Guzmán solicitó que se aplique un impuesto global de más de 15% a las multinacionales

ECONOMÍA 09 de julio de 2021 Por Rafael SOTOMAYOR
60e899418f19d_1004x565

El ministro de Economía, Martín Guzmán, celebró la iniciativa global de avanzar con una tributación internacional a las compañías multinacionales, aunque solicitó la aplicación de una mayor tasa que la que se discute actualmente de 15%, ante sus pares en un foro organizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En Venecia, donde viajó para asistir a la cumbre de ministros de Economía del G20 y permanecerá hasta el fin de semana, Guzmán disertó en el Foro Global de Productividad organizado por la OCDE, en presencia de la presidenta del Banco Central Europeo y extitular el FMI, Christine Lagarde.

Según Guzmán, el principal problema de la economía mundial es la desigualdad, y que un objetivo del multilateralismo debe ser evitar una evolución desigual de la economía global luego del impacto de la Covid-19.

"Más sería mejor, pero sin duda éste es un paso muy importante"

MARTÍN GUZMÁN

"Celebramos los avances en el frente de la tributación internacional y pensamos que la idea de un impuesto global mínimo de al menos 15% es un paso positivo. Por supuesto, más sería mejor, pero sin duda éste es un paso muy importante", expresó.

Asimismo, bregó por "una modernización de las líneas de crédito de los bancos multilaterales de desarrollo, de manera de poder reducir las asimetrías que enfrentan las economías avanzadas y en desarrollo en el acceso al financiamiento".

"Abordar el tema de la desigualdad incluye el acceso equitativo a la vacunación", agregó, entre otras consideraciones, según informó el ministerio a su cargo.

Por último, Guzmán consideró que "los mercados no van a proporcionar el tipo de financiamiento que necesitan las economías para hacer frente a estos problemas" y que, en cambio, "el multilateralismo es un medio para encontrar soluciones".

Además de Lagarde, el ministro compartió el panel con el titular del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, y el secretario de Hacienda y Crédito de México, Arturo Herrera.

La agenda del ministro

Guzmán participará de la primera jornada de la cumbre de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del G20 que finalizará el sábado, cuando disertará entre sus pares planteando la posición argentina sobre el impuesto y el problema de la desigualdad.

Aquí, el ministro se cruzará con la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y aunque no está confirmado si tendrá con ella un encuentro bilateral, sí habrá reuniones con el equipo técnico del organismo durante el fin de semana.

Julie Kozack, cabeza de la delegación del FMI que negocia con la Argentina, se vio la última vez con Guzmán para continuar negociando el programa con el FMI en Roma, donde ambos coincidieron en un encuentro internacional organizado por el Vaticano, del que fueron oradores.

En una agenda muy ajustada, Guzmán se reunirá también con sus pares de México, Alemania, Japón y Rusia.

La delegación argentina que se encuentra en Italia está conformada por el subsecretario de Financiamiento, Ramiro Tosi; la titular de la Unidad de Asuntos Internacionales del Ministerio de Economía, Maia Colodenco; y el representante argentino ante el FMI, Sergio Chodos, entre otros.

El titular del Banco Central, Miguel Pesce, participará en el encuentro de jefes de Bancos Centrales de manera virtual, informaron a Télam fuentes oficiales.

Este jueves, tras haber aterrizado en Venecia, Guzmán inició la gira entrevistándose con el viceprimer ministro y ministro de Economía y Finanzas de Corea del Sur, Hong Nam-Ki, con quien dialogó sobre la asignación de los Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional (FMI).

También dialogaron sobre los sobrecargos que el organismo les aplica a sus créditos, un punto en que la Argentina está muy interesada en discutir tanto a nivel multilateral como bilateral.

De la asignación extraordinaria de DEG por US$ 650.000 millones a los países, que se produciría a fines de agosto, luego de haber pasado el filtro de aprobaciones en la Junta de Gobernadores y el directorio del FMI, la corresponderían a la Argentina aproximadamente unos US$ 4.450 millones para engrosar las reservas, y sin costo alguno.

Luego, podrían darse negociaciones bilaterales entre los países en donde aquellos que no necesiten DEG puedan prestarla a países que sí los necesiten, a un costo conveniente, en el marco de las medidas de emergencia para salir de la pandemia.

En este marco, Guzmán y Hong Nam-Ki también conversaron sobre las relaciones comerciales entre ambos países.

Además, se refirieron a la situación económica global y plantearon los distintos desafíos que los países afrontarán para “mantener una recuperación sostenible” mientras se combate la pandemia, y la importancia de “adaptar los marcos institucionales multilaterales para evitar movimientos de capitales de corto plazo desestabilizantes para las economías emergentes”.

“Tuvimos un diálogo enriquecedor con el viceministro, con quien pudimos avanzar en entendimientos en temas multilaterales como la reasignación de los DEG y la necesidad de revisar integralmente la política de sobrecargos de interés del FMI”, afirmó Guzmán, entre otros puntos de interés de la Argentina a nivel multilateral.

Fuente: telam

Te puede interesar