente de la Concejalía Popular de Rosario, indicó que la pandemia dejó entre 1,5 y 2 millones de inquilinos con algún tipo de deuda. Se propone un plan de pago al estilo Ahora 12, a través del Banco Nación
Alquiler1

“Hay entre un millón y medio y dos millones de inquilinos que tienen algún tipo de deuda con sus propietarios. Por eso proponemos un pago en cuotas, como hay un Ahora 12 para el pago de televisores o lavarropas, ¿cómo no puede haber para una vivienda? Nos parece que el Estado tendría que poner el acento allí, con las organizaciones de inquilinos de por medio para que no se inflen las deudas, y poder garantizar el pago en cuotas y salir del endeudamiento” relató

Nire Roldán, presidente de la Concejalía Popular de Rosario como una fórmula virtuosa de salida del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que vence a fin de mes.
En diálogo con el programa “La Banda Cambiaria”, el referente de los inquilinos dijo que “para analizar el mercado de alquileres hay que diferenciar entre lo ve el inquilino y lo que ve el propietario. El primero, desde los últimos años, viene teniendo una pérdida entre lo que paga y su salario”, dijo Roldán y señaló que antes pagaba un 20% ó 25% respecto de su ingreso y hoy en promedio paga más del 50%. “Esto es muy preocupante”, dijo.

Roldán consideró que “es difícil” analizar el mercado por la cantidad de actores involucrados. “Se acostumbra ver informes de medios nacionales que dicen que aumentó un 68% el alquiler en la Argentina y eso habla de los ofrecidos según las plataformas inmobiliarias, que son propiedad de los dos grandes medios nacionales, cuando desde marzo están congelados los valores de los alquileres en el país”, dijo.

“Eso quiere decir para una cantidad importante de personas no aumentó ese porcentaje”, dijo. Eso genera, con la vigencia del decreto, un cuello de botella. “Al renovar un alquiler hay una diferencia de precios entre lo que pretende cobrar el propietario _que es un valor del mercado inmobiliario que no quiere perder y no entiende que hay una situación de pandemia_ y lo que realmente ocurre”, dijo. “Hay una deformación del precio de los alquileres y es muy difícil encontrar un precio justo”, indicó.

El presidente de la Concejalía Popular señaló que “es ahí cuando nos encontramos con abusos donde los aumentos superan el 50%”.

Ante esto manifestó que si se aplicara el indicador que propone la nueva ley nacional de alquileres -que comienza a implementarse por primera vez el 1º de julio de 2021- “seguramente habría un valor moderado y permitiría a todos transitar un camino de salida del decreto de DNU más saludable”.

La nueva ley

En la semana el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, anunció que no habrá una nueva extensión del congelamiento de alquileres y suspensión de desalojos. Aseguró que el Estado hará uso de las herramientas que generó la nueva ley de alquileres para proteger a los inquilinos.

Sobre la nueva ley nacional de alquileres Roldán destacó que “durante muchísimos años los inquilinos esperaron una ley y ahora que existe a ellos se le quiere echar la culpa de todos los males , de la deformación del mercado”.

“La ley plantea claramente un ajuste de acuerdo al valor del salario y del costo de vida, un aumento de dos a tres años del contrato de alquiler y el registro de los contratos que recién el 1º de marzo se pone en vigencia, de modo que está lejos de ser la causa de la distorsión”, dijo Roldán.

Además, indicó que tras el decreto de necesidad y urgencia por la pandemia “muchos propietarios hoy se dejan llevar por el canto de sirenas de los grandes grupos concentrados que quieren abusarse en lugar de defender al buen inquilino que aguantó el inmueble o el local comercial y que trabajó mucho”, señaló, al tiempo que subrayó que si bien “muchos han podido concertar y no tiene ese afán de revanchismo, por otro lado, hay algunos que entienden que es un negocio solamente y quieren especular y no perder nada y cargarle todo al inquilino”.

El referente del sector se mostró alarmado por la situación. “El inquilino no va a poder pagar porque han caído los ingresos de una forma muy fuerte y recuperar esa economía va a tardar algún tiempo. Si el revanchismo está sobre la mesa y hay aumentos de 70% u 80% es muy difícil que el inquilino pueda dejar de comer para pagar el alquiler”, enfatizó.

"El inquilino no va a poder pagar porque han caído sus ingresos y recuperar la economía va a tardar algún tiempo

En estos tiempos, Roldán explicó que participaron en muchas mediaciones con el colegio de corredores inmobiliarios o con alguna cámara, y los aumentos rondaron el 20 o 30%. “El inquilino pide el 15%, el propietario quiere el 30% y cerramos un acuerdo de entre el 20 y 25%, para aquellos que quieren salir del DNU y dejar de adherirse”, dijo y planteó que “hay gente enojada porque se hace uso del derecho, pero esto es así porque le redujeron el salario o tienen un local comercial y le cayó la venta o estuvo cerrado”, indicó. “Esto no se discute en Alemania donde el valor de los alquileres está congelado hasta final de 2021”, dijo.

Roldán dijo que llevan adelante charlas con la corporación de todas las cámaras inmobiliarias del país y un eje es la puja entre el precio que pretende el propietario y el corredor inmobiliario y el que quiere el inquilino, que busca un aumento razonable.

Además, explicó que se está pensando en que se pueda utilizar un indicador que surja entre el Ripte y el costo de vida, que plantea la nueva ley nacional de alquileres para ya salir de este cuello de botella.

“Por otro lado, estamos trabajando en qué hacer con el endeudamiento”, dijo y agregó que antes del último DNU se propuso saldar el tema del endeudamiento.

“Proponíamos que el Banco Nación establezca un pago sin inflar la deuda, que no tenga un costo financiero muy caro. Esto soluciona dos problemas, el del propietario que está desesperado porque no cobra y podría hacerlo en cuotas y el del inquilino que podría establecer un criterio justo”, dijo.

Pero “para que esto pase en la Mesa de Vivienda y Habitat donde la Concejalía es representante de los inquilinos, proponemos la modalidad de 36, 24, 18 y 10 cuotas de pago”. dijo y señaló que el gobierno nacional “lo está analizando y buscando una propuesta justa”, concluyó.

Fuente: La Capital de Rosario

Te puede interesar