Wall Street apuesta a una derrota K y las acciones argentinas podrían triplicar su valor

ECONOMÍA 07 de septiembre de 2021 Por Pablo WENDE
IWZIJG4C7JF53JB4ZKEZBX4JRY

Sin demasiado esfuerzo, ni un resultado excepcional contra el Gobierno en las elecciones, las acciones argentinas tendrían aún un enorme espacio para seguir creciendo. Un informe considera que la mejora de las últimas jornadas sería algo así como la punta del iceberg de un nuevo rally alcista que recién comienza.

“La historia muestra que entrando en puntos como el actual (75-80% abajo del último pico) el potencial de apreciación es muy significativo, entre 2 y 2,5 veces la inversión inicial en un plazo de 3 a 5 años” , concluye el estudio.


El trabajo corresponde a la sociedad de Bolsa AR Partners, con fuerte llegada a inversores locales y extranjeros, y sugiere que la suba podría ser bastante similar a la que se vivió en 2013, cuando el candidato kirchnerista para el Congreso, Martín Insaurralde, perdió las legislativas y Cristina Kirchner se quedó sin chance de ir por un nuevo mandato (hubiera precisado una reforma constitucional).


Según en analista Hernán Ladeuix, las similitudes con aquel momento son muy importantes, aún salvando las distancias con los momentos históricos. Pero lo más llamativo es que las acciones cotizan en dólares prácticamente al mismo valor que hace ocho años atrás, alrededor de USD 420 para el índice Merval tomando la cotización del “contado con liquidación”. “Después de las PASO del 2013, los papeles subieron hasta USD 600 a fin de año, es decir un 50%”, recuerda en su análisis. Y luego la tendencia alcista continuaría hasta dejar al índice Merval en un nivel histórico de USD 1.800, en parte también ayudado por un importante atraso del tipo de cambio hasta 2018.

“Hay además innumerables hechos que se repiten en esta etapa. Un gran triunfo electoral dos años antes (54% en 2011, 48% en 2019), y la misma aura de invencibilidad que rodea al peronismo en cada elección, particularmente en la provincia de Buenos Aires. Hay que recordar que la derrota del gobierno en 2013 fue muy sorpresiva”, agrega el informe de AR Partners.

Pero además del contexto político, también la economía tiene numerosos aspectos que pueden compararse con aquel momento, hace ocho años: duro cepo cambiario, atraso del tipo de cambio y de tarifas, restricciones a las exportaciones y otros aspectos.


Yendo puntualmente a los números, una mejora del 40% desde los precios actuales llevaría a los bancos un precio de 2 veces el valor libro, cuando en el mejor momento llegaron a cotizar a un múltiplo de 5. Eso significa que, incluso en caso de una fuerte suba en los próximos meses, aún estarían casi “regalados” en términos históricos y todavía más en comparación con las cotizaciones de otros bancos de la región.

El trabajo también plantea una perspectiva histórica para analizar cuál puede ser la dirección del mercado bursátil, comparando los últimos 55 años. En este período largo de análisis, hubo bajas de hasta el 95% en los precios (destrucción casi total), pero también mercados alcista donde el capital “se multiplicó 5, 10 o más veces en períodos muy cortos de tiempo”.

Lo que luce bastante determinante para el recorrido futuro del mercado bursátil es el resultado de las PASO. La última elección primaria generó un verdadero temblor en el mercado y una caída histórica de las acciones de 50% en dólares en una jornada. La sorpresa por la victoria contundente de Alberto Fernández y el regreso del kirchnerismo resultó un golpe tan duro como inesperado para los inversores.

Claramente, si el Gobierno consiguiera ahora un resultado mucho mejor que el vaticinado por las encuestas y distintos informes cualitativos que muestran un deterioro en la imagen del Presidente y del Gobierno, la historia podría ser totalmente distinta. En este caso, la recuperación de las últimas semanas podría cortarse abruptamente, sobre todo tratándose de algo sorpresivo para el mercado.

Fuente: Infobae

Te puede interesar