Perotti, el gobernador que no puede hacer nada en una provincia casi narco

POLÍTICA 08 de septiembre de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
seguridadjpg

Omar Perotti habló del flagelo que se vive en la provincia fundamentalmente por el delito narco. Como siempre, Perotti habla mucho y hace poco. A dos años de haber asumido la gobernación Santa Fe es una ciudad casi narco en donde el delito es absolutamente inmanejable. Perotti habla pero poco hace y así estamos...

En las últimas dos semanas hubo 17 asesinatos en el departamento Rosario y eso, más de uno por día, excede la media anual. La acumulación de hechos no se dio como una constante sino en dos series: entre el 25 de agosto y el 1º de septiembre hubo once hechos y los últimos seis tuvieron la particularidad de haberse registrado en menos de 24 horas.
En este marco, este miércoles por la mañana se desarrollaron una serie de encuentros en la sede local de Gobernación vinculados a la ola de crímenes registrados en los últimos días en la región. Lideradas por el gobernador Omar Perotti y el ministro de Seguridad Jorge Lagna, con la participación del intendente de Rosario Pablo Javkin, hubo reuniones con representantes de diferentes fuerzas de seguridad. De Nación participó el subsecretario de Intervención federal Luis Morales, además de los cuatro jefes de fuerzas federales, el jefe y el subjefe de la policía santafesina, el jefe de la policía de Rosario y también el de la ciudad de Santa Fe, además de representantes de grupos de elite de fuerzas de seguridad.

Luego de las reuniones se realizó una conferencia de prensa en la que el gobernador Perotti fue contundente al criticar al gobierno anterior. "Hay una decisión tomada, que es cortar los vínculos con el delito. Situación que claramente no pasaba y nos lleva a que haya un cambio profundo que no creemos que en lo diario tenga la dimensión que deseamos", indicó el gobernador. "Esta es una bola de nieve que fue creciendo y nosotros tomamos la decisión de empezar a achicarla", agregó.

En su diagnóstico Perotti vinculó el crecimiento del poder de fuego y logística de las organizaciones criminales a la forma en la que los gobiernos provinciales anteriores gestionaron la seguridad pública. "El haber mirado tantos años para otro lado permitió que algunas bandas se hayan convertido en organizaciones criminales. Esto es lo que enfrentamos y no lo ocultamos. No barremos debajo de la alfombra. Barrer debajo de la alfombra durante tantos años llevó a que tengamos organizaciones criminales con este nivel de organización", analizó el gobernador. En ese sentido remarcó que en los distintos juicios a las dos bandas más reconocidas, Los Monos y la liderada por Alvarado, hubo integrantes de fuerzas de seguridad condenados.

Con información de Uno Santa Fe

Te puede interesar