Javier Timerman, de AdCap Securities: “El mercado se está preguntando quién toma las decisiones dentro del Gobierno”

ECONOMÍA Por Martín Kanenguiser*
HXHVRTFJOVANZBFJ4KF4W26YXQ

Javier Timerman es uno de los ejecutivos del mercado financiero que más conoce al gobierno de Alberto Fernández y a la vicepresidente Cristina Kirchner, aunque siempre se encarga de señalar las equivocaciones y los elementos que se necesitan para mejorar el rumbo.

El fundador de Ad CapSecurities y de Banza sostuvo en una entrevista con Infobae que “es más relevante recuperar la confianza de los inversores que el nivel de reservas del Central”.

Además, advirtió que, pese a las señales positivas del Poder Ejecutivo hacia el Fondo Monetario Internacional (FMI), “el mercado se está preguntando quien toma las decisiones dentro del Gobierno y prefiere esperar a ver en los hechos la capacidad de implementarlas”.

-Si uno observa el resultado de las elecciones legislativas, puede pensar que fue positivo en términos de un mayor equilibrio entre el gobierno y la oposición en el Congreso. ¿Por qué esto no generó una lectura positiva entre los inversores?

-Si bien las primeras señales hacia el mercado habían sido positivas respecto de llevar el acuerdo con el Fondo al Congreso en las primeras semanas de diciembre, creo que el mercado desconfía de la voluntad de avanzar respecto de ciertos temas críticos como las tarifas de la energía. Aquí veo un pesimismo exagerado, porque el Gobierno está dando algunas señales claras. Está preparando un plan energético, dejo de intervenir en el contado para preservar reservas, y no ha aumentado el déficit fiscal, como había pedido Cristina Kirchner. Lamentablemente el mercado le exige tiempos más cortos y a eso se debe la caída de los activos.

-¿Por qué los bonos están cotizando con paridades del 2001, con un contexto macro muy diferente?

-Creo que las paridades de los bonos reflejan más un escenario de default con el Fondo que de los propios bonos. Recién en 2025 Argentina tiene que enfrentar pagos de capital relevantes y en el medio hay elecciones presidenciales. El mercado se pregunta porque no se llegó a un acuerdo aún.

-En particular, ¿por qué han caído tanto los bonos del canje 2020?

-Creo que el canje de 2020 dejó un sabor amargo entre los inversores porque los bonos que se emitieron ofrecen cupones muy bajos y por otro lado, para obtener ganancias de capital, dependen de que haya un cambio de rumbo que recupere la confianza de los inversores. Las deudas no hay que pagarlas sino rollearlas. Por eso es más relevante recuperar la confianza de los inversores que el nivel de reservas del Central.

-¿Están saliendo fondos de otros países emergentes y eso colabora con esta corriente de ventas de activos argentinos, que son high beta?

-Claramente Argentina se comporta como un high beta y las correcciones en los mercados emergentes y América latina no ayudan. Pero creo que la magnitud de las correcciones en Argentina hablan de un desacople que responde más bien a una dinámica interna; Argentina vale 30 y Ecuador 68. Hay mucho upside si logras recuperar confianza. Valía más Argentina que Ecuador hace 18 meses.

-¿Por qué no provoca un efecto positivo el hecho de que tanto el presidente como el ministro de Economía digan que el acuerdo con el FMI está cerca de concretarse?

-Creo que el mercado se está preguntando quien toma las decisiones dentro del gobierno y prefiere esperar a ver en los hechos la capacidad de implementarlas. Guzmán recibió el apoyo del presidente y creo se está esforzando por acelerar los tiempos. El mercado claramente pide ir más rápido.

-¿Cree que habrá acuerdo y que ese acuerdo cambiará las perspectivas del mercado?

-La alternativa de no acordar implicaría seguir acrecentando los desequilibrios, lo que generaría mayor desconfianza e imposibilitando volver a crecer. Por eso creo que Argentina va a terminar alcanzando un acuerdo con el Fondo, porque es preferible pensar en una recuperación en términos políticos con una economía en un proceso de normalización, más allá de las medidas antipáticas que haya que tomar en lo inmediato.

-¿Qué debería pasar, además del acuerdo con el Fondo, para que se revierta esta desconfianza entre los inversores extranjeros?

-El acuerdo con el Fondo solo provee un marco sin el cual parece muy difícil avanzar. Pero Argentina necesita mostrar un rumbo claro, explicar cómo se va a implementar y que sea creíble. Cuando el mediano y el largo plazo estén más claros, el corto pierde relevancia. Dicho de otra manera, si tenemos políticas claras que fomenten inversiones y recuperen la capacidad exportadora del país, el mercado podrá dejar de mirar el nivel de reservas todos los días.

-¿Qué están recomendando de Argentina en este contexto?

-En estos niveles, los bonos soberanos tienen muy poco para caer considerando niveles de recovery value de 30 dólares. Pensar en valores muy por debajo de los actuales es darle crédito a la teoría de que nos vamos a convertir en Venezuela. Yo no subscribo a esa teoría en absoluto. Por el contrario, creo que si bien la posición técnica es mala, el trade de recovery argentino tiene mucho sentido. Dentro de los bonos soberanos, preferimos los 2038 y 2041 que tienen mayores cupones y se han comportado mejor en las recuperaciones. A su vez, en un contexto de normalización de la economía, la brecha cambiaria debería empezar a aflojar y empiezan a ser atractivos los bonos en pesos indexados por inflación.

* Para www.infobae.com

Te puede interesar