Martorano más que promesas, tendría que procurar que nadie se adelante en la fila

CORONAVIRUS Por Martín SILVA
"No voy a parar hasta que estén todos vacunados", dijo Martorano como una expresión de deseo
sonia-martoranojpg

"No voy a parar hasta que estén todos los santafesinos vacunados", dijo la ministra de Salud de la provincia, Sonia Martorano, en un contexto complejo por la escasa cantidad de vacunas, algo que sucede en la mayoría de los países del mundo. Pero también porque Santa Fe es una provincia con un territorio muy extenso donde se debe ajustar muy bien la logística para la distribución de las dosis.
"Si el 55% de las vacunas la adquieren ocho países poderosos vamos a estar en problemas", reflexionó Martorano en una entrevista con La Capital de Rosario. A Santa Fe arribaron 172.900 dosis, de las cuales, 31.500 de Sinopharm llegaron ayer. Las buenas noticias, comenta, vienen del lado del apoyo "enorme" de los equipos de salud "que están poniendo todo"; la confianza de la población "que crece cada día porque van perdiendo el temor, algo que en el inicio de la campaña fue un problema tremendo" y porque aún con pocas vacunas disponibles "siento y sé que estamos haciendo las cosas bien".
La funcionaria dijo que hasta el momento más del 85% del personal de salud está vacunado ("no hay provincia que exhiba estos números", dice) y tiene expectativas de que en esta semana se complete la totalidad. Se vacunaron a todos los residentes de geriátricos –el grupo que más muertes sufrió a causa del Covid– y los asistentes de estas instituciones; se avanzó con los docentes "en un operativo que se armó rapidísimo" y ya se está vacunando a los mayores de 85".

"Estoy con la mira puesta en los mayores porque necesitamos que para el mes de mayo nuestros viejitos queridos tengan su vacuna ¡cómo no voy a pensar en los que nos criaron, nos cuidaron, nos formaron! Cómo no voy a querer que se vacune el profesor de 90 años que nos guió en la facultad, que nos hizo lo que somos como médicos; tengo presente a cada uno de los hombres y mujeres que con su sacrificio y esfuerzo hicieron todo por sus familias, por esta provincia y hace un año que están encerrados", mencionó.

Los más expuestos
Luego se refirió a lo que se viene y señaló: "Hay que tener paciencia porque tenemos por delante un año complicado. La segunda ola de la pandemia va a llegar y nos tiene que encontrar de la mejor manera, por eso ahora se trata de proteger a los más expuestos como el personal de salud, los adultos mayores, las fuerzas de seguridad, los menores de 60 con enfermedades crónicas y severas, y los docentes para que las clases se desarrollen lo más normalmente posible, aunque no hay que aflojar con todos los cuidados".

Martorano se detiene en los menores de 60 con patologías crónicas y explica por qué aún hoy no están en las listas de los próximos a inocularse: "La vacuna de Sinopharm, que llega desde China y que se destina a los docentes está prevista para los maestros porque es muy importante garantizar el inicio de clases, que vayan más tranquilos a las aulas y que los chicos puedan retomar las actividades escolares, los que nos va a devolver un poco la normalidad, a los alumnos y a los padres. Es algo que así se decidió.

Por ahora no puedo decir si un porcentaje de esas vacunas va a utilizarse rápidamente en personas de 18 a 59 años con comorbilidades. Lo estamos evaluando en estos días. Esta semana hay una reunión importante de la Comisión de Inmunizaciones a nivel nacional y esperamos que salga de allí alguna directiva. Sí les puedo adelantar que vamos a vacunar a personas con discapacidad y que aquellos que no puedan trasladarse van a recibir sus dosis en domicilio".

La vacuna proveniente de China del laboratorio público Sinopharm no puede ser colocada por el momento a mayores de 60 ya que todavía los investigadores que la producen no tienen las pruebas suficientes en gente de edad avanzada por eso aparece como una alternativa para personas jóvenes con patologías que los ponen especialmente en riesgo frente al Covid. "Es importante que se vayan anotando en la página de la provincia donde se pide que se aclare si la persona tiene factores de riesgo (enfermedad pulmonar crónica, diabetes, obesidad, enfermedad cardiovascular, entre otras patologías). Cuando sean convocados deberán llevar el certificado médico correspondiente, como sucede con la vacuna de la gripe", destacó.

Las vacunas y los números
"La campaña va muy bien. El 29 de diciembre pasado llegaron las primeras 12.150 Sputnik V y empezamos a vacunar al personal de salud. Se comenzó con terapistas, trabajadores de los laboratorios que manipulan muestras, con los hisopadores, los servicios de emergencia. Lo hicimos lo más rápido posible porque queríamos cubrir esa primera línea. Al 7 de enero teníamos 24.300 dosis, que eran poquitas teniendo en cuenta que hay 70 mil personas que son personal de salud. Hoy tenemos inoculado a más del 85% de ese grupo, las primeras y segundas líneas se vacunaron, incluso de terceras líneas de atención. Ahora nos quedan algunos médicos de los barrios y también personal que en un primer momento no se anotó pero ahora sí. Es que después de que se publicaron los resultados alentadores sobre la Sputnik V en la revista The Lancet explotaron los pedidos y todos querían la Sputnik".

Además, señaló: "Sumamos a farmacéuticos, odontólogos, kinesiólogos, personal de droguerías y vamos a terminar en breve con la totalidad".

Martorano agregó que se entregó la totalidad de vacunas al sector privado, a todos los hospitales provinciales y "a la secretaría de Salud de la Municipalidad de Rosario también les enviamos todas las dosis que necesitaban".

"Les aseguro que también pedimos las listas a los asociaciones médicas, a los colegios para que no quede nadie afuera. Pudo quedar alguien sin vacunar pero tendrá su dosis. Abrimos el radar hacia todos lados", remarcó.

La ministra dijo que está muy conforme con lo que pasó en los geriátricos ya que se cubrieron 530 instituciones en una semana en toda la provincia. A los residentes de los geriátricos y a los mayores de 85 se los está vacunando con el desarrollo de Astra Zéneca que llegó desde India (el mayor productor mundial de vacunas). "Se llama Covishield pero es la que conocimos como la vacuna de Oxford", aclaró.

Más vacunas
La campaña destinada a docentes va a este paso: "Comenzamos apenas nos dieron 37.800 vacunas de Sinopharm. Las tuvimos el martes y el miércoles arrancamos. Como pasó con el personal de salud, los estratificamos. Primero los maestros de nivel inicial, primero, segundo y tercer grado y los de escuelas especiales. A esos grupos los cubrimos a todos y la buena noticia es que hoy (por el sábado) nos llegaron 31.500 dosis más".

Al mismo tiempo, la ministra reconoció que para seguir a buen ritmo con los mayores "necesitamos más dosis". Argentina anunció que hace menos de una semana trajeron dos nuevos cargamentos de Sputnik V y que ayer inició el proceso de distribución de esas nuevas partidas.

La población que necesita vacunarse en Santa Fe para alcanzar la llamada inmunidad de rebaño es de aproximadamente 1 millón 200 mil personas (hay que tener en cuenta que los chicos menores de 18 años no pueden ser incluidos porque no hay vacunas para menores desarrolladas hasta el momento, sólo en algunos países se está inoculando desde los 16 años con la de Pfizer). También hay personas que no pueden recibirla por diversos problemas de salud. Por eso se insiste en que la vacunación es solidaria, para proteger también a los que no pueden vacunarse. "Tenemos poco más del 10% de la población general cubierta hasta ahora. ¿Es poco? Sí, lo es. Pero estamos al máximo posible para llegar a la segunda ola con los más vulnerables vacunados. De esa forma se reducirán notablemente las internaciones y las muertes", aseguró. En Santa Fe se contagiaron 218.444 personas desde el inicio de la pandemia (el primer caso se registró en Rosario el 20 de marzo de 2020), de las cuales 3.949 perdieron la vida.

Fuente: Uno Santa Fe

Te puede interesar