El valor de los bonos muestra el mensaje del mercado: la inflación va a subir pese al control de precios

ECONOMÍA 14 de octubre de 2021 Por Luis BELDI
SEF2MXZUA5CHDE5VP2NGJ2AE2Q

Para alivio del mundo, el dólar bajó 0,54% frente a las seis principales divisas del planeta después de haber alcanzado durante la rueda anterior el valor más alto de los últimos trece meses.

Esa fortaleza del dólar hace caer a los bonos de la deuda argentina de manera más acelerada. Ayer volvieron a bajar. Perdieron casi 1% y el riesgo país anotó un alza de 9 unidades (+0,6%) a 1.628 puntos básicos y se encaminan a superar el nivel de 1.647 puntos, el más alto del año. La suba de los bonos del Tesoro de Estados Unidos influyó porque aumentaron de precio y bajó su tasa de rendimiento a 1,55% cuando hace una semana estaba en 1,64%. Este valor, es una señal de que el mundo entró en el modo “fly to quality” (vuelo a la calidad) donde privilegia la seguridad sobre la ganancia.


Por eso hay éxodo de capitales de los países emergentes. De hecho, el Banco Central de Brasil tuvo que intervenir para que no caiga el real y consiguió bajar el dólar 0,46% a 5,51 reales. Colocó 20 mil contratos de swap, es decir vendió dólares a futuros, para calmar al dólar billete, tras la fuerte suba del día anterior. La demanda de dólares proviene de fondos del exterior que están tomando ganancias en Brasil.

El oro es otra muestra de la aversión al riesgo. Aumentó casi 2% a USD 1.792 por onza troy, aunque en las operaciones overnite tras el cierre de los mercados, estaba en leve baja.

En la Argentina, donde se están cuidando las reservas de una manera extraña al limitar las exportaciones, el dólar aumentó en el mercado mayorista 3 centavos a $99,13 pero como el Banco Central no vende divisas a los importadores, pudo comprar USD 120 millones que no impactaron en la suba de las reservas que crecieron solo 14 millones a USD 43.005 millones. Los pagos al exterior por importaciones de energía están haciendo su trabajo en el minado de divisas junto a la caída de los precios del euro y la libra esterlina que integran las reservas.


Los dólares del mercado financiero donde interviene el Banco Central utilizando el AL30D para desalentar la suba del dólar MEP, cerraron con alzas de 32 centavos. El MEP cotizó a $177,10 con ventas del BCRA por USD 9,4 millones. Este mercado se redujo a menos de la mitad después de las últimas regulaciones. El contado con liquidación que tiene una escasa evidencia de existir en esta plaza ya que negocia menos de USD 1 millón diario, cerró en $177,20.

En los mercados reales, donde los jugadores tienen más libertad de operar, el dólar MEP operado a través del bono GD30, pegó un salto de $3 a $184,12 y achicó la brecha con el contado con liquidación que, en el Senebi, la plaza donde operan operador y cliente frente a frente y sin publicar los precios en las pantallas, cerró en el mismo valor del día anterior de $191,50. La reducción de la brecha hizo que bajara el costo de girar divisas al exterior a 4,6%. Hace una semana el dólar cable significaba una carga adicional de 8%. El dólar MEP está igualando al “blue” que ayer se mantuvo en $185.


En tanto, las grandes manos se siguen cubriendo de la devaluación con títulos dollar linked del Tesoro. La mayoría va tras el Bono TV22 que perdió 0,39% por su sobrevaloración. No hay oferta de estos títulos por eso los inversores se van desplazando a los que vencen en 2023 donde se incluyen los bonos corporativos que lanzaron empresas. El éxito de las licitaciones de deuda del Tesoro radica fundamentalmente en la demanda de estos títulos y en el canje que se está llevando a cabo del TV21.

Los bonos que ajustan por el CER también cedieron levemente, en particular el TX22 porque están sobre cotizados. Ambos títulos, dollar linked y CER, reflejan las dos grandes amenazas de la economía. El hecho de que cada vez coticen más altos es un mensaje del mercado: la inflación va a aumentar a pesar del control de precios sobre 1.200 productos y las presiones a las empresas. Por supuesto, también se apuesta a una devaluación después de noviembre. En el mercado de futuros del dólar, fin de enero subió 0,12% y la diferencia de precios con fin de diciembre marca una tasa anualizada de 70%, la más alta en lo que va del año.

Este es un mercado donde interviene el Central, pero ahora predominan los compradores que apuestan a que en enero el dólar oficial subirá a $114,05. Si se lo compara con el cierre del dólar mayorista de ayer, el alza es de 15% en tres meses y medio cuando el ritmo de devaluación es de 1% mensual.


La Bolsa de Buenos Aires vivió un clima aparte. Se operaron $933 millones y el S&P Merval, el índice de las acciones líderes, aumentó 0,64%, muy cerca del máximo del día que fue de 0,78%. Fue una rueda volátil porque pasado el mediodía el indicador de las líderes estaba 1,06% abajo. A partir de ese momento comenzó una remontada que lo dejó sobre el final en territorio positivo.

Las acciones de mejor comportamiento fueron Ternium (+3,44%) por la suba del petróleo, Central Puerto (+2,36%) y Transener (+1,87%) porque se cree que el Gobierno subirá las tarifas en algún momento por exigencia del FMI.

Los ADR’s -certificados de tenencias de acciones que cotizan en las Bolsas de Nueva York- operaron un volumen habitual de $ 2.912 millones. La rueda fue mixta. Las alzas igualaron a las bajas. Lo mejor pasó por Mercado Libre con un aumento de 3,9% y Globant que la siguió con 3,7%. Las caídas no fueron relevantes. La mayor fue la de Loma Negra con 1,6%.

Las ruedas son un calco de las anteriores: suba fuerte del MEP, cobertura en bonos en dólares y en indexados, recorte de ventas a los importadores y advertencias a los operadores y bancos para montar una escenografía de calma cambiaria hasta las elecciones. Que el esquema no se puede sostener durante largo tiempo ya es sabido por todo el mercado pero falta el dato clave: ¿cuándo será la devaluación y cuando comenzarán a escalar el resto de los dólares?

Fuente: Infobae

Te puede interesar