Alquileres: qué pasará con las familias en situación de desalojo

ECONOMÍA Por Agencia de Noticias del Interior
El Gobierno asistirá a las familias que se encuentren en situación de desalojo, ante el inminente vencimiento, el próximo 31, de la vigencia del decreto que prorrogaba automáticamente los contratos de los alquileres y prohibía desalojos.
alquileres-departamentos-2jpg

El Gobierno asistirá a las familias que se encuentren en situación de desalojo, ante el inminente vencimiento, el próximo 31, de la vigencia del decreto que prorrogaba automáticamente los contratos de los alquileres y prohibía desalojos.

A través de la Resolución 88/2021 publicada este viernes en el Boletín Oficial, el Ministerio de Desarrollo Territorial instruyó a la Secretaría de Desarrollo Territorial a elaborar y aprobar el "Protocolo Nacional de Alerta Temprana de Desalojos de Vivienda Única y Familiar en Regímenes de Alquileres Formales".

Para esto, se convocó al Ministerio de Justicia y a otros organismos nacionales, y se invitó a aquellos organismos provinciales pertinentes a la suscripción de convenios de cooperación, con el fin de recabar información sobre solicitudes de procesos de mediación y sobre existencia de sentencias judiciales de desalojo, en los casos comprendidos en contratos de locación alcanzados por el Decreto 320/20 y sus sucesivas prórrogas y modificaciones, que congelaron los valores de los alquileres y prohibieron los desalojos.

Asimismo, el Ministerio instruyó a la Secretaría a arbitrar los medios necesarios para coordinar acciones de colaboración y cooperación con los entes ejecutores provinciales y locales de los proyectos de viviendas construidas con aportes del Estado Nacional, con el fin de abordar soluciones habitacionales para aquellos hogares que requieran asistencia pública.

El decreto remarcó que a tal efecto, se establecerán los criterios de priorización de las personas, teniendo en consideración a las familias monoparentales, en situación de violencia de género, a las personas con discapacidad, mayores o en situación de vulnerabilidad, entre otros.

Los alquileres en la ciudad de Buenos Aires aumentaron en promedio un 60% durante el último año: en los últimos 12 meses, el costo de alquilar un monoambiente en Capital Federal aumentó 60%, en los departamentos de 2 ambientes la suba fue de 55,6% y de 60% en los de 3 ambientes.

El congelamiento de los alquileres concluirá a fin de mes, tras lo cual propietarios e inquilinos deberán acordar cómo continúan los contratos y el financiamiento si hubiera deuda acumulada.

En este contexto, Inquilinos Agrupados manifestó en un comunicado "preocupación" por la finalización el 31 de marzo del decreto que comenzó a regir un año atrás, entre las primeras medidas económicas de emergencia que tomó el Gobierno por la pandemia.

En el caso de que se haya acumulado deuda, el decreto contempla que los inquilinos deberán pagar las deudas de alquileres en un plazo de 6 a 12 meses, sin punitorios.

Según Inquilinos Agrupados, los resultados de la encuesta nacional a inquilinos de enero arrojó que el 40% no sabe dónde va a vivir cuando finalice el decreto. En tanto, el 35,7% no pudo pagar el alquiler de enero o lo abonó parcialmente, lo que "los ubica en una situación de posible desalojo".

Gervasio Muñoz, presidente de la federación dijo que "durante la pandemia el decreto evitó que familias quedaran en la calle extendiendo automáticamente los contratos de alquiler y el mercado inmobiliario respondió a esa medida con aumentos de precios que hoy".

"El panorama hoy es: familias que hace meses acumulan deudas, no tienen dinero para mudanza, no tienen dinero para pagar un nuevo alquiler, y mucho menos para saldar las deudas mientras pagan un nuevo alquiler. La única alternativa es la calle", advirtió.

Del otro lado de la mesa, Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, dijo que "en el mercado habitacional, la acción judicial en un desalojo y en un cobro no son frecuentes".

"Los conflictos se resuelven entre propietarios e inquilinos", aseguró Bennazar en declaraciones radiales.

El directivo agregó que el sector viene "desde hace 36 meses en un tobogán de caída libre" y aseguró que "el mayor de los problemas para el propietario es la rentabilidad, es la más baja de la historia".

Días atrás, el Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios de Argentina (Cofeci) señaló que "continuar con la prórroga indefinida del DNU con las actuales condiciones establecidas, profundiza la problemática de los inquilinos, propietarios e inmobiliarios, generando una incertidumbre angustiante".

En ese sentido, la entidad propuso la creación de una "tarjeta alquilar", para subsidiar a los inquilinos y aplicar programas de financiamiento para aquellos inquilinos que hayan generado deudas durante la prórroga del DNU.

En tanto, la obligatoriedad de inscribir los contratos en AFIP entró en vigencia, y los propietarios que no tengan registrado el contrato podrán ser multados, al tiempo que no podrán llevar adelante juicios de desalojo.

En tanto, la obligatoriedad de inscribir los contratos en AFIP entró en vigencia, y los propietarios que no tengan registrado el contrato podrán ser multados, al tiempo que no podrán llevar adelante juicios de desalojo.

Con información de www.ambito.com

Te puede interesar