Estados Unidos anuncia inversiones millonarias en Centroamérica para frenar la migración

INTERNACIONALES 15 de diciembre de 2021 Por Luis PABLO BEAUREGARD
DPOHIBT4HOMRYZ6QXQL3FXEO3I

El Gobierno de Estados Unidos continúa sus esfuerzos por frenar la migración centroamericana. La vicepresidenta Kamala Harris, a quien el presidente Joe Biden le encargó desde marzo gestionar la crisis en la frontera sur, anunció en la tarde del lunes nuevas inversiones de capital privado en el triángulo norte. Estas representan unos 450 millones de dólares que serán aportados por compañías como Microsoft, Cargill, PepsiCo, entre otras en Guatemala y Honduras, principalmente. “Es un trabajo bueno e importante, y creo que refleja bien lo mejor de nosotros como estadounidenses, reconociendo nuestra responsabilidad como vecinos con estos países”, dijo Harris en una reunión en Washington con un grupo de consejeros delegados.

La Casa Blanca pretende con el anuncio redoblar su apuesta de combatir las causas de raíz que han obligado a salir de sus países a decenas de miles de centroamericanos. Estas son la pobreza, violencia e inestabilidad democráticas que hay en las naciones de la región. “Hace seis meses teníamos un compromiso de 750 millones de dólares. Ahora tenemos un compromiso por 1.200 millones”, aseguró Harris. El incremento de las inversiones coincide también con la crecida del flujo migratorio. 2021 ha batido todos los récords de cruces a Estados Unidos. Las autoridades informaban hace algunas semanas de la detención de 1,7 millones de inmigrantes sin papeles entre octubre de 2020 y octubre de este año. Esto ha provocado una crisis interna en la Administración Biden y los analistas consideran que los esfuerzos de la cúpula demócrata en Washington tardarán en dar frutos, si es que los hay.

 
“La gente de El Salvador, Guatemala y Honduras... no son distintas a la gente de otros países. Cuando dejan sus hogares no lo hacen porque quieren, huyen por algún tipo de daño o porque simplemente no pueden cubrir las necesidades básicas suyas o de sus familias”, afirmó la vicepresidenta. PepsiCo, por ejemplo, invertirá en sus plantas de la región, a partir de ahora y hasta 2025, 190 millones de dólares y ampliará sus rutas de distribución. Cargill, la gigante multinacional del agro, inyectará 150 millones a lo largo del lustro en apoyo a 19.000 campesinos de Honduras, Guatemala y El Salvador. La textilera Parkdale Mills ha comprometido una suma similar para construir una planta algodonera en Honduras para proveer materia prima a sus fábricas de Virginia que suministran al mercado estadounidense. Y la empresa Peet’s, una compañía de café, incrementará 40% su apoyo financiero a los cafetaleros de la zona.

Al llamado hecho por la Casa Blanca también han acudido empresas latinoamericanas. La guatemalteca Grupo Mariposa, una empresa de bebidas gaseosas que opera desde mediados del siglo XIX, dará acceso a créditos blandos a 70.000 tiendas de barrio. La mexicana Softtek, radicada en Monterrey (México), también formó parte del diálogo con la vicepresidenta. La cadena de almacenes Price Smart, que tiene presencia en seis países centroamericanos, también invertirá en el desarrollo de pequeñas y medianas empresas que puedan auxiliar a crear empleos. En junio, la agencia de ayuda humanitaria de Estados Unidos prometió 56 millones de dólares para formar a emprendedores guatemaltecos.

Microsoft desarrollará las habilidades tecnológicas de 100.000 personas de la región para que puedan conseguir empleos mejor remunerados y afirmó que trabajará para expandir el acceso a Internet a cuatro millones de personas. Mastercard invertirá 100 millones de dólares para incorporar formalmente al sistema financiero a cinco millones de personas en El Salvador, Guatemala y Honduras y para abrir las puertas a los micronegocios a la banca en línea.

Además de las inversiones financieras, Washington también está preocupado por la estabilidad democrática y de las instituciones de la región. Harris también se ha referido, además de su lucha por atajar a la migración ilegal, al combate contra la corrupción en las naciones del triángulo norte. Fue una de las primeras líderes en felicitar a Xiomara Castro tras su triunfo en las presidenciales hondureñas a finales de noviembre. La candidata ganó en las urnas con una agenda anticorrupción y asumirá el poder el 27 de enero. Este lunes, mientras la vicepresidenta se entrevistaba con empresarios, la subsecretaria de Estado, Urza Zeya, aterrizaba en Tegucigalpa como muestra del respaldo de la Casa Blanca a la nueva gestión. “El Gobierno espera asociarse con Castro para promover los intereses comunes: la lucha contra la corrupción y mejorar el Estado de Derecho en Honduras mantendrán una democracia saludable y crearán las condiciones para que los hondureños construyan un futuro en casa”, dijo Zeya en español.

En la reunión en Washington estuvieron presentes: Sherry Bahrambeygui, de PriceSmart; Guillame Le Cunff, de Nespresso; David Maclennan, de Cargill; Juan Pablo Mata, de Grupo Mariposa; Michelle Nunn, de Care internacional, Fabien Simon, de la compañía cafetalera Peet’s; Blanca Treviño, de la empresa mexicana Softtek, Anderson Warlick, de la textilera Parkdale Mills. En teleconferencia también acudieron Paula Santilli de PepsiCo para América Latina y Brad Smith, presidente de Micrsoft.

Fuente: El País

Te puede interesar