La duda que genera la internación de Lifschitz

POLÍTICA 04 de mayo de 2021 Por Rafael SOTOMAYOR
2017-06-05NID_257522O_1

El inicio de las sesiones ordinarias de la Cámara de Diputados de Santa Fe en este 2021 no tuvo las características habituales, debido a que institucionalmente existe una situación anómala o que al menos no está contemplada en el reglamento interno; hasta el momento no se logró concretar la sesión preparatoria en donde son elegidas las autoridades de la cámara.

Las habituales negociaciones entre las diferentes fuerzas políticas que conforman la Cámara de Diputados se ven afectadas por el estado de salud del exgobernador y actual presidente de la cámara, Miguel Lifschitz, quien se encuentra internado en un sanatorio de Rosario por un cuadro grave de coronavirus.
 
La apertura del período ordinario de sesiones de la Legislatura con el discurso del gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, también cambió su imagen, ya que en representación de Diputados estuvieron presentes la vicepresidenta 1°, Lucila De Ponti; y la vicepresidenta 2°, Jimena Senn.

Los bloques retomaron por estas horas las negociaciones para intentar lograr un acuerdo que permita desarrollar la sesión preparatoria y así elegir sus autoridades. Entre este lunes y martes se aceleran los llamados para que esto suceda.

 La delicada situación de salud por la que atraviesa el actual presidente de la Cámara evidenció un vacío legal dentro del reglamento y hace que estas negociaciones entre las principales fuerzas políticas se concreten en un clima extraño.

 En este marco atípico, las discusiones oscilan entre las voluntades políticas y el reglamento –según los intereses– sin ser alguno de los dos lados más o menos valedero que el otro.

El foco está puesto en la decisión que se pueda tomar dentro del Frente Progresista, Cívico y Social no sólo porque es mayoría, sino porque es su referente la máxima autoridad de la cámara y candidato natural a retener la Presidencia.

 Una alternativa es que Miguel Lifschitz siga siendo presidente aún en el estado de salud en el que se encuentra, pero desde el FPCyS saben que eso es dejarle (al menos momentáneamente) al PJ el manejo de la cámara.

 Aunque esta opción sería la que a muchos “frentistas” le gustaría tomar, no son tiempos alegres para la convivencia política entre oficialismo y oposición, por lo que saben y entienden es una decisión riesgosa.

Ante esto, otra alternativa que se maneja – ya se realizaron reuniones – es que otro representante del socialismo tome el lugar del actual presidente. En este caso los dos nombres que por “naturaleza” se presentan son el de Pablo Farías (exministro de Gobierno de Lifschitz) y el de Joaquín “Popi” Blanco, presidente del bloque.

 Desde la bancada de la UCR las posturas van en sintonía con lo narrado anteriormente, sin embargo habrá que ver como se resuelven los acuerdos internos del Frente, relacionados con negociaciones pendientes, previo inclusive a que Lifschitz contraiga coronavirus.

 La hipótesis de la candidatura del exgobernador a senador nacional, también dejaba abierta la posibilidad que desde el 10 de diciembre del 2021– si el candidato socialista resultaba electo - la presidencia de Diputados quede en manos del PJ hasta mayo del 2022 en donde se elegirían nuevamente autoridades.

En relación a ese escenario fue que desde el sector radical planteaban la necesidad de contar con la Vicepresidencia 1°, algo que el Justicialismo no está dispuesto a negociar. “Lo que vamos a exigir que se cumpla es la proporcionalidad dentro de la Cámara. Si la Presidencia queda en manos del Frente, las Vicepresidencias deben ser para las minorías”, aseguran desde el peronismo.

 Quedan 48 horas claves para definir como continúa la convivencia en la cámara baja santafesina, la intención (y necesidad institucional) es que este jueves pueda realizarse la sesión preparatoria para la elección de las autoridades, pero habrá muchos llamados, cafés y negociaciones de por medio antes de que esto ocurra.

Con información de Aire de Santa Fe

Te puede interesar