Cierre de exportaciones de carne: tras 14 días de paro, aumenta la incertidumbre por la falta de diálogo entre el Gobierno y la Mesa de Enlace

ECONOMÍA 04 de junio de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
QLADGZTGI5HNLJU45W67YIWMKQ

Tras 14 días, finalizó el cese de comercialización de hacienda organizado por la Mesa de Enlace en rechazo al cierre de las exportaciones de carne vacuna, vigente hasta el 20 de junio. La medida oficial, que continúa vigente, no pudo ser revertida por parte de los dirigentes del campo, que ahora impulsan una instancia de diálogo con el Gobierno y pidieron una audiencia con el presidente Alberto Fernández. También impulsarán reuniones con los gobernadores y con integrantes de la cadena cárnica.

“Se abrirá un tiempo en el que esperamos poder avanzar con instancias de diálogo con el gobierno nacional, los gobernadores y los legisladores, para tratar de revertir las consecuencias negativas para la producción y para todos los argentinos de la desafortunada decisión oficial. Es necesario encontrar alternativas que no destruyan una vez más la ganadería argentina, que no afecten más el bolsillo de los argentinos, que no nos hagan perder credibilidad ante el mundo y que no se siga afectando la economía nacional, con medidas inadecuadas”, dijeron los presidentes de las entidades en un comunicado.

Más allá de las buenas intenciones del agro, las entidades también ven posible que no haya una marcha atrás del Gobierno ante la medida restrictiva y las condiciones para exportar no vuelvan a ser como las previas a la decisión oficial, lo que podría traer aparejado un incremento en la conflictividad, adoptar nuevas medidas de fuerza e incorporar otras acciones a la protesta. Hasta el momento no avanzaron las negociaciones entre funcionarios nacionales y los exportadores, para trasladar un mayor volumen de carne en el mercado interno a precios “accesibles”, que permita al Gobierno dar marcha atrás con las restricciones.

Al respecto, un pronunciamiento de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), señaló que el cierre de exportaciones de carne vacuna dispuesto por la administración nacional, “no deja de asombrarnos y despierta la sospecha acerca de las capacidades de los funcionarios para abordar la gestión de las cuestiones productivas y más aún, para la gestión política dirigida a todos los argentinos. Con inconsistentes argumentaciones, el sector gubernamental demuestra una vez más, que moviliza la toma de decisiones prejuicios ideológicos en lugar de reales necesidades de gestión para los argentinos”. Además, se advirtió que continúan en estado de alerta y movilización y se avanzará con el Plan de lucha si la medida no se revierte.

Por otro lado, para la Mesa de Enlace el cese de comercialización de todas las categorías de hacienda vacuna en pie que se extendió por 14 días, “tuvo un altísimo acatamiento”, donde el objetivo fue manifestar el malestar que hay en el sector por las políticas que lleva adelante la administración de Alberto Fernández, a las que definieron de “erradas” y advirtieron que el campo “no tolera más que se dispongan medidas que ya fracasaron, de manera inconsulta, que perjudican seriamente una actividad cuya recuperación llevó muchos años”.

También en el documento manifestaron desde la Mesa de Enlace, que la decisión de cerrar las exportaciones de carne vacuna, provocó consecuencias no deseadas, ya que los precios de la carne no bajaron en góndola. “Lo dijimos hasta el cansancio: cerrar las exportaciones no es una medida adecuada para generar un impacto real que implique la mejora de los precios que pagan los argentinos por la carne. Por el contrario, y como pasó años atrás, empeora gravemente la situación de todo el sector e impacta negativamente sobre los argentinos en general”, afirmaron los dirigentes.

Alberto Fernández y el Consejo Agroindustrial

El pronunciamiento de la Mesa de Enlace se conoció antes de la reunión que convocó este miércoles Alberto Fernández a los integrantes del Consejo Agroindustrial Argentino, que habían reclamado dicha audiencia luego de cuestionar al Gobierno por las limitaciones para exportar y por la demora que hay en terminar con la redacción del proyecto de Ley para el desarrollo agroindustrial, para aumentar las exportaciones y los niveles de empleo. Una iniciativa que tiene un amplio respaldo del oficialismo y sectores de la oposición.

Según precisaron desde el Consejo en un comunicado tras la reunión, Alberto Fernández se comprometió a dar un pronto tratamiento legislativo del proyecto de ley, que podría generar hasta 700.000 puestos de empleos e incrementar en 15 mil millones de dólares las exportaciones anuales, sin requerir subsidios, donde se informó que el Gabinete Económico se encuentra realizando los últimos ajustes técnicos.

Y en relación al cierre de exportaciones, los representantes del Consejo plantearon sus diferencias con la medida y ante esa postura, según consta en el comunicado del CAA, el presidente manifestó la necesidad de una rápida solución y entendimiento para el abastecimiento interno, a los efectos de levantar la medida de suspensión de exportaciones.

Por último, entre las partes acordaron “seguir trabajando de manera conjunta en la búsqueda de políticas consensuadas de largo, mediano y corto plazo, que permitan corregir la situación y equilibrar el contexto promoviendo la oferta de alimentos para atender tanto demanda del mercado interno como el de exportación.”

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar