Mauricio Macri también tomó distancia de Pepín Rodríguez Simón ante el pedido de asilo político: “No estoy de acuerdo”

POLÍTICA 20 de mayo de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
B5KXLZAKUJCZ5AKW2EW4KKAPRQ

Mauricio Macri fue consultado acerca de la decisión que tomó Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, el principal operador judicial de su gestión presidencial, quien el pasado lunes difundió públicamente una carta para pedir asilo político en Uruguay. El ex presidente apenas pronunció una frase con la que tomó distancia y que estuvo en línea con la que también expresó Miguel Ángel Pichetto.

“Hay claramente una persecución hacia mi persona, hacia mi familia y hacia mis ex funcionarios; particularmente en esta causa que inventó Cristóbal López en la que acusa a ex funcionarios por intentar recuperar los impuestos de los argentinos que él se apropió ilegítimamente”, sostuvo Macri durante la entrevista con el medio cordobés.

Rodríguez Simón fue citado el próximo 17 de junio a brindar declaración indagatoria como acusado en un proceso por los delitos de extorsión y asociación ilícita. Tras su viaje a Uruguay, autorizado por la Justicia argentina, indicó que “esta campaña de difamación se convierte en una campaña de odio y hostigamiento en las redes sociales que me lleva a temer, además de por mi libertad, por mi seguridad personal si regreso a la Argentina”.

La jueza Maria Servini declaró rebelde a Rodríguez Simón y ordenó este miércoles su captura internacional a los fines de tomarle declaración indagatoria. También dispuso la inhibición general de todos sus bienes.

El acusado tuvo durante la gestión de Macri dos cargos, pero ninguno vinculado al quehacer judicial: director de YPF por el Estado Nacional y representante por Argentina en el ParlaSur. Sin embargo, desde esos cargos, Rodríguez Simón desplegó una intensa actividad en los pasillos de la Justicia. De hecho fue el encargado de proponer el nombramiento en comisión de dos jueces de la Corte Suprema y fue la pieza clave de la denominada “Mesa Judicial” de Cambiemos, donde se seguía la marcha de las causas que tenían adversarios políticos del gobierno de entonces.

Aunque el operador judicial de Macri todavía está en Uruguay (se fue de Argentina el 8 de diciembre de 2020), trascendió que realizó consultas con abogados para conocer los beneficios de adherirse a la ley del arrepentido, por lo que no se descartaba que si regresa a Buenos Aires puede declararse “imputado colaborador”.

La decisión de Pepín generó indignación en el oficialismo. Hasta Cristina Kirchner salió a repudiarlo, recordando todas las veces que ellas y otros de sus ex funcionarios desfilaron por Comodoro Py en los años del macrismo.

Macri dialogó en Córdoba en el marco de la presentación de “Primer Tiempo”, el libro que lanzó en marzo y en el cual relata sus cuatro años como presidente de la Nación.

“Yo escucho a (Estela de) Carlotto que dice que tengo que ir preso, es algo que afecta. Confío que aunque haya jueces que oscilan en el sistema institucional argentino, confío en el final del camino”, manifestó el ex Jefe de Estado.

En una entrevista con el diario La Voz, de la provincia de Córdoba, el ex mandatario reveló: “Me lo informó, me sorprendió, no estoy de acuerdo. Pero lo entiendo”.

Antes de esos dichos, Pichetto -que fue el compañero de fórmula de Macri en las últimas elecciones que perdieron- también se distanció del operador judicial: “Si considerás que sos inocente, tenés que presentarte ante la Justicia. Si la causa es infundada, se va a caer”.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar