La UE se compromete a acoger a 38.000 refugiados afganos

INTERNACIONALES 10 de diciembre de 2021 Por Guillermo ABRIL
V3FCEA2FB5PS5QWWH7VCV5I5TQ

Casi cuatro meses después de la caótica estampida de Afganistán, finalmente llega la hora de saldar cuentas con la población de ese país. La Unión Europea se ha comprometido a acoger a 38.146 refugiados afganos, según ha anunciado este jueves la comisaria europea de Interior, Ylva Johansson. Son 15 países los que han querido participar en este plan voluntario de reasentamiento de personas necesitadas de protección tras la caída de Kabul a manos de los talibanes y la práctica desaparición de la huella de Occidente en el país de Asia Central.

España se encuentra en el grupo de los 15. Dará abrigo a 2.500 personas, cifra que incluye a los más de 1.900 que ya han llegado. Y Alemania será el gran benefactor del club, al acoger a 25.000 afganos, según detalla una carta de la comisaria Johansson dirigida a la nueva ministra de Interior de Alemania, Nancy Faeser, a la que ha tenido acceso EL PAÍS. Una parte de estos refugiados corresponde a las personas ya evacuadas y acogidas en los Estados miembros desde la toma del poder de los talibanes. Otros, siguen a la espera de poder llegar a la UE.

La misiva, fechada este jueves, detalla que la UE se ha comprometido a acoger a 60.000 personas en el marco del Fondo de Asilo, Migración e Integración, dos tercios de las cuales son los citados afganos; el tercio restante, algo más de 20.000, se refiere a crisis humanitarias “tradicionales”, como la guerra de Siria o a la situación en el Mediterráneo central. La cifra se encuentra en línea, aunque un poco por debajo, con las peticiones de la ONU, que había reclamado a la Unión Europea que acogiera a 42.500 personas vulnerables de Afganistán.

“Creo que es un acto de solidaridad impresionante”, ha dicho la comisaria Johansson en una comparecencia tras la cita en Bruselas de ministros de Interior de la UE, recalcando que este es un buen ejemplo de las “vías legales de llegada” al club comunitario. Entre los 15 países de acogida brillan por su ausencia Austria y el club de Visegrado (Polonia, Hungría, República Checa), con la excepción de Eslovaquia que acogerá a 22 afganos. A finales de agosto, mientras explotaba la tragedia afgana, este bloque lideró el ala más dura de la UE, partidaria de blindar las fronteras ante cualquier posible llegada de migrantes.

En la carta a la ministra alemana, Johansson expresa su “gratitud” al grupo de los 15 y explica que la Comisión ha logrado encontrar “financiación suficiente” para cubrir todos los compromisos de los Estados miembro. También le reclama a Faeser que comience cuanto antes con la tarea, y le anima a terminar con el reasentamiento antes de que acabe 2022. “Gracias a su compromiso”, le escribe, “los refugiados vulnerables y las personas en situación de riesgo están esperando su salida para comenzar una nueva vida en condiciones de seguridad y dignidad”.

Johansson también aprovecha para reiterar que, dentro del compromiso adquirido por los países, traten de proteger a los “cerca de 650 afganos adscritos a la UE en riesgo que ha identificado el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), incluyendo algunas personas vulnerables por motivos ideológicos”. Aunque varias de estas personas ya han logrado abandonar el país y ser acogidas, añade la carta, “las personas concernidas requieren visas y su compromiso de que serán admitidos en el territorio de los Estados miembro para hallar protección”. La comisaria ofrece el apoyo de la Oficina Europea de Asilo y de Europol, además de la dirección general de Interior y el SEAE para poder llevarlo a cabo.

El anuncio coincide además con la pronta apertura de una pequeña oficina europea en Kabul, después del abandono de todos los diplomáticos y militares de la UE, según anunció el miércoles Josep Borrell, jefe de la diplomacia comunitaria, en un encuentro con la prensa. Esta sede, que hasta ahora no ha podido ponerse en marcha por “razones de seguridad”, dijo Borrell, “está al caer” y su apertura es “cuestión de días”. La idea, tal y como lo expresó el Alto Representante de la UE para la Política Exterior, es poder tener en el país centroasiático una “antena” que permita gestionar la ayuda humanitaria a los afganos tras la vuelta al poder de los talibanes. El político español dibujó un panorama sombrío del país: “Las cifras que se dan del número de niños que pueden morir este invierno son espeluznantes”, dijo.

Fuente: El País

Te puede interesar