Golpeó y dejó inconsciente a un playero de un estacionamiento porque encontró el auto rayado

POLICIALES Por Ramiro FORTIS

Internado y con un coágulo en la cabeza. Así terminó el empleado de un estacionamiento del microcentro porteño tras ser víctima de la salvaje agresión de un joven, quien le propinó un golpe de puño en la cara y lo dejó inconsciente. El motivo: el cliente encontró su auto rayado y quería una explicación del playero.

Según confirmaron fuentes policiales a Infobae, el violento episodio ocurrió el viernes de la semana pasada en un garaje ubicado en la calle Moreno al 800, en el barrio porteño de Monserrat.


En un video de la cámara de seguridad del lugar se observa cómo el agresor, acompañado de una mujer que aparentemente sería su madre y sus dos hermanos, le recriminó al empleado por lo que supuestamente le ocurrió a su vehículo. Caminaron hacia la cabina de cobro y de un momento a otro, lo golpeó de lleno en el rostro. Las imágenes son impactantes.

La víctima cayó inconsciente en el piso sin tener tiempo a defenderse. Su cabeza, de acuerdo con el video, golpeó contra el piso. Segundos después se acercaron los propios familiares del agresor a auxiliarlo porque el hombre apenas se movía. La mamá y el hermano movieron a la víctima y le arrojaron un poco de agua para lograr que recuperara la conciencia.

Sin embargo, el intento por reanimarlo fue en vano. El playero -un hombre de 60 años identificado como Arturo López- estaba completamente noqueado. Al poco tiempo apareció nuevamente el violento, quien sólo se acercó a su víctima y la miró a distancia. Detrás suyo apareció un efectivo de la Policía de la Ciudad, de la Comisaría Vecinal 1D. Luego, una ambulancia del SAME lo trasladó a la clínica ITEBA, donde quedó internado con un traumatismo de cráneo con pérdida de conocimiento. Su pronóstico, de acuerdo con las fuentes consultadas por este medio, es reservado.

En la causa intervino la fiscalía en lo Penal, Contravencional y de Faltas Nº 12, a cargo del fiscal Sebastián María Fedullo, quien calificó el expediente como lesiones graves. Respecto a la investigación, Infobae supo que el funcionario judicial dispuso el secuestro de los tres únicos vehículos que quedaban dentro del estacionamiento al momento de la agresión: un BMW, un Mercedes Benz y una camioneta Chevrolet Trucker. Además, ordenó que queden demoradas aquellas personas que se acercaran para retirarlos.

Finalmente, el lunes siguiente fue liberada la Trucker a su dueña, ya que la mujer no tenía vinculación con el hecho. Ayer, un abogado se presentó en el garaje y aseguró que los dos autos son de propiedad del agresor y sus acompañantes, aunque aseguró que no daría información de sus clientes hasta entablar una comunicación con la fiscalía, agregaron las fuentes.

Otro ataque de furia

Un depósito perteneciente a la Municipalidad de la ciudad de Paraná fue escenario de otro ataque de ira. Hace apenas un mes, un hombre fue hasta allí para intentar retirar la camioneta que le habían secuestrado ayer por una infracción de tránsito. Al atenderlo, le indicaron que primero debía hacer los trámites correspondientes. Entonces, el infractor decidió subirse al vehículo, acelerar marcha atrás y derribar un portón de acceso que estaba cerrado. Así escapó, aunque horas más tarde fue detenido.

El hecho sucedió casi a las 9 de este martes en la dependencia municipal localizada en avenida Ramírez y Echagüe. Quedó registrado por una cámara de seguridad y el video se viralizó en las redes sociales. Las imágenes del interior del depósito muestran al conductor, Emiliano M., realizando una maniobra temeraria, manejar con velocidad hacia atrás hasta embestir el portón y llevarse su camioneta sin importar el peligro que implicaba para ocasionales peatones y otros vehículos que pasaban por la zona.


Todo había comenzado un día antes. Emiliano M., oriundo de la localidad de Oro Verde, había sido denunciado por un vecino porque su camioneta Chevrolet S10 azul, modelo 1985, estaba obstruyendo un garaje en la calle Santa Fe al 600. Poco después, una grúa fue hasta allí y le secuestró el rodado. Así, el dueño se dirigió hoy al depósito y se subió al vehículo con la excusa de que iba a retirar los papeles del seguro que guardaba adentro. Sin embargo, su intención, tal cual quedó en evidencia, era retirarlo a toda costa.

Fuente: Infobae

Te puede interesar