Designaron a un juez ultra K como presidente del tribunal que definirá el futuro judicial de Cristina Kirchner en varias causas

POLÍTICA 15 de diciembre de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
BYVRD3F62FCRPLGDOLD4O6HFHI

Las repercusiones en torno al reciente sobreseimiento de Cristina Kirchner en la causa Hotesur-Los Sauces siguen escuchándose por lo controversial del fallo del Tribunal Oral Federal Nº 5. A ello, se suma una designación que dará mucho que hablar: la del juez ultra K Alejandro Slokar como nuevo presidente de la Cámara Federal de Casación, el máximo tribunal penal del país, que será del encargado de definir el futuro judicial de la vicepresidenta en varias causas.

Slokar asumirá en reemplazo de Gustavo Hornos, cuestionado por sus reuniones con el expresidente Mauricio Macri tanto en la Casa Rosada como en la Quinta de Olivos, y quien cumplirá su mandato el próximo 31 de diciembre. El flamante titular de la Casación es integrante de la agrupación Justicia Legítima y un hombre vinculado a la línea ideológica de Eugenio Raúl Zaffaroni, según consignó NA.

Actualmente, Slokar integra la Sala Segunda de la Casación, junto con los jueces Guillermo Yacobucci y Carlos Mahiques. A partir de ahora, el magistrado dejará de pertenecer a esa sala y sólo votará en casos en los que sea convocado porque los tribunales no están integrados por sus tres camaristas y debe desempatar ante un caso determinado que se presente en la eventualidad.

La designación de Slokar, elegido por unanimidad por sus pares, mantiene incólume la conformación de la Sala Primera del tribunal, que es la que tiene que revisar la mayoría de las causas que involucran a la vicepresidenta Cristina Kirchner, que además de Hotesur y Los Sauces, ya tiene sobreseimientos en Dólar Futuro y Memorándum con Irán, pero aguarda definiciones en Cuadernos y Vialidad, entre otras.

Slokar se caracterizó desde su llegada al tribunal, durante el gobierno de Cristina Kirchner, por su compromiso en las causas por delitos de lesa humanidad, en las que siempre se inclinó por el derecho de las víctimas. También mantuvo una posición crítica respecto de Hornos y de Mariano Borinsky por sus reuniones ocultas con Macri en momentos decisivos en torno a la causa por el Memorando de Entendimiento con Irán, por mencionar un ejemplo.

Por su parte, Borinsky fue electo vicepresidente primero, secundando a Slokar para el próximo año. En tanto, el otro aspirante a la presidencia de la Casación Penal, Daniel Petrone, integra esa sala y en caso de haber sido designado él, otro juez debía reemplazarlo, alterando la formación actual de la Sala.

Con información de www.elintransigente.com

Te puede interesar