Luego de la represión policial, se realizó una nueva marcha en Formosa contra la vuelta a la fase 1 de la cuarentena

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
La situación política, sanitaria y social en la provincia gobernada por Gildo Insfrán volvió a tensar la relación entre oficialismo y oposición. Desde el gobierno nacional aseguraron que “hay un ensañamiento” y una comitiva de Juntos por el Cambio se sumó a las manifestaciones. El mensaje de Mauricio Macri
AUCO5IBEE5FV5ADNSNGD4QKTDY

El pasado viernes 5 de marzo, luego de que el gobierno de Formosa volviera a Fase 1 por la aparición de 17 nuevos casos de COVID-19, cientos de personas salieron a las calles a manifestarse en contra de la medida tomada por el gobernador Gildo Insfrán. Varios de ellos resultaron heridos por parte de la policía. Si bien las protestas comenzaron el jueves por la noche, en la puerta de la gobernación, a medida que fueron pasando las horas la situación se puso más tensa con la aparición de los efectivos de seguridad, que intentaron que los manifestantes depusieran su actitud con palazos, balas de goma y gases lacrimógenos.

En este contexto, y luego de las críticas de la oposición por las protestas que terminaron en incidentes en la capital provincial, la ministra de Seguridad de la Nación Sabina Frederic sostuvo que “hay un ensañamiento” con el Gobierno de Formosa, que es “inadmisible” y “una provocación sistemática”.

En declaraciones radiales, la funcionaria nacional, habló acerca de la situación en la provincia y se mostró en desacuerdo con las medidas de represión. “Rechazamos la represión en Formosa. Cada vez que hubo un hecho de violencia institucional, sea cual fuere el Gobierno, pusimos sobre la mesa la necesidad de que la conducción política revise lo actuado”, precisó Frederic que además, apuntó contra la ex ministra de la cartera de Seguridad Nacional, Patricia Bullrich y la acusó de haber dejado a las instituciones de Seguridad federales “muy golpeadas, muy maltratadas y con equipamiento desmejorado”.

“En este año de gestión hemos podido levantar varias áreas, todavía nos queda mucho”, dijo y aseguró que Bullrich tiene “una actitud de una gran hipocresía y mucho cinismo”. “Lo que ha hecho tanto en Villa Gesell, como en alguna situación que involucra a nuestras fuerzas, es hasta entorpecimiento del servicio. Lo hemos visto durante cuatro años que gobernaron, donde el nivel de hipocresía, de disociación entre el discurso y los hechos que han tenido ha sido catastrófico”, agregó.

Mientras Frederic hacía estas declaraciones en la radio, Patricia Bullrich llegaba a la provincia de Formosa junto al diputado nacional por la provincia de Buenos Aires por Cambiemos, Waldo Wolff, y el Diputado Nacional por Formosa por la UCR, Ricardo Buryaile para iniciar una “gira por la libertad”. “Hace un año viven encerrados. Insfrán es el modelo de tirano que avala el Presidente. Vamos a apoyarlos en esta lucha por los DDHH y el trabajo”, aseguró Bullrich.

Desde sus redes sociales, la ex ministra de Seguridad relató el minuto a minuto de su ingreso a la provincia de Norte. “Llegué a Formosa con un hisopado negativo de hace 24 horas. No lo aceptaron y me hicieron dos hisopados nuevos y me sacaron sangre. Es imposible que una provincia progrese así. Formosa tiene todo para crecer, el problema es el sistema político torpe y autoritario que la empobrece”, contó y sumó un video.

En la secuencia, que dura 25 segundos, se la ve en un centro de testeo de la provincia mostrando el procedimiento que tuvo que hacer para ingresar a la provincia que gobierna Gildo Insfrán a la que definió como un “país”. “Como si Formosa no quedara en Argentina, para poder entrar tuvimos que hacer un trámite de control migratorio interno que contradice a la Constitución Nacional. Para el feudo de Insfrán somos extranjeros en nuestra propia Patria”, sostuvo.

Bullrich no fue la única que criticó a Insfrán. El ex presidente Mauricio Macri publicó un mensaje en las redes sociales: “La violencia con la que se han respondido a las manifestaciones en Formosa es inaceptable”.

“Quiero expresar mi total apoyo a los formoseños, los acompaño en este difícil momento. Seguimos esperando una respuesta a lo sucedido por parte el gobierno nacional”, agregó.

Este domingo, en tanto, un grupo de manifestantes se dirigió a la Quinta de Olivos para mostrar su descontento con los manejos del Gobernador, a quien describieron como “Dictador” y pedir por una “Formosa libre”.

Con banderas de Argentina, carteles, bombos, cacerolas y hasta latas, hicieron ruido sobre la Avenida Maipú al 2100. “Insfrán o libertad”; “Basta de Feudos”; “No sabía que Formosa quedaba en Venezuela”; “Gobernar por Decreto de Necesidad y Urgencia es ejercer la suma del poder público no es democracia es traición a la patria”, decían algunas de las pancartas.

En Formosa los reclamos tampoco cesan. Por cuarto día consecutivo, el pueblo se autoconvocó para movilizarse nuevamente hacia la Casa De Gobierno (ubicada en la intersección de Avenida 25 de Mayo y Belgrano y que de momento se encuentra vallada) para pedirle al Gobierno de Insfrán que revea la medida que puso otra vez a la ciudad en la Fase 1 del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO).

Los reclamos, además, incluyen desde la “Libre circulación para Clorinda” -localidad que limita con Paraguay y es cercana a Asunción- y que lleva 190 días cerrada, pasando por “la vuelta a clases presenciales” y “la reapertura de los gimnasios y de academias de baile”.

A la marcha se sumó Patricia Bullrich junto a Waldo Wolff y dirigentes de la oposición en Formosa. “La gente la recibió con aplausos”, sostuvieron en el diario local “El Comercial” y agregaron que, a pesar de la presencia policial detrás del vallado, la manifestación es pacífica. “Hay un clima de paz en medio del bullicio de los cánticos”, aseguran.

Los reclamos empezaron el jueves pasado cuando al mediodía el Consejo de Atención Integral anunció el regreso al ASPO de la ciudad de Formosa por la cantidad de casos detectados en los últimos 3 días, de los cuales un porcentaje muy alto, no tenía nexo epidemiológico. La gente se convocó por redes sociales y esa misma tarde se juntó en la plaza San Martín para marchar hasta la Casa de Gobierno donde hubo pintadas y hasta huevazos contra el edificio.

El ministro de Gobierno formoseño, Jorge González, sostuvo estedomingo que la protesta del pasado viernes 5 de marzo en la capital de la provincia en rechazo a la decisión de regresar a la fase 1 de la cuarentena “no fue pacífica”. En diálogo con Radio Rivadavia, el funcionario destacó que el Gobierno de Gildo Insfrán “apoya y respeta” las manifestaciones de protesta. “Cuando se convierten en violentas, todos estamos en contra, al igual que cuando existe algún exceso de miembros de las fuerzas de seguridad, en el legítimo uso de la autoridad que le corresponde, para poner orden a una situación de desmanes”, advirtió.

En este sentido, González evitó polemizar con el comunicado que emitió la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, organismo que repudió “el uso desproporcionado de la fuerza policial en la represión de la protesta”. “El Gobierno nacional no dijo nada con lo que no estemos de acuerdo: todos repudiamos la violencia institucional y repudiamos aquellas expresiones pacíficas que se convierten en violentas, tal como ocurrió el viernes”, indicó.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar