Sufre el bolsillo: cuánto poder de compra perdió el salario desde el inicio de la pandemia

ECONOMÍA 10 de mayo de 2021 Por Paula Krizanovic*
513446

La consultora Labour, Capital, Growth (LCG) dio a conocer su reporte salarial de febrero 2021, donde consigna que desde el inicio de la pandemia y los confinamientos en la Argentina en marzo de 2020, el salario real perdió 7% de su poder de compra frente a la inflación.

Asimismo, el promedio de los salarios arrastra un ajuste real del 23% contra el último máximo alcanzado en noviembre 2017, en la serie histórica que mide esta firma de investigación y análisis.

Los datos se dieron a conocer tras que el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) diera a conocer también su coeficiente de variación salarial de febrero de este año.

El organismo oficial consignó que en ese mes, el índice de salarios del total registrado mostró un crecimiento de 4,7% respecto de enero 2021, como consecuencia de un incremento de 5,1% del sector privado registrado y un aumento de 3,8% del sector público.

Por otra parte, el índice de salarios total verificó en el mismo período un incremento de 4,3% respecto de enero de 2021, como consecuencia de una suba en los salarios registrados de 4,7% y un aumento en los salarios del sector privado no registrado de 2,8%.

Esto quiere decir que el índice de salarios total registrado del INDEC acumuló en los últimos 12 meses relevados un aumento de 28,8%, como consecuencia de un incremento de 29,4% del sector privado registrado y un aumento del 27,7% del sector público; en tanto que el índice de salarios total mostró un crecimiento de 30,2% en el mismo lapso.

Buenas y malas noticias

En general, el análisis de LCG sobre la evolución de los sueldos en la Argentina trajo buenas noticias en el corto plazo y no tan buenas en lo que refiere a la comparación interanual.

El salario real en febrero estuvo 0,7% por encima de la inflación, tras dos meses de caídas consecutivas del poder adquisitivo. "Se trata de la mayor suba real desde el inicio de la pandemia", describió la mencionada firma. Pero en términos anuales, se aceleró la caída del poder real de compra en un punto porcentual.

"No sé si podría decir que se ve un cambio de tendencia por ese 0,7% encima de la inflación. Si puede ser que en los meses que siguen haya cierta estabilidad en términos reales pero siempre en la comparación intermensual, a medida que empiece a desacelerar la inflación", dijo a este medio Julia Segoviano, economista de LCG.

"En marzo la inflación dio muy alta y es probable que en ese mes le vuelva a costar a los salarios empatar la inflación. Pero luego, a medida que desacelere, se cierren más paritarias y se concreten los incrementos, puede ser que se traduzca en estabilidad en términos reales. No en la comparación interanual", añadió.

En lo que refiere a los asalariados del sector privado, LCG vio una "considerable mejora" de un punto respecto del promedio de los tres meses inmediatamente anteriores, y un crecimiento del 1,5% del poder adquisitivo real.

Sin embargo, en términos anuales, la baja fue del 7,9% real, peor registro desde junio de 2019.

En tanto que el salario real de los trabajadores del sector público siguió a la baja, tendencia que mantiene desde abril de 2020, con la sola excepción del mes de septiembre. Pero volvió a crecer por encima de los precios en términos mensuales (0,2%).

"En la comparación la caída real asciende a 9,2%, siendo el sector más golpeado interanualmente en febrero", se lee en el reporte.

Los más perjudicados

Según LCG, el sector privado no registrado fue el único que presentó caída real en el mes de febrero respecto del mes anterior así como en términos interanuales. No obstante, desaceleró la caída real mensual por segundo mes consecutivo (-0,7% vs -1,5% en enero).

"En los meses que siguen el cierre de paritarias va a acentuar esa dinámica que se vio en febrero en el sector privado registrado. Pero el segmento no registrado, como siempre será el más vulnerable. No cuentan con la protección de las paritarias, y en caso de nuevas restricciones por la pandemia, siempre va a ser el sector más afectado. Por eso en 2020 es en dónde aumentó más el desempleo, aunque no se cuenten con datos oficiales al respecto", afirmó la economista.

En el primer bimestre del año, este segmento de los trabajadores informales acumula una caída real del 2,2%, contraponiéndose con la suba real que acumula el sector privado registrado (+1,5%).

"En términos interanuales, sin embargo, es el sector menos afectado, aunque se debe a las pobres bases de comparación que dejaron los años previos. El trabajo informal entre 2018 y 2019 fue el que más se desplomó, por eso las bases de comparación son tan bajas que en términos anuales parece pegar la vuelta, aunque no sea así", dijo Segoviano.

Sueldos: ¿qué pasará en 2021?

Para los meses que siguen al primer trimestre del año, en LCG esperan estabilidad en términos reales en lo que refiere a los cambios mes a mes del poder adquisitivo.

"Incluso podría haber alguna mejora en el margen en la medida que la inflación comience a desacelerar desde el 4,8% registrado en marzo", se animaron a aventurar.

Sin embargo, en términos anuales está claro que los salarios reales volverían a perder contra la inflación por cuarto año consecutivo.

"Aunque el cierre de paritarias podrá traer algo de alivio para el poder adquisitivo de los trabajadores, los acuerdos se concentran entre el 30% y el 35% anual, por encima de la pauta de inflación establecida en el Presupuesto (+29%) pero por debajo de la inflación esperada para este año," dijo Segoviano.

De confirmarse esta proyección (salarios creciendo al 35% anual e inflación al 45%), la pérdida acumulada alcanzaría el 27% en los últimos 4 años.

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar