Argentina podría recibir u$s4.355 millones del FMI por la ampliación de los derechos especiales de giro

ECONOMÍA Por Liliana Franco*
Recién en junio Kristalina Georgieva presentaran la propuesta final al directorio del organismo.
pag14-fmi-reutersjpg

Los directores ejecutivos del Fondo Monetario Internacional discuten una nueva asignación de derechos especiales de giro (DEG) de u$s650.000 millones para impulsar las reservas y ayudar a la recuperación mundial del Covid-19. Para la Argentina significaría un ingreso del orden de los u$s4.355 millones.

La Directora Gerente del FMI, Kristalina Georgieva, emitió una declaración sobre “el final de la conversación de los Directores Ejecutivos del organismo sobre el caso técnico de los Derecho Especiales de Giro (DEG)”.

“Estoy muy animada por las discusiones iniciales sobre una posible asignación de DEG de 650.000 millones de dólares”, indica el comunicado. Este dato no es menor ya que la cifra preliminar estimada era inferior –unos 500.000 millones de dólares. Esto significaría que Argentina podría recibir unos 4.355 millones de dólares (en vez de los 3.500 millones con que especulaba antes de conocerse la cifra de ampliación que evalúa ahora el organismo).

“Al abordar la necesidad mundial a largo plazo de activos de reserva, una nueva asignación de DEG beneficiaría a todos nuestros países miembros y respaldaría la recuperación mundial de la crisis del COVID-19. También sería una señal poderosa de la determinación de los miembros del FMI de hacer todo lo posible para superar la peor recesión desde la Gran Depresión” continua Georgieva.

“Con este fin, los Directores Ejecutivos transmitieron un amplio apoyo entre los miembros del Fondo para que el personal del FMI formulara una propuesta para una nueva asignación de DEG equivalente a US $ 650 mil millones para proporcionar liquidez adicional al sistema económico mundial complementando los activos de reserva de los 190 miembros del Fondo”.

Respecto a los tiempos que llevará la aprobación y por ende la posterior distribución a los países, lo explica Georgieva “Tengo la intención de presentar en junio una propuesta formal al Directorio Ejecutivo para considerar una nueva asignación de 650.000 millones de dólares, basada en una evaluación de las necesidades de reservas globales a largo plazo de los países miembros del FMI, y en consonancia con el Convenio Constitutivo y el Mandato del FMI”, es decir que en junio el “board” analizará la propuesta de los técnicos del organismo y luego esta deberá ser aprobada por los Gobernadores con el 85% de los votos. A modo de referencia, cuando en 2009 se tomó una medida similar, desde el inicio de las gestiones hasta el desembolso efectivo, se demoró 5 meses.

También el comunicado indica que ”el personal técnico del FMI desarrollará nuevas medidas para mejorar la transparencia y la rendición de cuentas en el uso de los DEG, preservando al mismo tiempo la característica de activo de reserva de los DEG. Paralelamente, el personal también exploraría opciones para los miembros con sólidas posiciones financieras para reasignar DEG para apoyar a los países vulnerables y de bajos ingresos”.

Se estima que algunos países desarrollados podrían ceder parte o toda su ampliación de la cuota en el organismo hacia las naciones pobres, categoría que no incluye a la Argentina, un país de ingresos medios.

“Si se aprueba, una nueva asignación de DEG agregaría un impulso sustancial y directo de liquidez a los países, sin aumentar la carga de la deuda. También liberaría recursos muy necesarios para que los países miembros ayuden a combatir la pandemia, incluido el apoyo a los programas de vacunación y otras medidas urgentes. Y complementaría la gama de herramientas desplegadas por el FMI para apoyar a nuestros miembros en este momento de crisis”, concluye el comunicado de la Directora Gerente.

* Para www.ambito.com

Te puede interesar