Massa: “La oposición está más apalancada en mostrarse como contraste al Gobierno que en presentar un programa de desarrollo económico”

POLÍTICA 11 de octubre de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
U5SJOEXJYNH3VA7OMFUT5SRDXA

A mediados de agosto, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, convocó a los principales dirigentes de la oposición a consensuar con el oficialismo al menos 10 acuerdos políticos para el crecimiento del país. Hoy, en el marco de una entrevista radial, ratificó esa idea, aunque señaló que Juntos por el Cambio “está más apalancado en mostrarse como contraste al Gobierno que en presentar un programa de desarrollo económico”.

“La clave es que tengamos como Gobierno, y por más que la oposición diga una y mil veces que no se va a sentar a la mesa, vocación y capacidad. Lo charlé con el Presidente (Alberto Fernández) y está totalmente de acuerdo: convocar después de la elección de noviembre a un diálogo para buscar diez políticas de Estado para darle a la Argentina un proceso de crecimiento y desarrollo”, expresó Massa a Radio 10.

Y agregó: “La oposición, por más que planteemos esto públicamente, está obligada por una cuestión electoral a modernos la mano, a decir que no, pero también entiendo que después del 15 de noviembre la responsabilidad que tenemos todos respecto del deseo de desarrollo económico y recuperación del ingreso, los va a obligar a reflexionar y sentarse a la mesa para buscar un acuerdo de políticas de Estado alrededor de temas centrales, como son la educación, el desarrollo económico, el perfil de deuda argentina, las intergeneracionales en infraestructura”.

Massa vislumbra que la oposición no tiene definida una visión uniforme: lo distingue como una crítica y también como una cuestión sensata por el carácter de ser una coalición con matices y divergencias. “No está claro si el proceso de desarrollo económico tiene su vértice o su mirada más puesta en lo que pudo representar en términos de endeudamiento, fuga de capitales, festival de bonos y tasas -Caputo, Dujovne- o si hay otra idea económica. No está claro. No hay una única mirada en la posición, no lo siento, no lo percibo en las charlas individuales”. Nombró a los sectores del radicalismo que representan Gerardo Morales y Alfredo Cornejo, los de Horacio Rodríguez Larreta y los de Patricia Bullrich, y convalidó: “Tienen miradas diferentes propias de una coalición de oposición. Entiendo que en la oposición alrededor de la unidad hay diversidad de opiniones”.

El martes 5 de octubre, Massa fue testigo de la estrategia de la oposición de no dar quórum a la sesión en Diputados para debatir la Ley de Etiquetado Frontal. El oficialismo no consiguió los 129 legisladores que necesitaban para tratar el tema: se presentaron 122. El presidente de la Cámara hizo un análisis del resultado parlamentario y lamentó que estas situaciones se sigan dando en medio de un proceso electoral. “Entiendo que el no dar quórum es un instrumento que prevé el reglamento, después puedo estar de acuerdo o no. Lo que está en juego es la esperanza o la expectativa de millones argentinos que quieren saber qué comen, de los argentinos que están en situación de calle, de los que esperaban que el Parlamento resolviera parte de los problemas que tenemos los argentinos en la agenda, una agenda que tenía un amplio consenso en las comisiones”.

“Los procesos electorales hacen que se tomen posiciones que tienen más que ver con mostrarles a la sociedad que no hay entendimiento que con cuestiones de fondo. Aspiro a que tengamos Ley de Etiquetado Frontal, a que tengamos ley para personas en situación de calle, aspiro a que extendamos el régimen de promoción ovino. El problema es que cuando estás en proceso electoral se pretende distorsionar la discusión de manera innecesaria. Parte de la madurez democrática de la Argentina tiene que ser poder contarle a la gente ‘en este tema nos pusimos de acuerdo, en este tema nos pusimos en contra’”, reflexionó.

Massa es, a su vez, el promotor de una iniciativa llamada “un Puente al Empleo”. Es un proyecto de ley que ya ingresó a la Cámara de Diputados y que tiene como propósito “transformar, de manera gradual y con un criterio federal, los planes, programas sociales y prestaciones de la seguridad social en empleo formal, y llevar alivio económico para MIPyMES”.

“Una ley no es una solución mágica -dijo el dirigente peronista- es una caja de herramientas que el Estado le da a una PyME y a un trabajador que hoy tiene un plan, la posibilidad de entrar al mercado de trabajo, al empleo registrado, formal, con aportes jubilatorios, con seguro, ART, y avanzar en su condición de registrado, de empleado capacitado, saliendo de la situación de precariedad que vemos no solamente en quien tiene un plan sino también de quien está en negro”.

“El Estado lo que pone es la posibilidad de que ese plan que tiene el trabajador, que hoy muchas veces tiene miedo de entrar al mercado del trabajo por temor a perderlo, funcione como un piso en su ingreso, que esté acompañado por un pago adicional que pone el empleador, que paga y completa el salario de convenio, y que se evita el pago de las contribuciones por un plazo determinado en la medida que cumpla con dos condiciones: mantener al trabajador en su nómina salarial y no despedir a otros trabajadores”, contó Massa y expresó que la ley prevé atacar dos focos de precarización laboral: el pase del plan social al empleo registrado y el pase del empleo en negro al empleo registrado.

“La ley tiene previsto incluir, en términos de actores económicos capaces de construir empleabilidad, no solamente a las PyMES, sino también a los estados municipales, a cooperativas, a instrumentos de la economía popular. El tema es pasar del plan, el instrumento de emergencia que asiste, al empleo, la capacitación, a la obra social, la ART, el aporte jubilatorio. Lo que se generan son incentivos para pasar al empleo formal, registrado, de calidad, tanto para los beneficiarios de planes sociales como para quienes son víctima del empleo en negro”, desarrolló.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar