Facundo Manes el elegido de la UCR en Juntos por el Cambio

POLÍTICA 19 de junio de 2021 Por Ricardo CARPENA
XN2S344AB5ECVNOYMD7MESLSYE

La irrupción de Facundo Manes en el escenario de la Provincia de Buenos Aires amenaza con alterar los equilibrios inestables de Juntos por el Cambio y precipitar definiciones que le brindarán más protagonismo a la UCR. De por sí, los radicales se entusiasman porque ven en el neurocientífico la figura capaz de atraer votos nuevos, recuperar un electorado perdido y evitar que el partido siga siendo el furgón de cola del PRO. ¿Será también el que pueda generar el suficiente consenso en la coalición opositora para encabezar la lista de candidatos y eludir las PASO?

Distintas encuestas recientes coinciden en que Manes tiene una fuerte imagen positiva, aunque en JxC hay dirigentes que no están seguros de que esos números se trasladen automáticamente a las urnas. El autor del libro El cerebro argentino es un intelectual reconocido, pero todavía le falta pasar por la prueba de fuego: si acepta la oferta del radicalismo de ponerse al frente de la nómina bonaerense, falta saber cómo le irá durante su incursión en un terreno pantanoso como el de la política en el que sus dirigentes deben aceptar terminar embarrados.


Para la UCR, el sí del neurocientífico resolverá un problema de difícil solución: con la excepción de Martín Lousteau, el partido no tiene hoy una figura fuerte en el AMBA que, como se sabe, es la principal vidriera de la política argentina para instalarse en el tablero nacional. Pese a su peso en el interior de la Provincia, hace mucho que al radicalismo le cuesta tener un rol importante en el conurbano bonaerense. Manes representa una apuesta para resolver el dilema actual del partido, aunque pueda significar un problema interno en la pelea de 2023: si su incursión política resulta exitosa, será un competidor natural de correligionarios presidenciables como Alfredo Cornejo, Gerardo Morales o el propio Lousteau.

Para Jesús Rodríguez, un referente histórico del radicalismo, “se trata de alguien que no es de la nomenclatura política, pero tampoco es un representante de la antipolítica; es una figura fresca, con prestigio social y reputación profesional, a quien no se le pueden atribuir responsabilidades durante el gobierno de Macri ni en el de Vidal”. “Todo eso le permite ofrecer una combinación de institucionalidad, valores y propuestas para los nuevos desafíos del futuro”, afirmó a Infobae el titular de la Auditoría General de la Nación.


El dirigente de la UCR porteña, además, consideró que esa candidatura “generará una reconfiguración bienvenida y muy oportuna de los pesos específicos dentro de Juntos por el Cambio” y descartó que los radicales hayan quedado atrapados en la dinámica del PRO: “Eso lo pueden pensar solamente los que leen la política en función de las fotos y de los programas de TV”, sostuvo Rodríguez.

Atribuyó la llegada de Manes a la política, por otra parte, al estado de movilización partidaria: “Es consecuencia del triunfo de Maxi Abad en las elecciones para elegir al presidente de la UCR bonaerense, donde 120.000 personas votaron. El único partido capaz de eso produce esta novedad”.

Desde la mirada del ala dura del PRO, el debut político del creador del Instituto de Neurología Cognitiva “puede llenar un espacio que se produce por la indefinición de María Eugenia Vidal” y “podría ayudar a ordenar” el complejo panorama de JXC en la Provincia: “Ahora, Horacio (Rodríguez Larreta) tendrá que desistir de pretender definir hoy lo que sucederá recién en 2023″, dijo un dirigente macrista en alusión al plan del jefe de Gobierno de influir en las principales candidaturas porteñas y bonaerenses de este año para apuntalar su futuro proyecto presidencial.

Por eso en este sector imaginan que Manes puede lograr que se eviten las PASO en la Provincia. “¿Larreta va a llevar igual a Santilli a competir contra el neurocientífico? Creo que no porque todo el mundo en la coalición se alinearía con esa lógica de apoyar a un candidato nuevo y fuerte. La UCR le hizo una jugada que lo deja encerrado. Y todo tiene que ver con la decisión de Vidal de haber dejado ese espacio libre”, añadió.

No creen precisamente lo mismo en la Coalición Cívica, la tercera pata de la principal fuerza opositora. Por un lado, un referente partidario señaló a Infobae que “con Manes se suma un actor más a Juntos por el Cambio y eso es bueno”, mientras destacó que “hoy lo prioritario es poder trabajar por la unidad”. Sin embargo, quienes hablan a diario con Elisa Carrió advirtieron que, aunque apoyó públicamente el lanzamiento de Manes, ella quiere encabezar la lista de diputados en Provincia porque considera que puede ser “la ordenadora” de las divisiones internas y está segura de que habrá PASO con el neurocientífico o con Santilli al frente de la nómina.

La ex diputada quiere hacer todo lo posible para evitar que las postulaciones opositoras se diriman en las primarias. “En medio de tantas muertes por la pandemia y de una crisis política tan fuerte no se puede estar discutiendo candidaturas”, le dijo a un allegado. Fue después de que difundió por las redes sociales el audio en el que advirtió: “Mi partido y los radicales están cansados de los destratos”. Ante la repercusión de sus dichos, la fundadora de la Coalición Cívica hizo saber que esa frase no estuvo dirigida a Rodríguez Larreta ni a Vidal, ni tampoco a Patricia Bullrich, pero dejó entrever que le apuntó a Macri, un convencido de que todas las candidaturas deben definirse en las PASO, y también a otros dirigentes de ese partido que, a juicio de ella, no entienden que hay que unir fuerzas para sumar legisladores a un Congreso “muy difícil”.

Dicen que Manes venía frenando su desembarco en la política justamente porque quería tener garantías de que iba a ocupar un papel destacado y no ser un candidato más de una lista. La paciente tarea de persuasión de radicales como Cornejo, el jefe del partido, y de su propio hermano, Gastón Manes, quien acompañó a Maxi Abad en las elecciones de la UCR bonaerense, logró que esta semana el neurocientífico se ubicara a un paso de aceptar la postulación provincial. Sin embargo, no hay garantías de que convierta su candidatura en indiscutible para todo JxC.

Gran parte del futuro de Manes se juega con la firme decisión de todo el radicalismo de bendecir su salto a la política, pero la fortaleza de esa jugada también está asociada a lo que defina Vidal sobre su futuro en el distrito bonaerense y Carrió acerca de su resolución de encabezar la lista en Provincia. Movidos por las pasiones, los dirigentes de Juntos por el Cambio podrían reflexionar si para ganarle en forma contundente al Frente de Todos en las elecciones no les convendrá llevar a la práctica el título del libro que la gran esperanza de la UCR publicó en 2014: “Usar el cerebro”.

Fuente: Infobae

Te puede interesar