Feletti anticipó que controlará las góndolas con inspectores, sindicalistas y militantes: “Vamos a forzar que el precio baje cuando no se cumpla el acuerdo”

ECONOMÍA Por Agencia de Noticias del Interior
2BMMHC275JCUHKKDHGAP7RBNQU

El flamante secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, anticipó este jueves que el congelamiento de precios de 1.247 alimentos y productos de primera necesidad que anunció esta semana será controlado no sólo por inspectores habilitados para esa tarea, sino también con sindicalistas, militantes y miembros de otras organizaciones sociales y políticas, dispuestos a “defender los salarios y el ingreso popular”.

En su primera entrevista pública tras asumir el cargo, el funcionario reveló cuál será el esquema de trabajo que pondrá en marcha para que durante los próximos 90 días los precios en las góndolas no se muevan. En un esquema que pareció repetir al que se aplicó durante el primer kirchnerismo, Feletti respondió que una pregunta clave: “¿Cuál es la sanción si alguien no cumple con el acuerdo de precios?”.

“La capacidad de control es colectiva, es social. Son las organizaciones políticas, institucionales, de la sociedad civil, es territorial. La Secretaría de Comercio tiene capacidad y tiene un cuerpo de inspectores o relevadores de 300 personas, pero lo fundamental acá es el compromiso de intendentes, de organizaciones sindicales. Acá lo importante es entender entre todos que el ingreso popular, el salario del trabajador no se defiende solo en las paritarias. Me parece que eso es así”, afirmó en una entrevista con el periodista Roberto Navarro, en la radio El Destape.

Pero aclaró, que “antes que hablar de sanciones, hay que consolidar lo online y una vez que estén consolidados los precios, forzar a que el precio baje donde no se esté cumpliendo el acuerdo. No empezar a decir bueno, vemos... No, no. Baje el precio, rápidamente. Donde el precio no esté, que es rápidamente identificable, donde esté el precio corrido del acuerdo -y esperemos alcanzar ese acuerdo- identificar cuando no se esté cumpliendo, ir y decirle, rápidamente, Señor, baje el precio, antes de cualquier medida que podemos anunciar drástica”.

Las declaraciones fueron pronunciadas luego de una reunión que el funcionario y su equipo de colaboradores, que encabeza Débora Giorgi, mantuvo con empresarios de alimentos, a quienes les transmitió el objetivo del gobierno nacional de tener un “acuerdo de precios” que implique, de hecho, un congelamiento por 90 días, de cara a lograr una precaria estabilidad de precios hasta después de las elecciones e, incluso, las Fiestas de Fin de Año. Para ese objetivo, Feletti, anunció el plan que afecta a las principales empresas de consumo masivo y cadenas de supermercados para mantener los precios estables de 1.247 productos de consumo masivo -que incluyen los del programa Precios Cuidados- hasta el 7 de enero de 2022. En ese contexto es que exigió, como declaración jurada, que las compañías informen sus precios al 1° de octubre pasado de manera tal de retrotraer los precios a ese día.

Infobae tuvo a acceso de fuentes cercanas a la negociación del listado completo de productos que integrará el acuerdo y que abarca todo el espectro del consumo masivo: hay productos de almacén, de perfumería, de limpieza, alimentos frescos y congelados, entre otros. El Gobierno pidió que las empresas informen el precio que los mismos tenían al 1° de octubre pasado.

Más definiciones

Por otra parte, el Secretario de Comercio explicó los objetivos que persigue desde su cargo y en particular con la propuesta de un congelamiento de precios por 90 días a niveles del 1° de octubre. “La inflación de septiembre parece que viene arriba de 3% y lo que vi en octubre tampoco es bueno, por eso retrotraemos los precios al 1° de octubre”, dijo y volvió a apuntar contra el gobierno de Mauricio Macri por la actualidad.

“Con el macrismo y la pandemia hubo un acostumbramiento a la anarquía de precios y hay que buscar homogeneizarlos. El consumidor tiene que tener información” y “Los 1.247 productos de precios congelados van a ser un ancla para la inflación”, comentó en declaraciones a El Destape.

“Ayer iniciamos la gestión, convocamos a los productores y abastecedores de alimentos por un lado. También a los mayoristas y distintas cadenas de comercialización para proponer un acuerdo de retrotraer precios, 1.250 productos, un poquito menos, al 1° de octubre -dentro de ese marco se engloban los precios en precios cuidados-, y mantener lo precios estables hasta el 7 de enero”, relató Feletti.

“Primero, nosotros arrancamos esta decisión porque vimos sobre la base de construir un indicador sencillo que la canasta básica alimentaria representaba en diciembre del 2019 el 9% del salario promedio que surge del SIPA y que la última medición, que creo que era de agosto, era del 11% del salario promedio del trabajador en el sector privado. Así que el trabajador que tiene paritaria a, a pesar de ello, no pudo recomponer su salario real a pesar de la paritaria. Imaginate los que tienen condiciones menos formales de trabajo”, lamentó.

“Esa situación que cualquier estímulo al ingreso se lo va comiendo la canasta de alimentos es algo que nosotros entendíamos que había que frenar. Parar la pelota. Tratemos de no seguir en un escenario en el cual se va deteriorando el salario de los trabajadores a costa del consumo alimenticio”, dijo.

Para Feletti, el objetivo de política de precios de la Secretaría que conduce es coordinar política de ingresos con política de precios.

“Ahora lo fundamental es para la pelota y asegurar un trimestre de pleno consumo. Y un poco de alegría. Digo Argentina necesita un poco de alegría, ¿no?”, abundó.

“Estacionalmente el último trimestre es un período de mucho consumo. Se cobró el aguinaldo, ya se cobró la paritaria, en primavera la gente consume más. Pongámonos todos de acuerdo con un grado de responsabilidad social y aseguremos esta salida de pandemia con alegría. El pueblo argentino necesita recuperar sus estándares de consumo, volver a esa lógica de clase media que pueda tomarse un vino, hacer un regalo en el día de la madre. Recuperemos el peso del salario porque sino, ¿hasta donde va esta suba de alimentos? Esto es lo que queremos parar. No es una estigmatización hacia los empresarios, ni siquiera quiero abrir para atrás discusiones respecto de por qué ocurrió”, dijo.

Respecto de la reacción de los empresarios a la propuesta oficial, mientras tanto, Feletti aseguró que fue buena pero no descarta que haya malhumor. “Yo creo que algunos empresarios deben ver esto como un proceso negativo. Pero si vos analizás te das cuenta de que no hay pérdida de rentabilidad y que si hay alguna se compensa por cantidad”, dijo.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar