Miguel Kiguel: "Difícilmente la inflación baje del 3% en un futuro cercano"

ECONOMÍA Por Andrés Randazzo*
El economista sostuvo que "la noticia buena es que la inflación no se está espiralizando, no hay una sensación de que la inflación esté yéndose fuera de control ni mucho menos".
kiguel-1200jpg

Periodista: ¿Cómo interpreta el dato de inflación? ¿Fue algo más elevado de lo que se esperaba?

Miguel Kiguel: Fue elevado y algunos datos indican que la inflación va a ser una preocupación y que difícilmente llegue a un piso por debajo de 3% en el futuro cercano. Lo que se vio es que la inflación núcleo, que es la que más sigo porque es la que da la indicación de la tendencia general de la economía, estuvo en 4,1%, más alta que el mes pasado. Y está en línea con una tendencia que está mostrando fuerte inercia, que no es tan fácil de romper sin cambios importantes en las políticas económicas. Rubros como educación o salud, no han subido tanto como lo que es “Alimentos y bebidas” y otros bienes de la economía, con lo cual creo que hay un riesgo hacia adelante de lo que puede pasar con los servicios. Sobre todo a medida que la economía se siga normalizando y aumente la demanda de esparcimiento. Por un lado, la noticia buena es que la inflación no se está espiralizando, no hay una sensación de que la inflación esté yéndose fuera de control ni mucho menos. Tampoco parece que la inflación haya podido romper esa inercia, que la ubica entre 3% y 4%. Y que, a pesar que los Precios Regulados subieron solamente 2%, sigue en niveles elevados.

P.: ¿La actualización de tarifas puede suponer más presión a los Regulados?

K.: Claro. Y, además, ¿cuánto tiempo más podés tener las prepagas sin subir? Creo que vamos a ir en un continuo de inflación, que se está estabilizando en niveles cercanos al 3,5% mensual.

P.: En cuanto al acuerdo precios y salarios que lleva adelante el Gobierno, ¿puede servir para contener la inflación?

K.: Ya teníamos muchos precios que estaban controlados. Creo que no cambia sustancialmente la situación respecto de lo que teníamos. Estos acuerdos de precios no están dentro de un programa de estabilización macroeconómica o de reducción de la inflación. El programa no existe. Hoy eso de que “no hay un plan” sigue siendo cierto, son esfuerzos desarticulados o aislados de tratar de frenar la inflación, pero sin que estén todos de alguna forma conectados dentro de un plan general que mire política monetaria, fiscal. Y es curioso, porque Guzmán habla de eso: que hace falta un ataque integral a la inflación, pero por ahora son más bien esfuerzos aislados y que no están interconectados.

P.: Con estos números, ¿va a ser posible llegar a la meta prevista en el presupuesto de una inflación anual del 29%?

K.: Esa es la historia de Argentina en los últimos quince años. Creo que el Presupuesto es más una ambición para tratar de bajar expectativas, que una meta realista. No pasó en la época de Cristina, en la de Macri ni va a pasar ahora. Los presupuestos en general son voluntaristas y optimistas.

* Para www.ambito.com

Te puede interesar