Los desplazados forzosos en el mundo baten un nuevo récord al alcanzar los 82,4 millones

INTERNACIONALES 18 de junio de 2021 Por Belén DOMÍNGUEZ CEBRIÁN
K6UFQWWZI7PYNSINGMP35FMKIQ

La pandemia de coronavirus puso al mundo en modo pause durante buena parte 2020, excepto para las personas más vulnerables. El año pasado había 82,4 millones de desplazados forzosos en el mundo a causa de la violencia, las guerras, el hambre o los devastadores efectos del cambio climático, según el informe Tendencias Globales del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur), presentado este viernes en Ginebra (Suiza). 2020 rompe de esta forma un nuevo récord por noveno año consecutivo, según el detallado documento, de 72 páginas, con un aumento de personas que se han visto forzadas a abandonar sus hogares del 4% respecto a 2019, año en el que la misma organización cifró las personas desplazadas en 79,5 millones.


“Detrás de cada número hay una persona forzada a dejar su hogar y una historia de desplazamiento, desarraigo y sufrimiento. Merecen nuestra atención y apoyo, no solo mediante la ayuda humanitaria, sino también con la búsqueda de soluciones a su difícil situación”, ha declarado Filippo Grandi, jefe de Acnur, a través de un comunicado. El documento, además, hace mención especial al número de venezolanos que, sobre todo desde 2018, han abandonado el país sudamericano huyendo de las consecuencias del régimen de Nicolás Maduro: 3,9 millones de personas. Son un 8% más que el año anterior, que en la mayoría de los casos se ha asentado en otro país sudamericano, o España.

En la actualidad, el 1% de la humanidad está desplazada. El grueso de esas decenas de millones de almas que se han visto obligadas a dejar atrás sus ciudades, sus campos, sus casas, sus familias, lo ocupan los desplazados internos: 48 millones. Le siguen los refugiados: 26,4 millones de personas que han tenido que cruzar fronteras y pedir protección en otros países.

El extenso informe señala que Turquía continúa siendo el país que más presión migratoria soporta en cuanto a la acogida de refugiados: 3,7 millones de personas. Le sigue Colombia (1,7 millones que incluyen a venezolanos desplazados), Pakistán (1,4 millones), Uganda (1,4 millones) y Alemania (1,2 millones). Y es que, según la organización, que depende de la ONU: “La gran mayoría de los refugiados del mundo, casi nueve de cada 10 (86%), están acogidos en países vecinos a las zonas de crisis y en países con recursos medios o bajos”.

Alemania es el único país europeo en el ránking de Acnur de los diez países que más personas acogen. Con todo, el número de refugiados en Europe aumentó un 3%, entre otros motivos, por los desplazados que huyeron en 2020 del enquistado conflicto del territorio en disputa del Nagorno-Karabaj (o Alto Karabaj), que enfrenta a Armenia y Azerbaiyán desde hace décadas.


Después de diez años de guerra en Siria, sus ciudadanos continúan batiendo los lamentables ránkings de personas refugiadas: 6,7 millones en 2020. Les siguen aquellos ciudadanos que han huido de Venezuela (cuatro millones); de Afganistán (2,6 millones); de Sudán del Sur (2,2 millones); y de Myanmar, antigua Birmania (1,1 millones), posiblemente la mayoría de la minoría rohingyá, que se refugia en la vecina Bangladés.

El grueso de todo el conjunto de desplazados tiene entre 18 y 58 años y está casi igual repartido entre hombres (29%) y mujeres (25%). Llama la atención, sin embargo, que hasta un millón de niños nacieron ya como refugiados en otro país. Acnur estima que entre 2018 y 2020, unos 290.000 y 340.000 bebés nacían de media cada año. La organización es pesimista y asegura que muchos de estos niños “pueden seguir siendo refugiados durante años”. Este es un punto especialmente sensible y en el que Grandi pone el acento al exigir a los países a revertir la situación: “La tragedia de tantos niños y niñas nacidos en el exilio debería ser razón suficiente para maximizar los esfuerzos para prevenir y acabar con los conflictos y la violencia”. Pese a que los niños representan el 30% de la población mundial, cuando se trata de la población desplazada, representan el 42%.

Menos concesiones de asilo

Paradójicamente, mientras el número de personas que huyen de sus casas en búsqueda de protección internacional aumenta, las concesiones de asilo descienden. Las solicitudes de asilo pendientes de respuesta a nivel mundial se mantuvieron casi en los mismos niveles de 2019 (4,1 millones), pero los Estados y Acnur registraron conjuntamente alrededor de 1,3 millones de solicitudes individuales de asilo, un millón menos que en 2019 (43% menos).

Las regiones en las que más solicitudes de asilo se registran son América, entendida como Estados Unidos -que cada año, desde 2015, va in crescendo-; y Europa, continente que lidera estas solicitudes desde al menos 2010, según datos de Acnur. EE UU lidera de lleno las solicitudes individuales de protección internacional con 250.800 tan solo en 2020. Le siguieron, muy de lejos, Alemania (102.000), España (88.800); y Francia (87.700). Venezolanos, afganos y sirios son los que más solicitudes de asilo registraron en 2020.

Fuente: El País

Te puede interesar