Massa advirtió que las provincias serán las principales perjudicadas por el rechazo de la oposición al Presupuesto

ECONOMÍA 20 de diciembre de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
XC6QVYC6DBA7BIJXX7TLZRI5MA-3

El presidente de la cámara de Diputados, Sergio Massa, dijo este domingo que las provincias serán las principales perjudicadas por el rechazo de la oposición al proyecto de presupuesto 2022 que había presentado el oficialismo. Ante el rechazo, el Ejecutivo ya anunció que prorrogará por decreto el presupuesto de este año.

“Como Presidente de @DiputadosAR y ante el rechazo por parte de la oposición del Presupuesto General de la Nación, es mi obligación informar a los gobernadores y gobernadoras sobre las consecuencias en el cálculo de recursos para las provincias”, dijo Massa en el primero de sus tres comentarios en un hilo por la red social Twitter.

“Son ellos y ellas quienes deberán definir si rehacen sus presupuestos o si recortan gastos por la caída de recursos para cada provincia”, prosiguió el legislador y hombre clave en la coalición del Frente de Todos, que agregó un “Informe General” que –dijo- enviará “a cada gobernador de manera individual el informe para que tomen la decisión correspondiente”.

El titular de la Cámara Baja completó mensaje señalando en su tercer posteo: “A partir de la reconducción del Presupuesto 2021, que por DNU deberá llevar adelante el PEN, entiendo que el Presidente deberá convocar a cada gobernador para rehacer el cálculo de recursos sobre los convenios de inversión pública que se puedan llevar adelante en cada provincia”.

“Mermas significativas”

Según el informe, el rechazo del presupuesto implicará “mermas significativas” en los ingresos coparticipables, lo que obligará a las provincias a “repensar sus propios presupuestos”. La pérdida de recursos, precisa el estudio, superaría los de $ 180.000 millones “entre los impuestos de bienes personales y ganancias”.

Massa explicita que la pérdida de recursos abarcará a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y se extenderá a los municipios de las provincias, llevando no solo a las legislaturas provinciales y también municipales “a tener que revisar sus presupuestos para adecuar los recursos coparticipables que reciben cada mes”.

La pérdida de recursos, detalla, se origina en una pérdida de recaudación del impuesto a los bienes personales, por $ 76.312 millones, y de Ganancias por $ 104.254 millones a nivel nacional.

“El primer efecto negativo se verificará de manera directa en los recursos coparticipables del impuesto sobre los bienes personales, por el que al 30 de noviembre pasado el Gobierno nacional llevaba recaudados cerca de $246.000 millones”, dice el informe, en coincidencia con una nota de Infobae que en el día de ayer precisó los efectos que tendría la prórroga presupuestaria por decreto.

El informe adjuntado por Massa precisa también que en diciembre de 2019 la mayoría oficialista en el Congreso sancionó la ley de emergencia delegando en el Ejecutivo la potestad de aumentar hasta 100 % y hasta por dos ejercicios (2019 y 2020) las alícuotas del Impuesto a los Bienes Personales. Para la escala superior, de patrimonios personales superiores a $ 18 millones, la alícuota se elevó de 1,25% a 2,25 por ciento.

Sin facultades delegadas

De hecho, como también había advertido Infobae a partir de consultas con constitucionalistas y tributaristas, el estudio al que se refiere Massa recuerda que el proyecto de presupuesto contemplaba la prórroga de esta facultad delegada. “Como el proyecto fue rechazado, la tasa máxima del impuesto será del 1,25% para el período fiscal 2021. Esto tendrá un efecto inmediato sobre la masa coparticipable: $76.312 millones no se girarán durante el 2022 a las Provincias y CABA por esta menor recaudación”.

En cuanto al impacto negativo sobre el impuesto a las Ganancias, el informe explica se deberá a que “se comenzará a aplicar de manera ‘plena’ el ajuste por inflación impositivo”. Esto, dice, disminuirá la masa coparticipable y resultará en una merma de $104.254 millones en los giros a las provincias y CABA.

Otro efecto, prosigue el informe, es que el proyecto de presupuesto rechazado incluía una suba extra de $ 19.000 millones al “Fondo de Compensación al Transporte Público de Pasajeros por Automotor Urbano y Suburbano del Interior del País”, que pasaba de $27.000 millones a $46.000 millones, y que con el rechazo ya no recibirán las provincias.

Zonas francas, obras y cuentas energéticas

Luego, se enumeran “otros beneficios” que perderían las provincias, como la posibilidad de establecer Áreas Aduaneras especiales y ampliar las zonas francas existentes, lo que según el informe será “una fuerte pérdida de oportunidades para provincias como Misiones, Mendoza, Jujuy, Corrientes, Entre Ríos, Salta”, el Plan plurianual de obras por $ 902.685 millones; el régimen de refinanciación de deudas con Cammesa, que según el adjunto de Massa “afecta directamente a las provincias de Chubut, Mendoza, Jujuy, Buenos Aires, Misiones, La Rioja, Córdoba, Neuquén y el AMBA”, y el cumplimiento de pago para los juicios ganados por las provincias de Santa Fe y La Pampa.

Por último, el informe señala que el perjuicio se extiende a los sistemas de salud provinciales, que tampoco podrán acceder a un beneficio importante como la devolución de IVA; así como muchas empresas y organismos estratégicos para el país, no lograrán contar con beneficios fiscales, tales los casos de INVAP (Rio Negro), y IMPSA y Salto Grande (Entre Ríos), entre otros.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar