En Santa Fe la inseguridad es insoportable y va a influir a la hora de que la gente vote

POLÍTICA 12 de noviembre de 2021 Por Rafael SOTOMAYOR
IMG-20200506-WA0086-e1588864328568

Este jueves por la tarde los vecinos de dos barrios de la ciudad de Santa Fe se manifestaron en reclamo de seguridad. Ciudadela y Pro Adelanto Barranquitas denunciaron falta de seguridad, el aumento de los delitos y poca presencia policial en la vía pública. Los robos no tienen horario y los vecinos sufren del accionar de los delincuentes en todo momento. Los arrebatos en la vía pública se han convertido en escenas cotidianas, mientras que las entraderas cobran protagonismo y atemorizan a los santafesinos que no se resignan a vivir atemorizados y entre rejas.

En la esquina de las calles de Gutiérrez y San Lorenzo, un grupo de personas autoconvocadas se reunió para decir "Basta" a los hechos delictivos en Ciudadela. Con carteles y cacerolas, los presentes hicieron visible su malestar por el constante accionar de los ladrones que actúan libremente en las calles.

"Este era una barrio tranquilo de gente trabajadora, y últimamente no podemos caminar por las calles, estamos siempre atentos a las motos y a las personas que están tratando de ver como asaltarnos o ingresar a los hogares", relató Patricia, vecina y una de los organizadoras de la convocatoria al móvil de Aire de Santa Fe.

Patricia recalcó que en el último tiempo las entraderas se incrementaron de la mano del miedo de los vecinos que temen convertirse en víctimas de los delincuentes."Vienen armados, con mucha velocidad ingresan y nos roban. Estamos cansados de eso, queremos vivir en paz, trabajar y manejarnos de forma tranquila", describió la entrevistada.

 El barrio cuenta con una población que abarca todas las edades, que antes de que se incrementen los delitos podían realizar sus actividades tranquilas. "Antes estábamos en las puertas, en las veredas y disfrutar, ahora están todos temerosos en sus casas, detrás de las rejas y con miedo de lo que pasa afuera", aseguró Patricia.

Un reclamo en común
Minutos antes de las 20.00 la misma escena se repetía con otros protagonistas, en la jurisdicción de barrio Pro Adelanto Barranquitas en donde un grupo de vecinos se concentró en San Lorenzo y Pedro Díaz Colodrero."Se vive como en todas las partes de la ciudad. El problema es la gran inseguridad, acá era tranquilo, podías sentarte a la vereda. Ahora vivimos enrejados con alarma, con rejas y los ladrones andan sueltos", contó Juan Carlos.

El interlocutor denunció que la Comisaría 6° no cuenta con las herramientas mínimas para dar respuesta a la comunidad. "Acá no se ve un patrullero ni por casualidad, tenemos la comisará a tres cuadras, los buscas y el patrullero no tiene nafta", relató el hombre al móvil a cargo del periodista Lucho Piazza.

 
A pesar de la distancia y la jurisdicción en Ciudadela se hacían eco de la misma situación: poco patrullaje y demoras en las respuestas de parte del personal policial."No nos sentimos cuidados ni protegidos, estamos abandonados y nos cuidamos entre nosotros", aseguró Patricia. En la primera convocatoria los vecinos se mostraron unidos en un reclamo que es común en las calles de la ciudad.

 "Nunca los vemos (a los policías), antes los caminantes patrullaban, pero ahora no se ve a nadie", destacó Juan Carlos. El delito se hace presente en cualquier horario, no distingue edades ni víctimas y en donde el robo de celulares es el acto más usual seguido por los arrebatos de las pertenencias en la calle. "A todos les ha tocado, esto es a cualquier hora del día. Es una ruleta rusa, tenés que tener suerte", aseguró el vecino que sufrió a manos de los delincuentes el robo de su vivienda. En Pro Adelanto Barranquitas el reclamo por seguridad culminó con una marcha hasta la comisaría sexta en donde entregaron un petitorio en reclamo de acciones policiales concretas que colaboren a palear la inseguridad.

Con información de Aire de Santa Fe

an

Te puede interesar