Perotti habla del espionaje en Santa Fe desde un lugar ajeno a él

POLÍTICA 09 de diciembre de 2021 Por Rafael SOTOMAYOR
127105-ro02fo0112web

Omar Perotti se refirió a la investigación por presunto espionaje ilegal que motivó los procedimientos que se hicieron en las sedes del Ministerio de Seguridad de Rosario y Santa Fe. Afirmó que está "a disposición" de la causa y agregó que quiere "saber de qué se trata".
"Hemos dicho claramente que estamos a disposición de cualquier investigación que se realice, con el deseo de que se dé a la comunidad los mejores indicios de transparencia y se actúe con objetividad", dijo el gobernador Perotti a Radio 2.
Consultado sobre la investigación que se tramita en la capital provincial, añadió: "Queremos saber de qué se trata.

Es parte de lo que tenemos que ir viendo de cómo funciona la conducción de la política criminal, que está en manos del Ministerio Público de la Acusación. Son ellos quienes deben responder estas cuestiones, sobre qué han encontrado".

El mandatario provincial recordó que instruyó al fiscal de Estado para llevar a cabo una auditoría y sugirió que debe existir "un funcionamiento para que se resguarden las formas y los cuidados de las personas". Ese comentario fue considerado hacia los fiscales sobre la decisión de hacer los allanamientos y secuestrar teléfonos personales de funcionarios que luego renunciaron.

La investigación
Los allanamientos generaron un tembladeral político en la provincia tras la renuncia de otros funcionarios como el viceministro Germán Montenegro y quienes llegaron de la mano de Sain. También renunciaron Maximiliano Novas (secretario de Coordinación Técnica y Administrativa), Emiliano Mongia (subsecretario de Prevención y Control Urbano), Pablo Alvarez (subsecretario de Investigación Criminal), Diego Llumá (subsecretario de Seguridad Preventiva), Carla Pecorini (directora provincial de Centros Territoriales de Denuncias), Federico Llumá (director de Comunicaciones), Ramiro Cortese (asesor), Diego Rodríguez (subsecretario de Control), Nadia Schujman (asesora) y Sebastián Sánchez (director de Análisis Criminal).

El procedimiento se llevó a cabo con personal del Organismo de Investigaciones del MPA, a raíz de una investigación que llevan adelante los fiscales de Delitos Complejos de Santa Fe, Ezequiel Hernández y Mariela Jiménez. Enterado de la situación, se presentó en la cartera de Seguridad el ministro Lagna, que no estaría investigado en la causa. Sí, en cambio, están bajo la lupa los funcionarios porteños que llegaron con Sain, quienes más tarde presentaron la renuncia.

Uno de los celulares secuestrados en el allanamiento es el del viceministro de Seguridad, Germán Montenegro, hombre de estrecha confianza de Sain, quien hora más tarde renunció al cargo. A al menos otros dos funcionarios se les quitó también sus aparatos. Todos ellos protagonizaban una feroz interna con el ministro Lagna.

“Hay carpetas pero no escuchas”, fue la frase de una fuente del gobierno provincial, que buscó así diferenciar el caso de otras situaciones de espionaje, como las que sufrieron los familiares de los muertos del ARA San Juan por las cuales ahora está investigado el ex presidente Mauricio Macri.

Fuente: Uno Santa Fe

Te puede interesar