Juntos por el Cambio y el oficialismo juegan a esconderse las cartas en medio del amenazante fantasma de la suspensión de las PASO

POLÍTICA 23 de abril de 2021 Por Ricardo Carpena*
La coalición opositora ya tenía definido condicionar la postergación por un mes de las primarias, pero no lo difundía ante el mal clima político. El Frente de Todos no contestará a JxC y quiere debatirlo en comisión de Diputados el viernes 30, con el ministro del Interior y los gobernadores
RQCC2WRRZNCJ5MQJXJPT26MBZA

La decisión ya estaba tomada, pero el fantasma amenazante de la suspensión de las PASO, agitado por el oficialismo, hizo que Juntos por el Cambio se apurara a confirmar que aceptaba el proyecto de postergación por un mes de las primarias y de las elecciones generales si se aceptan una serie de condiciones, como la incorporación de una cláusula por la cual se establece que no podrá haber nuevas modificaciones en el cronograma electoral “durante el presente año calendario”.

La postura de la principal fuerza opositora fue comunicada este jueves por Mario Negri, jefe del interbloque de diputados de JxC, al ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, a quien le enviaron el borrador de un proyecto de ley que contiene las exigencias para un acuerdo político: además de aquella cláusula, se propone la boleta única, el voto por correo de los extranjeros y la posibilidad de que puedan sufragar las fuerzas de seguridad que participarán del operativo electoral.

Fuentes del oficialismo, sin embargo, advirtieron a Infobae que no responderán inmediatamente la contraoferta opositora y que las autoridades de la Cámara de Diputados, encabezadas por Sergio Massa, quieren que el tema sea analizado recién el viernes 30 por las comisiones de Legislación General y de Asuntos Constitucionales de la Cámara baja, de la que participarán el ministro del Interior y los gobernadores para dar su opinión sobre el nuevo calendario electoral propuesto.

¿No le van a responder antes a Juntos por el Cambio? “No, eso se discute en comisión”, aseguró una alta fuente parlamentaria del Frente de Todos, convencida de que la coalición opositora incluyó la cláusula que impide nuevos cambios electorales “sólo para justificar que cambió de opinión porque ya tenemos los 137 votos para suspender las PASO”.

Tanto los duros como los moderados de la mesa nacional de Juntos por el Cambio, en realidad, habían decidido aceptar la postergación de las PASO, aunque con condicionamientos, en el Zoom que hizo el miércoles 14, pero allí se resolvió difundir primero sus críticas al manejo de la pandemia por parte del Gobierno y al plan de vacunación y diferir para el día siguiente la postura sobre las elecciones.

Pero el jueves 15 fue el día en el que Alberto Fernández anunció las nuevas restricciones, que causaron una gran polémica con la suspensión de las clases presenciales, y el viernes 16 se produjo su encuentro con Horacio Rodríguez Larreta en la Quinta de Olivos, por lo que la oposición prefirió postergar su comunicado sobre las PASO hasta la semana siguiente. Lo que causó inquietud en Juntos por el Cambio fue que, ante su indefinición sobre el tema, el oficialismo dejó trascender que tenía el número suficiente de legisladores como para aprobar una ley que directamente suspendiera las PASO.

En JxC necesitan las primarias abiertas simultáneas y obligatorias para definir liderazgos y las candidaturas, por lo que la posibilidad de que se terminara anulando esa instancia electoral la enfrentaba con un panorama de enfrentamientos, dificultades para consensuar postulaciones y, eventualmente, listas definidas “a dedo” en todo el país.

¿Por qué Juntos por el Cambio no confirmó antes su postura? Dos de sus referentes explicaron a Infobae que a comienzos de semana estaba en su apogeo la pelea entre la Casa Rosada y el Gobierno porteño por las clases presenciales, por lo que era difícil explicitar en medio de ese clima que había voluntad de llegar a un acuerdo político sobre las PASO.

Aun así, el comunicado de prensa de JxC para fijar su posición sobre el cronograma electoral se iba a difundir recién este viernes, pero una filtración del texto al periodismo obligó a anticiparlo al jueves, mientras circulaban las insistentes versiones, surgidas desde el oficialismo, de que contaban con los votos necesarios en el Congreso para suspender las PASO.

Tanto la propuesta del oficialismo de realizar las PASO el 12 septiembre y la elección general el 14 de noviembre, como la contraoferta de Juntos por el Cambio, se hicieron por escrito. Fue una exigencia opositora para tener alguna constancia fehaciente en caso de que, como sospechaban, el Gobierno apelara a nuevas excusas para no realizar las PASO.

“Nuestro temor es que el oficialismo quiera eliminar las PASO este año. Por eso dentro de nuestras posibilidades, porque no tenemos mayoría en el Congreso, buscamos garantizar con una cláusula que va a haber PASO. El peronismo puede, así y todo, desconocer lo que se conversó y juntar 130 votos y suspenderlas o eliminarlas”, admitió Negri.

En definitiva, ¿hay o no hay acuerdo sobre la postergación de las PASO? Sólo está claro que ahora hay voluntad de ambas partes de diferir por un mes las dos convocatorias a votar. Mientras siga el caldeado clima entre el Gobierno y Juntos por el Cambio, no hay que descartar que se produzcan nuevos cortocircuitos antes de que llegue la primera quincena de mayo, que es cuando vencerá el plazo máximo para que puede aprobarse en el Congreso una modificación del calendario electoral.

Para el oficialismo, acostumbrado a jugar con fuego, el tema de los tiempos para tratar el proyecto consensuado no es un problema: “Si tenemos un acuerdo, los plazos son intrascendentes. Y si no tenemos acuerdo, la discusión será igual”.

* Para www.infobae.com

Te puede interesar